La paradoja del bibliotecario ciego, de Ana Ballabriga y David Zaplana


476 páginas
Publicado por Amazon Publishing
Confianza y engaño, fidelidad y traición, amor y abuso.
¿Qué hacer cuando tus peores miedos, tus más siniestras pesadillas, tus recuerdos más amargos se agazapan junto a ti, tras la puerta contigua, o duermen a tu lado, en tu misma cama?
Poco imaginaba Camilo, escritor de novela negra de gran éxito aunque de escasa altura literaria, que el hallazgo de una llave escondida dentro de una pistola que perteneció a su padre iba a desatar una serie de acontecimientos que revelarían secretos de sus seres más cercanos y de sí mismo. Poco a poco, los miembros de su familia se adentran en un laberinto infernal del que no saben escapar... acaso porque no existe salida.
En esta novela negra, coral y no exenta de crítica social, los personajes se ven envueltos en una espiral imparable de violencia en la que cada uno se muestra como víctima y verdugo, donde el claroscuro del alma humana aflora con todo su esplendor y muestra también su faceta más oscura.


Qué bien sienta comenzar una lectura recién publicada, no lo voy a negar. Leo novedades, y muchas (algún día sacaré una estadísticas de esas que los que me conocen saben que me gustan tanto sobre el porcentaje de lecturas según lanzamiento) pero suelo tardar un poco más, creo. Los lectores de novelas autopublicadas conocemos a esta pareja de autores sobre todo por su novela Ningún escocés verdadero, que ganó el III Premio Amazon Indie, en 2016. Tienen otras en su haber que ya he incluido en mi lista de deseos: Tras el sol de Cartagena (2007) y Morbo gótico (2010). No sé si es común a todas sus historias, pero como yo ya he leído dos puedo deciros que tienen una manera muy limpia, directa, adecuada y visual de narrar. 


Si buscamos la definición de paradoja en el diccionario encontramos dos acepciones; una más directa dicho o hecho que parece contrario a la lógica y otra más literaria figura del pensamiento que consiste en emplear expresiones que aparentemente envuelven contradicción (tipo nacer para vivir muriendo, por ejemplo). Como bien dicen Ana y David es su making off de la novela que publica Zenda Libros (os recomiendo que os paséis por ahí, tanto si habéis leído ya la novela como si no, es bastante esclarecedor), la vida está llena de violencia y un porcentaje altísimo de esta violencia se encuentra en nuestro entorno, aquel en el que nos deberíamos sentir seguros, a salvo, pero que a veces esconde a nuestro peor enemigo; de ahí la paradoja, al menos para mí; y no hablamos solo de violencia de género.

Me he encontrado una novela de personajes reales, llenos de miedos y miserias, que nos cuenta el poder de las consecuencias de nuestros actos, por muy insignificantes que parezcan; que nos habla de temores y cobardías, de vidas vacías, de familia, de violencia, de sexo, de acoso, de dolor, de recuerdos, de secretos y, en cierta manera, de amor, porque hay cabida para ese sentimiento, en diferentes maneras. También nos trae un vacío en valores que deja a nuestro criterio que consideremos circunstancial o coyuntural.

Es cierto que puede parecer que el personaje central es Camilo, escritor mediocre, pero con éxito, de novelas policíacas, inseguro y violento, que tras un acto aparentemente fortuito encuentra algo que le llevará directamente a su padre, policía ya fallecido hace más de veinte años. Sin embargo, el resto podría considerarse secundario, pero cada uno de ellos posee su propia trama, tan atrayente y con tanto peso como la búsqueda de Camilo, y en su conjunto van al final enlazándose a modo de espiral de fichas de dominó a la espera de ir cayendo de manera encadenada

No hay buenos y malos realmente, o por lo menos no están catalogados bajo esa distinción como suele ser habitual en muchas lecturas. En la propia naturaleza humana se encuentra la misma contradicción que nos hace ser como somos. La violencia está intrínseca en cada uno de los actores de esta novela, en mayor o menor cantidad, con mayor o menor consecuencia, y el acierto de estos autores es habernos creado un escenario tan desolador y negativo como solo una novela negra puede traernos, pero sin dejar de mostrar la cercanía de todo esto a nuestra propia realidad. Los pelos de punta se me quedaron con algunos detalles, quizá de los menos importantes, que me desvelaban la naturaleza más íntima de todos ellos. Es tan real lo que cuenta que creo que en parte produce rechazo.

Casi me he encontrado sin lugar para la comprensión, o mejor dicho, para la compasión, como lectora, y eso no me ocurre muy a menudo; pero sí me he hecho esas preguntas tan incómodas relacionadas con lo que habría hecho yo si esa fuese mi realidad (¿cuántas veces he utilizado ya este término? ¿demasiadas?)


En definitiva, me ha gustado la historia, cómo la cuentan y hacia dónde me ha llevado, por muy incómodo que me pudiera parecer. Es verdad que la acción va de menos a más, o por lo menos yo lo he sentido así, pero creo que era necesario para que consigamos conocer a cada uno de los personajes y el porqué de sus decisiones. El atractivo de esta lectura se ha centrado en la fuerza de las acciones de cada uno de los personajes, en la sorpresa por los giros de la trama y en un final que dejaba la narración muy arriba

No me gustaría terminar mi exposición sin hacer referencia a esa pequeña sabiduría literaria, y en parte casi filosófica, sobre las enseñanzas que un libro puede regalarnos y la manera de conseguirlo a través de las palabras de un personaje ficticio.

- Sin embargo, yo opino que lo único importante es hacer reflexionar al lector. ¿De qué sirve ayudarlo a gastar su tiempo sin más pretensiones? El escritor tiene también una responsabilidad social. Vale más la pena conseguir un lector reflexivo que un millón de ignorantes.

#LaVidaEstáLlenaDeParadojas
#Odio #violencia #pasado #secreto 
#familia #miedo #terror #acoso #maltrato
#EnEstaNovelaCabenTodosLosMales
#Violación #Miseria #Muerte





Comentarios

  1. Esta vez lo dejo pasar, sobretodo porque quiero limpiar pendientes antes del vernao.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Pues no tiene mala pinta Carmen, me gusta cuando las lecturas me provocan algo más que mero entretenimiento. Aunque primero leeré de ellos "Ningún escocés verdadero" que ya lo tengo en el kindle desde hace tiempo. Anotado para más adelante ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Este me apetece mucho, pero antes me leeré su anterior libro que lleva la tira en la pila de pendientes.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

La hermana sombra, de Lucinda Riley

La lucha de Jan - SORTEO #12

A contrarreloj - SORTEO #3

Sorteo 150 seguidores