No son molinos, ¡son highlanders!

No son molinos, ¡son Highlanders! de Lara Rivendel
436 páginas
Autopublicado
«¡Vas a acabar como Don Quijote, con el cerebro seco de tanto leer!» Si a Valentina le hubieran dado una moneda cada vez que alguien le decía estas palabras, podría haber hecho el viaje de sus sueños a Escocia. Pero Val no tiene dinero así que usa los libros para viajar, aunque a diferencia del hidalgo de la Mancha, las novelas que ella lee no son de caballería, son románticas. 
Val es alumna de primer curso en la Universidad Internacional Don Quijote, acabada de estrenar. Su pasión por la lectura hace que consiga el puesto de becaria en la biblioteca, donde revoluciona las costumbres de la bibliotecaria jefa creando un club de lectura virtual: Las Pícaras Molineras. 
Y no es la única revolución que tiene lugar durante el curso. Miguel, un guapísimo estudiante de psiquiatría que está realizando su tesis doctoral sobre el Síndrome de don Quijote, se siente muy atraído por ella, pero Valentina no tiene claro si la ve como a una mujer o como a un conejillo de indias. 
La llegada de Ian, un estudiante escocés de intercambio, hace que la vida de Val se complique de un modo muy interesante. ¿Se quedará Valentina de la Mancha con el psiquiatra que la vuelve loca o se convertirá en Valentina de las Highlands? 

No sé qué esperaba cuando compré esta novela, pero tengo que reconocer que me lo he pasado muy bien mientras leía esta historia, además de sentirme reflejada en muchas de las "locuras" de la protagonista con la lectura. Es una historia divertida, ingeniosa, llena de clichés pero a la vez bastante original, en la que una chica con mucho potencial y algo de falta de seguridad se enfrenta al amor y a ser fiel a sí misma.

Es verdad que hay dos historias que fluyen conjuntamente, de dos mujeres distintas pero con similitudes, que se encuentran en dos momentos diferentes de su vida pero que aprenden a seguir adelante con decisión y orgullo. Quizá por cercanía de edad me identifico más con Missy, de la cual me he sentido muy orgullosa, y eso que sólo es un personaje de ficción. Casi me he visto buscando síndromes para ella. 

Divertida historia que nos muestra la autora con este claro homenaje a las miles de lectoras que devoran los libros y que viven con pasión las lecturas que realizan mientras comparten su experiencia en las redes, en clubs de lectura o simplemente con amigos, hablando de ellas.  Cientos de detalles no pasan desapercibidos si eres lector de novela romántica: citas de libros, personajes, autores, sagas, historias.... también desmitifica ciertos aspectos, y eso se agradece. Es en parte realista, ya que la vida no es fácil ni es de color de rosa. Creo que la autora nos intenta decir que todo es cuestión de actitud, ya que los problemas existen y existirán, pero lo importante es cómo nos afrontamos a ellos. 

Me ha gustado el estilo sencillo y directo de la narración. Creo que de una manera bastante fluida la autora es capaz de decirnos lo que quiere y como quiere. La construcción de los personajes es muy buena, sin llegar a ser intimista, y teniendo en cuenta que estamos frente a una comedia romántica sin pretensiones, sencilla pero lo bastante sólida para que recibas más de lo que parece y casi sin darte cuenta. Los personajes son lo que son sin mayor complicación, y esto se agradece. Es una historia para relajarte y disfrutar, reírte un poco y acabar con muy buen sabor de boca.

Me sobra cierta parte al final en la que se permite el lujo de "adoctrinarnos" con cuatro frases que te dan un filosofía de vida. Creo que todo eso se entendía sin necesidad de escribirlo.


Otro de los valores de la novela es cómo integra El Quijote en la historia. La locura de enfrentarse a lo que uno cree que es y lo que es, los molinos, Escocia, el amor, los engaños... se nota que a la autora le apasiona leer, le encantan las novelas románticas y nos recuerda lo importante que es que seamos sinceros con nosotros y que vivamos, levantándonos cuando nos caigamos para seguir adelante.

