Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)


334 páginas
Publicado por Editorial Nefer.
Lady Jessica Charteris atesora en su corazón los recuerdos de su amigo Wolfe Lonetree. Él es el único hombre en quien confiar, el único capaz de protegerla de sus pesadillas, el único al que puede amar... y hará lo que sea necesario para que se case con ella.
Cuando Wolfe, un hombre duro, hecho a sí mismo, de madre cheyenne y padre inglés, es forzado a un matrimonio no deseado, obligará a la temperamental y mimada dama escocesa a que cambie los salones de bailes y las reuniones sociales por la vida ardua y sin concesiones del salvaje Oeste americano. Confía en que la joven se rinda al enfrentarse a la difícil vida que le espera, y vuelva a Inglaterra, dejándolo en libertad.
Pero él no conoce a Jessi, no sabe de lo que es capaz, y pronto quedará conquistado por una sensual elfa de cabellos rojizos que derrama lágrimas que le llegan a lo más profundo de su corazón. Aunque tampoco Jessi conoce realmente a Wolfe, ni su endemoniado temperamento.

Otro mes apurando la lectura del Reto Rita 2.0 hasta el último día. Ya casi se está convirtiendo en una costumbre. Espero que en mayo la cosa vaya más rodada y pueda terminar la lectura mucho antes del último día del mes. Creo que este mes las dudas me frenaban a la hora de elegir lectura y tuve que esperar a leer buenas opiniones para decidirme por Sólo mía, a pesar de que es la segunda de una serie, y prefiero leer las series completas y en orden.


Situamos la acción en Londres, a mediados del siglo XIX, con una chica que está desesperada por conseguir que su único amigo, que acaba de volver a la ciudad desde Estados Unidos, la salve de su próximo matrimonio, concertado por su tutor. Desde el principio sabemos que ambos tienen una historia común, de ella como niña y él como joven 7 años mayor. Quizá entenderíamos mejor esa dependencia que siente ella por él si conociésemos más sobre esa historia en común, pero no sé si eso se cuenta en la novela anterior o simplemente la autora busca que vayamos un poco a ciegas para luego ir descubriendo más a medida que avanzamos en la lectura.

Por la sinopsis sabemos que ella le fuerza a un matrimonio que no quiere, que detesta, y que se va a dedicar a sabotear, poniendo la paciencia de Jessica al límite hasta conseguir lo que busca, que ella pida la anulación.

Llegamos a América, al Oeste, un lugar agreste, solitario y peligroso. En esa ambientación seremos testigo de la lucha de voluntades, odiaremos un poco a Wolfie y nos sorprenderá la inocencia de ella, que raya a veces en la incomprensible.

Como ya os he dicho, ha sido toda una sorpresa. No me esperaba que el único hilo argumental fuese la relación de ellos y el camino que recorren hasta darse cuenta de que su amor (confundido con pasión) está por encima de todo. A esto le añadimos las diferencias claras entre la Inglaterra del siglo XIX, entre la aristocracia y un "bastardo" mestizo, y entre una chica muy, muy inocente de 20 años, con un gran bagaje vital dramático, y un guapísimo "lord salvaje" medio cheyene que siempre la ha protegido de todos sus fantasmas, incluso sin saberlo, y al que detestas un poco por la brusquedad de sus actos y al que adoras un poco por lo acertado de sus caricias.

El centro de la novela es la enorme tensión sexual que hay entre ellos, que cuando llega a su culminación lo hace de una manera bastante ahogada, explosiva, vibrante y, lo confieso, liberadora. Aunque a veces puede llegar a cansar la tirantez entre ellos a lo largo de la novela, solo por llegar a ese momento apoteósico, merece la pena leerla. 

Como todo no ha sido perfecto, hubiera preferido algo más de trama porque pasa por encima de algunos temas laterales. También reconozco que algunas cosillas de la historia me chirriaban, como ver que su tutor, y su mujer, conociendo lo mal que lo había pasado, la casaran (vendieran) a un conde viejo solo porque así pronto se quedaría viuda y podría disfrutar de la vida, o que Wolfie, que la adoraba, llegase a ser tan cruel con ella a veces (hasta yo he acabado harta de la perfección de Willow), que siendo el hijo de un Lord, aunque mestizo, el padre no le ayudase económicamente en nada aunque sí permitiese que se educase en Londres y regresara para la fiesta de compromiso de Jessica. No puedo evitar pensar que mis dudas se resolverían si hubiese leído la novela anterior o que simplemente es una novela donde todo lo que no sea el descubrimiento mutuo de su intimidad está sobrevalorado, xD

En resumen, ha sido una lectura romántica muy entretenida, que consigue, además de centrarte en ellos, que se te queden unas ganas enormes de conocer en profundidad a los hermanos Morgan (Ay, esos hermanos, cuáles vaqueros duros, fuertes y con un futuro romántico muy, pero que muy, apetecible). 

#retorita2.0 #ritalowell
#LaContenciónEsMuyMala
#YoTeVoyADemostrarLoQueEsPlacer
#MiPelirroja #AyEsosHermanosMorgan
#UnaMujerParaElOeste



Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios


  1. A mi Wolfe me gustó, pero hubo momentos que le hubiera dado de tortas eh? Por ejemplo en la diligencia, pensando que Jessie era la loca de los gritos... Siempre pensando que ella no daba la talla.. ay qué hombre!

    Mira yo después de leer el 4º puedo decir que Caleb con sus apariciones en todos los libros es mi personaje masculino favorito ^^

    Besinos ;-***

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! A mi me gustó mucho esta serie aunque no la recuerdo todo lo que quisiera porque hace mucho que la leí. Lo que si recuerdo es que en algunas partes me apetecía mata a Wolf.

    Un beso

    ResponderEliminar

  3. Desde el momento que están en el Oeste que se me hizo pesada la situación de ellos. Esos tiras y aflojas en los que Wolfe solo busca que ella se rinda y anule el matrimonio se me hizo insufrible por tantas veces que se repetía. Los diálogos son divertidos y a veces muy irónicos y creo que eso es lo que salvó para mí esas situaciones. En cuanto al pasado de Jessica creo que ni lord Steward ni su tia supieron la verdad de lo que le pasó, como tampoco lo sabía Wolfe que en ocasiones se pasa de cruel. Pero sí ha sido entretenidad y capta la atención del lector. Y en esta novela sí he tenido la sensación de estar en el Oeste.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Has llegado justito eh?? jajajaa Yo me veo este mes que llego por los pelos también. tiene buena pinta, si leo más de esta autora lo tendré en cuenta. buen post guapa

    ResponderEliminar
  5. Pienso un poco como Mystivnox Me esperaba mucha más profundidad en los personajes, a ver él no es habitual, cruce indio con lord inglés? No hay muchos, pero aquí es como... vale Y ella, aprende demasiado rápido. A ver, a cualquiera se nos haría mucho más difícil que a ella, y eso que nosotras ya estamos acostumbradas.
    No sé, me esperaba mucho más de una novela que al final se me ha hecho muy repetitiva y sí, la pasión y esas escenas son lo mejor, pero me aburrió
    Buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  6. Pues yo ahora mismo no disfruto nada este tipo de historias. Me gustan las novelas románticas, pero estoy cansada de que el "amor" en realidad sea solo atracción sexual, que los personajes no tengan un buen trasfondo psicológico, que todo sea un insta-love... ya no quiero más tramas trilladas y personajes ridículos (porque muchas veces por ser histórica los personajes femeninos son tan ingenuos que parecen niñas y no me gusta nada)... Elizabeth Lowel nunca me encantado, así que no creo que lea más novelas suyas.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley