El puerto de los leones, de Constanza Chesnott #PremioLiterarioAmazon2020

Venganza, secretos de familia, ardientes pasiones y lucha de poder en el exuberante Singapur del s. XIX.

Catorce años después del accidente que mató a sus padres, Dara Lorenz regresa a la plantación La Esmeralda en busca de respuestas, pero su llegada despierta los demonios del pasado. Arrastrada por un torbellino de emociones y recuerdos inconexos, tendrá que reconstruir el desbaratado puzle de su existencia mientras se ve inmersa en la lucha de poder que libran las sociedades secretas por el dominio del lucrativo negocio del opio y el tráfico de culis en la isla.

Solo podrá confiar en un atractivo exconvicto con un oscuro pasado, que la arrastrará a vivir un apasionado romance mientras juntos descubren los secretos que se ocultan en la palpitante jungla de Singapur y que amenazan con destruirla. En la sombra, alguien está dispuesto a todo con tal de que no descubra la verdad.

El año pasado disfruté muchísimo de su novela Donde braman los vientos, no solo por la historia en sí sino también por cómo estaba construida y por cómo aunaba pasado y ambientación con un gran relato. La autora se presenta este año de nuevo al Premio Literario Amazon con El puerto de los leones y no podía dejar de leerla, siempre con la curiosidad de constatar que lo del año pasado no era algo puntual y que el estilo de Constanza Chesnott iba conmigo; sin duda, es una autora segura para mí: dos de dos. Me ha gustado mucho esta novela; muchísimo, la verdad. Ahora debo contaros un poco sobre ella para que os entren unas ganas enormes de leerlo, o por lo menos de descargaros la muestra gratuita de Amazon y así ver si os engancha. Yo os recomiendo que lo hagáis, y luego me contéis si no os apetece seguir leyendo.

La heroína de esta historia es una joven huérfana heredera, que se ha educado en un colegio privado inglés donde su tío la llevó tras la muerte de sus padres. Dara Lorenz guarda un recuerdo muy vívido de Singapur, de su plantación, de sus padres y de lo que fue su infancia, por lo que decide viajar a ese país para tomar las riendas de su vida tras catorce años alejada. Estamos en 1869.

En cierta manera, podríamos decir que es una novela landscape ya que se sitúa en un lugar exótico y lejano, como es Singapur, en plena época colonial

En cuanto bajé del barco, dejé que los olores de Singapur se me metiesen por los poros de la piel. Cerré los ojos para retenerlos todos y permití que el sol y la suave brisa los removieran a mi alrededor. Entreabrí la boca para poder saborearlos, ya que flotaban en el ambiente. Singapur sabía a verdor y a néctar de flores, a humedad y a viento salado, a esencia de coco, a dulce de tapioca... Abrí los ojos y busqué entre la gente el origen de los olores de mi niñez.

La novela tiene dos puntos centrales, uno es Dara y el otro es Nathaniel, del que iremos conociendo su procedencia y su proceder. Se van intercalando capítulos narrados en primera persona desde el punto de vista de él y de ella, lo que aumenta la intimidad que podemos llegar a tener con ambos, con capítulos del resto de personajes, narrados en tercera persona para aportar mayor distancia y perspectiva. Esto les permite tener, asimismo, su propio espacio: el tío de Dara, Fray Andrés, Tam y algún otro.  De ahí que los situemos como los peones que conformarán la trama cuyo peso, tal y como ya os he dicho, llevan Dara y Nathaniel. 

—Me imagino lo que está pensando de mí... —esta vez sí lo miré a los ojos; por supuesto que era un seductor, con esos labios, la barba fina, el cabello ondulado y ese torso...—, pero le aseguro que el seducido he sido yo.

Más intrigante de lo que me esperaba. Hay uno o dos o tres misterios pendientes, depende de lo que entendamos por misterio, que convierten la lectura en algo muy interesante. La parte de la ambientación es maravillosa, sin llegar a abrumar. Y la manera en la que está trazada la línea que lleva toda la trama me parece muy acertada.

El frío de Inglaterra quedaba lejos, muy lejos, y también todo lo que sabía de mí misma hasta que pisé Singapur. Ahora yo era lluvia impregnada de flores, y una sensualidad que me arrasaba por dentro estaba a punto de rebosar.

Pensad que Dara se va a encontrar con una situación inesperada y solo querrá luchar para sacar todo adelante, y Nathaniel, quien busca redención, será el apoyo indispensable para avanzar. Además, por mucho que imagines lo previsible de la historia, ese giro inesperado que da la trama aporta una fuerza mucho más significativa y aumenta las ganas de recomendarla

—Nathaniel, eres dueño de tu presente. Tus acciones marcan el hombre que eres. Nada de lo que fuiste existe ya.

¿A quién le gustará? A todo lector que disfrute de novelas ambientadas en lugares exóticos, en épocas coloniales, con intrigas, secretos, familia y pasado. Os aseguro que no se hace larga, al contrario, se lee de forma muy fluida. Mi consejo es que te olvides de esa portada que te lleva a pensar algo que no es, y confíes en que el relato construido por Constanza Chesnott merece mucho la pena

El tiempo me dará la razón, es lo único que tiene a su favor la gente honrada. Tarde o temprano, el mal que se ejerce, se sufre.

No sería ninguna sorpresa para mí si estuviera entre los finalistas. En una novela muy completa, bien escrita, bien construida y bien cerrada. Ahora solo falta que más gente se anime con ella.





Comentarios

  1. Tomo nota de esta novela. Por lo que nos comentas en tu reseña es landscape, y tiene unos ingredientes muy atractivos. Para tener muy en cuenta también tus comentarios sobre la ambientación. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues sí que la portada le hace un flaco favor. Lo que comentas de la novela me atrae mucho, así que la tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No pinta mal Carmen, la tendré en cuenta para futuras lecturas, buen post ;)

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo en pendientes, no sé cuando podré ponerme con él, pero espero que sea el mes que viene. A ver si lo disfruto igual que tú. Donde braman los vientos me encantó, pero lancé de cabeza con otro título y no lo disfruté tanto. Así que tengo muchas ganas de leer este
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Otra autora con la que tengo que lanzarme y que tú has disfrutado tanto. Y cierto que esa cubierta no es muy acertada.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Prime Student

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog

Toda la verdad de mis mentiras, de Elísabet Benavent