#comedia #yoleoromántica
#QuieroUnAlonsoEnMiVida
#DonQuijote #autopublicados #recomiendoleer #leoycomparto #YoQuieroSerUnaPícaraMolinera
#DóndeEstáEsaUniversiad
#amor #ElMinisterioDelTiempo #Outlander #DianaGabaldón

#LolaPNieva #AlonsoDeEntrerríos

Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. A ver, a simple vista... la portada no me gusta y es el típico libro que no me entretendría en leer la sinopsis. Sin embargo, tras leer tu reseña me ha causado una muy buena impresión. ¿Con clichés pero a la vez original? Lo que también me llama es que dices que es realista, algo que a muchos libros le falla.
    Me lo apunto en mi lista.
    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te animas a leer la novela, me encantaría conocer tu opinión una vez lo hagas. Ten en cuenta que es una comedia romántica sin más.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Buena reseña aunque no estoy de acuerdo en algunas cosas. Entretenida sin mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace mucho aprendí que lo que a mí me puede encantar a otro puede dejarle indiferente, y de ahí lo maravilloso de los libros. Estaría encantada de hablar sobre tu opinión (adoro los debates literarios), sea vía blog o vía privada... ya sabes donde estoy si quieres.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. ¡Oh, qué bonita reseña, Carmen! Desde luego que para gustos los colores, porque entiendo y acepto las críticas a la novela, pero que a alguien no le guste esa cubierta tan bonita y evocadora no me entra en la cabeza, jajajajaja. Empecé esta locura hace tres años y, como novata que soy, me emociona leer que los personajes llegan al corazón de las románticas. Missy se siente muy acompañada por todo el cariño que recibe. Anótate en un rinconcito de la cabeza, si quieres, la novela que publicaré como Lara Rivendel el verano que viene. La protagonista y Missy tienen mucho en común ;) La de este año es más alocada, un intento de intentar entender este mundo tan surrealista en el que nos ha tocado vivir. ¡Un abrazo fuerte! Tu opinión me ha hecho muy feliz. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pararte a comentar mi opinión. Tengo en mente leer tu nueva novela (algún día, espero que no muy lejano, aunque supongo que conoces el síndrome de la lista eterna para las lectoras insaciables), y me apunto estar pendiente de la que saques el año que viene.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Jajaajja, sí, necesitamos universos paralelos para poder leer todos los libros de nuestros autores favoritos, ver todas las películas y series, visitar todos los lugares increíbles... ¡Multiverso real ya! ;)

      Eliminar
  4. Hola.

    Aunque no soy muy fan del Quijote tu reseña si me ha llamado muchísimo la atención, así que me lo voy a apuntar por si tengo ocasión de que pase a formar parte de mis futuras lecturas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Vale, lo primero que me ha llamado la atención de la reseña ha sido, sin lugar a dudas, el título del libro: es muy divertido y creo que refleja a la perfección el contenido del libro. La verdad es que yo no suelo leer mucha romántica, pero con esta creo que voy a hacer una excepción, por tratar también sobre la lectura y a mí me parece bastante original ^^ ¡Muchas gracias por descubrírmelo!
    Un abrazo y pásate cuando quieras :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, no sé si es un libro adecuado para una no lectora de romántica, porque no olvides que la historia está llena de clichés, de esos que a las lectoras de romántica no nos molestan. Por otro lado, puede que te sorprenda que hay lecturas de romántica que están muy bien.
      Si te animas, ya me contarás
      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sin identidad, de Jorge Moreno

La lucha de Jan - SORTEO #12

II Café literario de Valencia #evento

Viento del norte, de Arlette Geneve

Palabra de McKenzie, de Tessa C. Martín

Madrid en mis lecturas

Del color de la leche, de Nell Leyshon

Ganador sorteo #6 CAEN ESTRELLAS FUGACES

El susurro de la acuarela, de Sofía Ortega

Cuando el olvido nos alcance, de Raúl García Reglero