Me olvidé de mí


Me olvidé de mí, de Rafael Alcolea
367 páginas
Autopublicado y participante en el IV Concurso de novela indie de Amazon
Anna siente que la vida se le escapa, nunca tiene tiempo para ella, siempre está a merced de un marido triunfador y de sus dos hijos. Aunque lo tiene todo y debería ser feliz, no tiene mayores ilusiones personales que llevar a sus hijos a actividades extraescolares, arreglar la casa o preparar la comida. 
Anna decide cambiar su actitud derrotista y comienza a salir a correr para volver a recuperar la figura que tenía antes de tener a sus hijos, y de paso su autoestima. Estas escapadas a correr, y que hace a escondidas de su marido, la conducen a conocer a un atractivo hombre con el que se ilusiona, y a encontrarse con la escena de un asesinato. La muerte de una joven en los acantilados revelará que el apacible pueblecito de Lighthouse Point esconde secretos que pueden acecharte detrás de cada esquina. 
Anna descubrirá que si te vuelves invisible, cualquiera puede ir a por ti, no le importas a nadie.

Lo que parece una novela intimista sobre una mujer con una vida doblegada y maltratada por su marido, con la que consigues simpatizar dándote cuenta de lo mucho que sufre y de cómo “se olvidó de ella”, se convierte en una historia llena de suspense, misterio, algo de violencia y la sensación, no tan conseguida según mi opinión, de peligro continuo.  

La única protagonista es una mujer llena de complejos, pequeña de espíritu, que lucha en silencio por encontrar una salida a su soledad, a su situación, a sí misma. Su matrimonio la tiene totalmente anulada, bajo el yugo de un marido cruel, insensible y egoísta, que la trata como una esclava y la utiliza y, en cierta manera, la encierra en una bola de cristal creada a su alrededor. Su vida parece perfecta desde fuera pero en realidad está vacía, no tiene nada más que sus dos hijos. 

La novela está narrada en primera persona, por lo que vamos conociendo a Anna, sus anhelos, sus sueños, sus pensamientos, su pasado y en cierta manera, sufrimos con ella. Sorprendentemente este sufrimiento no es muy intenso (el del lector, no el del personaje claro), o al menos yo no lo he percibido como tal. He sido espectadora de los hechos pero no he llegado a involucrarme.

El primer capítulo de la historia nos presenta a una mujer encerrada, angustiada, en un lugar oscuro, tenebroso, para luego saltar a la vida de Anna. Esto ya nos permite saber que vamos camino de algo, que ocurrirá algo que romperá esa calma familiar tan angustiosa; hay algo más y poco a poco iremos descubriendo las cartas de ese misterio. 

Tiene sentimientos, tiene soledad, tiene acción, tiene suspense, tiene romance… un poco de todo. Quizá eso sea uno de sus valores. 

Ha sido una lectura que no ha estado mal. Muy entretenida. Con una historia que te obliga a terminar para conocer el final de todo. Es verdad que la trama en algún momento se vuelve previsible, pero todo lo previsible que se puede volver una película con suspense en la que enseguida notas por dónde van los tiros. Lo que sí le resta atractivo a la novela es la corrección, o mejor dicho la falta de correción. La novela necesita una corrección por los errores tipográficos que aparecen, por las faltas de ortografía que he detectado (sobre todo acentos) y porque hay algún error en la trama, como cambiarle el nombre a uno de los hijos en un momento (esto puede ocurrir, lo sé, no es tan grave, pero como lectores debemos exigir, sea una novela autoeditada o de editorial). Todo esto es más importante de lo que parece porque, por lo menos a mí, me saca de la historia encontrármelo. 

Le deseo toda la suerte a su autor en el concurso y espero que mucha gente se anime a leer la historia de la mujer que “se olvidó de ella”.

#PremioLiterario2017
#intriga #suspense #familia #miedo #secreto
#muerte #malostratos #maltrato #EEUU
#poder #falsasapariencias
#MejorSolaQueMalAcompañada
#sueñosrotos

 

Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Hola!! Pues yo la tengo en mi lista de pendientes. Pero para mi si tiene importancia los fallos que enumeras. Cambiar el nombre a un personaje aunque sea secundario me hace pensar que no presta atencion a su trabajo. La falta de una correccion mas de lo mismo. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Pues yo la tengo en mi lista de pendientes. Pero para mi si tiene importancia los fallos que enumeras. Cambiar el nombre a un personaje aunque sea secundario me hace pensar que no presta atencion a su trabajo. La falta de una correccion mas de lo mismo. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Esta la tengo en la lista de pendientes, pero necesito estar de un humor particular para leer este tipo de libros, así que me temo que tardaré en leerlo.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog