Dicen que han dicho, de Rosario Vila

196 páginas
Autopublicado
Fuente del Limonar es un pueblo de casas encaladas y calles perfumadas de jazmín. De macetas de colores que adornan las fachadas y de grillos que cantan al anochecer. Es un pueblo cerquita del mar, tan bonito que casi parece una postal. Pero, sobre todo, Fuente del Limonar es un nido de cotillas. Hay tantas y tan bien entrenadas que es imposible guardar un secreto. Si a alguien se le ocurriera montar una clínica allí para rehabilitarlas no tendría plazas suficientes, es el chollo de cualquier psicólogo emprendedor. 
Por eso, cuando el descuidado pero atractivo nieto de la señora Aurora, del que nadie conocía su existencia y cuya madre huyó del pueblo sin despedirse muchos años atrás, a Azahar, Reme y Maite, oliéndose una historia escandalosa, les puede su gran vena cotilla. Azahar tiene un puesto de control como no hay otro, la pequeña tienda de ultramarinos de su madre. Pero también tiene algo que va a complicarle lo que está a punto de sentir por el misterioso recién llegado, catorce años de noviazgo con el bueno, pero simplón, de Marcelo. 
Cuando parece que las piezas del puzzle comienzan a encajar, el corazón de Azahar ya no tiene salvación. Mientras ella intenta resolver el enigma del objeto de curiosidad de todo el pueblo, él se dedica de lleno a seducirla, y Azahar sabe que al mínimo descuido puede pasar de ser una chismosa más a convertirse en la protagonista de los cotilleos. De repente, tendrá tanto que esconder como podría tenerlo él. Y, ya sabemos… Fuente del Limonar no es el sitio, lo que se dice, idóneo para guardar un secreto.

Conocí como lectora a Rosario Vila con Patas arriba, una de las novelas finalistas del Premio Literario 2016, y me gustó mucho la historia y la manera cercana de contármela. Esto influyó a que comprara alguna de sus otras novelas aunque no había leído nada más hasta Dicen que han dicho, atraída un poco por todo: por el color amarillo del limón, por el sabor a gente sencilla, por esa sinopsis que ya nos saca una sonrisa, y porque a veces una historia de estas que califican como feeling good apetece. Dicho y hecho, la compré y la leí un par de días después (todo un hito porque hay ebooks que están sin ser abiertos en mi Kindle durante meses y meses, por no decir años que suena demasiado aunque sea verdad).

Si conoces la vida en un pueblo, en donde todos los vecinos saben y comparten los detalles de lo que ocurre en la casa de al lado, y si no lo saben especulan sobre ello, te puedes imaginar parte del tono de esta divertida comedia romántica sobre cómo lo que comienza con un simple cotilleo puede liar las cosas, y cómo un forastero puede cambiar tu vida, que pedía a gritos silenciosos ese cambio.

Más que una historia de amor es una comedia con momentos divertidos, cierta intriga, y un mensaje claro para el lector. A pesar de que al final las cosas son como son y las personas también, hay que reconocer que el cotilleo tiene su punto divertido y su punto peligroso. 

Es una historia sencilla, sin complicaciones, cercana, con personajes tiernos y con los que te encariñas enseguida. No solo nuestra protagonista, Azahar, una chica divertida, muy cotilla, familiar, cobarde en cierta manera, amiga de sus amigas, cariñosa, inteligente, algo nerviosa y menos atrevida de lo que se intuía en un principio, sino también sus dos amigas, su madre, sus vecinos, su novio desde hace años y sus suegros forman un conjunto maravilloso de actores que la acompañan en este pequeña aventura que son sus días desde que llega al pueblo ese forastero que les lleva de cabeza, ávidas de información

Además, añadimos cierta intriga por desvelar un pequeño misterio, más cerca de pasado que de secreto, pero que consigue engancharnos a seguir leyendo o, lo que es lo mismo, disfrutando. La vida está llena de verdades y mentiras, de secretos y confesiones, y de momentos. 

Segunda novela de Rosario Vila que leo, en cierta manera en la misma línea que la anterior, divertida, amable, sencilla y con mucho más que decir de lo que a simple vista parece, y reafirma lo que pensaba de esta autora y sus historias. Sé que tenéis una lista muy larga de lecturas pendientes pero os aseguro que a veces merece la pena saltarse ese orden establecido y elegir una historia como ésta, que se lee de un tirón y te deja tan buenas sensaciones.

#HistoriasQueMeGustan
#MeHeReídoLeyendo #PequeñasGranHistorias
#CotillearTieneSusNormas #CotillearEsTodoUnArte
#Vecinos #Amigas #VidaSencilla
#TeQuiero #NoTeQuiero
#EquipoDeInformación 


Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. ¡Hola Carmen!
    Es un placer encontrarse más novelas de #feelgood para ir rellenando este pequeño vacío que dejan algunas novelas o que otras te han llenado mucho... Más de mala leche que de placer por la literatura.
    No he leído nunca a Rosario Vila, pero si es cierto que la portada (porque sí que soy una superficial en ese aspecto) me ha llamado mucho la atención desde la primera vez que la ví. Teniendo en cuenta que además soy de un pueblo donde los cotilleos no vuelan sino que corren más que los coches de Fórmula 1, me encantaría estar metida en el meollo de la historia para ver hasta que punto puedo sentirme como en casa jajajaja.
    Por lo que cuentas puede ser una buena novela, aunque también te confieso que últimamente me estoy queriendo alejar de la romántica purpurinosa en la que estoy metida porque normalmente ya es un ni contigo, pero tampoco sin ti y me aburro de tanto tira y afloja. O de ese instalove que se meten en los libros. A mi me gustan las cosas pausadamente, sin prisas pero sin pausas y que, por supuesto, no sea uno de los dos el que tenga que tirar del entusiasmo y el cariño del otro. Eso también me agota mucho.
    Te tomo la palabra porque como propósito de este año tengo leer otros autores. Así que lo dicho, ¡apuntado queda!
    Un besín ;)

    Etérea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Etérea,
      No es ese estilo de lectura. Es más comedia con un toque de amor pero la base es otra cosa. Yo te invito a que te animes con ella o con Patas arriba. Creo que te gustarán. Rosario Vila escribe muy bien, ya verás.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. hola,
    me parece una novela que puede gustarme, me la voy a llevar apuntada
    Gracias por la reseña
    Besote

    ResponderEliminar
  3. Yo no he leído a la autora, de vez en cuando me dejo caer por el género pero claro, siempre suelo tirar a la seguro, a algún título que sepa que va a gustarme y que, normalmente, es más conocido. Tendría que probar (aunque así a bote pronto, creo que me llama más su otra novela).
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carmen. No conocía a la autora, acabo de tomar nota y me gustaría leer la novela, Diversión, intriga y reflexión son ingredientes para un buen trabajo. Nada, que añado otro título para leer. Gracias.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018

El hombre fetichista, de Mimmi Kass #retoíntimo

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott