Los viejos seductores siempre mienten, de Juan Bolea


220 páginas
Publicado por Editorial Alrevés
Cuando un frío y anodino día de invierno, Matilde Montenegro, una estrella de la novela romántica caída en el olvido, se presenta en el despacho del detective Florián Falomir, este no sospecha que su encargo, la entrega de una carta, lo conducirá a un laberinto de pasiones que llegará a sumergirlo en una orgía de sexo y traición. Porque lo que en un principio parece un trabajo sencillo, se convierte en la búsqueda frenética de la misteriosa destinataria de la misiva, Rosal de Luna, otra gran diva del género rosa. A partir de ahí, el ego y la fama de las dos escritoras reinas del melodrama erótico serán elementos tan importantes en la trama como los enigmáticos asesinatos a resolver. Desde la distancia, la inspectora Martina de Santo, el más icónico de los personajes creados por Juan Bolea, asesorará a un desubicado Falomir para intentar desvelar la solución de un caso protagonizado por mujeres arrogantes y viejos seductores, donde escarbar en el pasado puede acarrear consecuencias insospechadas. Solo un autor capaz de jugar con los géneros como Bolea podía deshilachar una historia tan paradójica, enigmática y divertida como los temas que trata: el amor, la seducción, la fidelidad…, mezclando escenas de hilarante comicidad y escenarios apesadumbrados por la tragedia. Todo ello en clave de novela negra pero desvelando de paso las claves de la novela romántica.

El detective Florián Falomir no es un desconocido en los libros anteriores de Juan Bolea, que si no me equivoco, es un personaje que nace de una de las novelas de la inspectora Martina de Santo. Podéis intuir que esta es la primera novela que leo de este autor a pesar del alto número que tiene ya publicadas. Como me ocurre en otras ocasiones, este desconocimiento de los personajes que vienen de otras novelas me transmite inseguridad lectora porque sé que me pierdo matices, guiños, motivos y causas.


El hilo argumental gira en torno a una investigación que, casi de manera casual, le estalla en las manos a nuestro detective privado, un personaje que se nos muestra con una edad y en un momento vital algo conformista, que parece disfrutar de los pequeños detalles que su insulsa o simple existencia le proporciona entre su novia, su oficina y su peculiar secretaria (o al menos eso se dice a sí mismo para convencerse)... ah, y ese socio que parece ser una sombra de lo que un día fue

De todas maneras, y dejando a un lado que esta es la primera novela que leo de Juan Bolea, ha sido toda una sorpresa. Más corta de lo esperado, me ha recordado a las clásicas historias de detectives eficaces, venidos a menos y el toque de humor que rodea sus acciones y pensamientos en el tono sarcástico tan común a este tipo de personajes. Confieso que me he acordado de Philip Marlowe (La dama del lago, de Raymond Chandler), por nombrar a uno sobre el que leí hace unos meses. Eso sí, para mí, a pesar de ser un gran personaje, me quedo con ellas, con todas ellas. Maravillosos personajes femeninos, desde el primero al último.


Es cierto que la trama es sencilla y prácticamente no se desvía, aunque nos deja ciertos momentos que nos recuerdan que podría haber más historia si no se centrara prácticamente en lo esencial. El gran valor, para mí, de esta novela, descansa en ese conjunto de personajes, dispares y extremos, que giran en torno a un misterio que "nuestro viejo seductor" intentará desvelar, con mayor o menor acierto, y con la ayuda o sin ella de aquellos a los que él acude. 

Me ha gustado la forma de contar que he descubierto en este autor, con pocas palabras pincela lo necesario para entrar en la trama y querer seguir avanzando, sin texto que sobre o que desvíe nuestra atención lectora. Sin ser muy descriptiva, he saboreado las palabras escogidas por el autor para contarme esta historia, que en parte me ha sabido a largo relato, perfecto para leer en una tarde. 

Más encuadrada en el género de detectives que novela negra,para mi gusto, siendo lo único que se acerca a este último la verdad implícita en la misma naturaleza humana, en sus debilidades y sus pasiones, y en lo que puede implicar a la hora de tomar decisiones. Es verdad que me esperaba algo más violento, más cierto y más oscuro


Ha resultado ser una muy buena lectura pero sin conseguir crear intensidad en el lector más allá de la mera intriga por el qué pasará a continuación en las peripecias de este protagonista que no se merece nuestra compasión y al que acabamos queriendo y viendo a través de los ojos de ellas.

Este sábado, día 30 de junio, dentro del programa de la III Feria Nacional de Novela Romántica de Benicassim, podremos hablar largo y tendido con Juan Bolea sobre esta novela que aunque no es del género romántico sí aporta un guiño a este género (lo descubriréis cuando leáis el libro). Nos han pedido que le hagamos un interrogatorio así que si a alguno de vosotros se le ocurre qué podemos plantear que no dude en decírmelo. Yo estaré eternamente agradecida ;)

Aquí os dejo el enlace a la Feria, por si os animáis a pasaros (yo os lo recomiendo, es el tercer año y los dos anteriores fueron estupendos) y al programa del fin de semana. Por cierto, si alguien va a venir que lo diga también y así nos conoceremos / saludaremos.

#UnViejoSeductor
#UnaEscritoraMuyParticular
#ElSecretoDeLoQueEs #ElSecretoDeLoQueParece
#UnaDeDetectives #SexoDrogasYRockAndRoll
#EnUnLugarRemoto #Aislados
#MisMujeres #NoTodoEsLoQueParece

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Buenas! Tú ya sabes que no es mi temática, pero este tipo de historias le encantan a mi madre, así que se la recomiendo. jejejeje
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso y nunca se sabe... quizá te enganches de nuevo a este género... todo es probar

      Eliminar
  2. Jo, pues me encantaría proponerte una pregunta cañón para el autor, pero es que no he leído absolutamente nada suyo... jajaja. No me importaría leerlo, tiene pinta de leerse bien y rápido, y si además los personajes merecen la pena, es un punto grande a su favor.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una pena porque confiaba en vuestra pericia para parecer más inteligente con eso de las preguntas... ;)

      Eliminar
  3. Hola, Carmen. No he leído nada de este escritor y ganas no me faltan. Suerte con tus preguntas, seguro que serán buenas. Me encanta las viñetas que utilizas para reseñar, nos dicen mucho del libro y lo he comprobado cuando hemos coincidido en lecturas. Son geniales.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de las fotografías. Utilizo imágenes libres de derechos de autor así que a veces no es fácil encontrar lo que me gustaría así que es más o menos una idea, unas sensaciones...

      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hola, he leído algunas novelas de Juan Bolea y participé el año pasado en una charla con él, en el club de lectura, en la que nos habló de las diferencias entre la novela negra y la policíaca. El personaje de Falomir aparece por primera vez en El síndrome de Jerusalén y como parecía que había gustado nos adelantó que iba a repetir. Besos.

    ResponderEliminar
  5. No he leído nada del autor y de momento creo que me anime tampoco.
    un beso ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

Sorteo Canción de sangre y oro, de Jorge Molist

La hermana sombra, de Lucinda Riley

La lucha de Jan - SORTEO #12

A contrarreloj - SORTEO #3