Diez negritos, de Agatha Christie

179 páginas
Edición de RBA (2010)
Diez personas sin relacion alguna entre si son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Sr. Owen, propietario de una lujosa mansion a la par que perfecto desconocido para todos sus invitados. Tras la primera cena, y sin haber conocido aun a su anfitrion, los diez comensales son acusados mediante una grabacion de haber cometido un crimen en el pasado. Uno por uno, a partir de ese momento, son asesinados sin explicacion ni motivo aparente. Solo una vieja cancion infantil parece encerrar el misterio de una creciente pesadilla

No es la primera vez que leo esta novela pero fue hace tanto tiempo que para mí ha sido la primera. Recordaba lo básico, diez personas en una isla que van muriendo poco a poco y no saben por qué o quién es el asesino. No sabía nada más. No dudé en apuntarme a la LC organizada por Oasis literario cuando la organizaron.

Supongo que la mayoría de vosotros, como personas con criterio y gusto lector xD, la habréis leído pero como puede que alguno quede por ahí algo despistado, no voy a desmigar mucho, no os preocupéis. Además, la fuerza de esta lectura radica en cómo la autora construye la red en la que van cayendo cada uno de los personajes. 


Si ya conocéis a esta autora, sabréis que sus novelas no son muy largas y no se pierden en divagaciones ni largas descripciones, aparentemente son fáciles de leer aunque creo que tienen mucho que decir justo por lo que no dicen. Esto es más una apreciación mía, supongo, porque cuando leo una narración así mi mente no para completando lo que me falta con mi propia imaginación, y esto es algo que también me ha ocurrido mientras leía.

No sé a vosotros pero para mí es importante que el escenario elegido sea una isla, aumentando la pretensión de aislamiento, de encerrona, de persecución y de una situación sin salida. Además, los diez personajes se me escapaban de vez en cuando. Debía pararme a pensar para colocar a cada uno en su sitio y así poder distinguirlos porque al principio me resultaba algo complicado. Entiendo que este efecto también era buscado por la autora, ya que poco a poco, si vamos dejando fluir la historia, vamos colocando a cada uno en su sitio, olvidándonos de los primeros, que tienen menos importancia aparentemente. Confieso que intentaba encontrar alguna pista aunque fuese pequeña entre todos las palabras, actos o gestos que me iban contando pero no lo he visto venir, me lo he creído todo como si de una buena obra de teatro se tratara.

Una novela increíble sobre le peso de las consecuencias de nuestros actos que para mí está más cerca de la novela negra que de la policíaca, con una base psicológica importante basada casi más en los hechos y en lo que no se cuenta que en lo que se narra. Casi me ha recordado a la fuerza narrativa de textos como los de Henry James, que nos demuestran la bajeza de la naturaleza humana frente a diferentes situaciones, pero sin la parte complicada de las palabras utilizadas por este autor que a veces hace muy cuesta arriba su lectura.

Es corta, se lee de un tirón, lo que recomiendo que hagáis para no perder el hilo de los personajes. Una de las cosas que más me ha sorprendido ha sido que no se haga referencia alguna al momento histórico en el que se vive, recién comenzada la II Guerra Mundial. 

Por lo que he podido leer, es la novela de Agatha Christie más vendida con más de 100 millones de copias, además de ser la novela de misterio más leída y uno de los 10 libros más vendidos de toda la historia. Escribir algo así es todo un arte porque juega, establece, distribuye, imagina y explica, todo en uno, y con la impresión de que Agatha Christie lo hace casi sin despeinarse, como si nada.

Su título original es Ten little niggers, pero en Estados Unidos se cambió el título a And then they were none y la canción sufrió también un cambio por Ten little indians. Aquí os dejo la canción en la que se ha sustituido la palabra nigger o indians por soldier al ser políticamente correcto (todo esto lo he sacado de la Wiki)

Ten little Soldier boys went out to dine;
One choked his little self and then there were nine.
Nine little Soldier boys sat up very late;
One overslept himself and then there were eight.
Eight little Soldier boys traveling in Devon;
One said he'd stay there and then there were seven.
Seven little Soldier boys chopping up sticks;
One chopped himself in halves and then there were six.
Six little Soldier boys playing with a hive;
A bumblebee stung one and then there were five.
Five little Soldier boys going in for law;
One got in Chancery and then there were four.
Four little Soldier boys going out to sea;
A red herring swallowed one and then there were three.
Three little Soldier boys walking in the zoo;
A big bear hugged one and then there were two.
Two Little Soldier boys sitting in the sun;
One got frizzled up and then there was one.
One little Soldier boy left all alone;
He went out and hanged himself and then there were none.
Diez negritos se fueron a cenar;
uno se asfixió y quedaron nueve.
Nueve negritos estuvieron despiertos hasta muy tarde;
uno se quedó dormido y entonces quedaron ocho.
Ocho negritos viajaron por Devon;
uno dijo que se quedaría allí y quedaron siete.
Siete negritos cortaron leña;
uno se cortó en dos y quedaron seis.
Seis negritos jugaron con una colmena;
una abeja picó a uno de ellos y quedaron cinco.
Cinco negritos estudiaron Derecho;
uno se hizo magistrado y quedaron cuatro.
Cuatro negritos fueron al mar;
un arenque rojo se tragó a uno y quedaron tres.
Tres negritos pasearon por el zoo;
un gran oso atacó a uno y quedaron dos.
Dos negritos se sentaron al sol;
uno de ellos se tostó y sólo quedó uno.
Un negrito quedó sólo;
se ahorcó y no quedó... ¡ninguno!

Ha sido una lectura muy, muy buena, que reafirma a Agatha Christie como una escritora que me gusta y me entretiene, con novelas cortas, que van al grano y que nos hacen pensar sobre nuestra propia naturales. Espero leer alguna más de ella durante este año.

Aquí os pongo dos imágenes de la película estrenada en 1945 y que puede que sea la más famosa para que podáis ver a cada uno de los protagonistas de esta novela. A mí me ha parecido curioso, la verdad.



#OasisLiterario
#Investigación #consecuencias #pasado
#engaño #isla #diezdesconocidos
#UnoAUnoVanCayendo #HastaElFinalNoHayFinal
#Clásicos #Años40

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. ¡Hola! Es la novela más vendida de agatha Christie pero quienes llevan recorrido con la autora me han dicho que no es el mejor, no lo se porque no he leído ninguno todavía jajajaj este tampoco. Es una novela que me gustaría leer en algún momento pero nunca me animo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Es, junto a Asesinato en Orient Express y La casa torcida, una de mis favorita de la autora. Me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Disfruto mucho con esta autora. En mi adolescencia era una lectura frecuente, ahora es más esporádica pero pasa por mis manos a menudo. ¡Y sigo descubriendo historias, personajes...!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carmen. Ay, que recuerdos... la leí hace mucho tiempo y me ha encantado recordarla. Gracias por tu reseña.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con una cosa que dices. ¿Verdad que parece estar escrito sin despeinarse? Es mi libro favorito de la autora, y me flipa cada vez que lo leo lo fácil que hace que parezca escribir un libro así.

    Me he propuesto como reto atemporal releer todos sus libros en orden desde el primerísimo, así que me voy a dar un buen empacho de la Christie (y con mucho gusto, además... jajaja).

    ¡Besote!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Primer sorteo del blog

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan