Una luz en la ventana

Una luz en la ventana, de Christina Dodd

Titania
477 páginas
#retorita
Lady Saura Roget lleva una vida de servidumbre total —su patrimonio es controlado por su padrastro, un hombre sin escrúpulos— hasta que es enviada al castillo de Sir William de Miraval, un caballero que antaño había jurado vivir y morir guerreando hasta que su mundo se vio envuelto en una agonizante oscuridad.
A partir de ese momento la dama y el guerrero sucumbirán a una ardiente pasión... pero el peligro se cierne sobre ellos más allá de las paredes del castillo y muy pronto ambos se verán luchando por sus propias vidas, del mismo modo en que se rendirán a un incomparable amor.



Todo presagiaba una lectura romántica al estilo más clásico, con una fuerte presencia histórica de la Edad Media inglesa, justo antes de Ricardo Corazón de León, entre un Él y una Ella, dos personajes en mayúscula, fuertes, con un bagaje interesante tras ellos y una situación vital límite, lo que hace que su unión sea como un choque de trenes... pero no ha sido así.


Es curioso, porque la época está, la fuerte ambientación histórica también, con pinceladas políticas del momento, y los personajes son de esos que te gustan desde el principio: Ella, fuerte, decidida, con un supuesto límite físico que le impide hacer lo que a ella le gustaría pero no lo que los demás piensan, más insegura de lo que parece y con más inteligencia de lo que entonces era habitual; Él, huraño, malhumorado, hiriente, machista, dueño, trabajador, fiel, todo un señor feudal del la época. Además, le sumas una trama con cierto suspense que te mantiene con ganas de seguir averiguando. Pues a pesar de todo esto, la novela no me ha gustado.

Las primeras páginas (creo que unas 100) están muy bien. Contemplan todo el momento en el que ellos se conocen, chocan, discuten, sí pero no, esto me gusta esto no me gusta, eres un imbécil... hay algunas escenas muy interesantes entre ellos que a todo lector de este tipo de novelas nos encanta (momento bañera, no digo más). A partir de entonces la historia se me ha hecho cuesta arriba, no veía el final, no ha conseguido atraerme. Creo que no me la he creído, y eso que muchos de los aspectos tratados podrían ser reales, como las bodas con niñas de 13 años, las costumbres, la manera de relacionarse hombres y mujeres, la manera de gestionarse una casa/castillo de la época con cientos de personas...

Una de las cosas que sí me ha gustado mucho de esta lectura ha sido el valor que le da a la familia, tanto la de sangre como la elegida; y la lealtad, eso también está muy presente.

He leído que ésta fue la primera novela de su autora y que se nota la inexperiencia en su manera de escribir. También he leído que tiene novelas mucho mejores, tanto contemporáneas como de época, y que merece la pena descubrirlas (cosa que haré, algún día). Yo entiendo por qué se llevó el Rita, ya que tiene de todo y se nota un gran trabajo de documentación, pero hay historias mucho mejores que ésta, así que solo me queda buscarlas.

#RetoRita #PocoAPoco
#SinPrisaPerSinPausa
#EdadMedia #ceguera #amor #familia
#Tócame #Mírame #TeQuiero


Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Hola, esta autora es algo irregular. Te doy la razón en que este es de los flojos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Carmen, lo tengo pendiente #RetoRita, este es de los que me da un pelín de pereza, no sé .
    muasss

    ResponderEliminar
  3. Hola! Qué pena que no te haya gustado si finalmente tenía todos los ingredientes necesarios para ser una gran novela, a veces son cosas que pasan, jeje. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen
    Vaya mal no? Con lo bien que pintaba todo lo que decías al principio y luego zas!, tortazo al canto, qué rabia dan esas cosas.
    A ver si el próximo es de los que se disfrutan de principio a fin ;)

    Besinos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sin identidad, de Jorge Moreno

La lucha de Jan - SORTEO #12

II Café literario de Valencia #evento

Viento del norte, de Arlette Geneve

Palabra de McKenzie, de Tessa C. Martín

Madrid en mis lecturas

Del color de la leche, de Nell Leyshon

Ganador sorteo #6 CAEN ESTRELLAS FUGACES

El susurro de la acuarela, de Sofía Ortega

Cuando el olvido nos alcance, de Raúl García Reglero