Misterio en Haven Manor, de Kristi Ann Hunter

Serie: Haven Manor - 1
Autor: Kristi Ann Hunter
ISBN: 9788416973835
Género: Ficción histórica / Clean Romance
Páginas: 416
Formato: 15 x 22 cm
Encuadernación: Rústica con solapas
Título original: A Defense of Honor

Una huida, un regreso y una apuesta arriesgada para salvar a quienes lo necesitan... Y salvar su amor.

Cuando Katherine «Kit» FitzGilbert dio la espalda a la sociedad londinense hace más de una década, decidió no volver a poner un pie en un salón de baile. Pero cuando un asunto la lleva a Londres y se ve obligada a luchar por su vida, tiene que volver a uno de esos salones, donde se topa con Graham, lord Wharton. Y por primera vez en la vida, desea que las cosas hubieran sido distintas... Sin embargo, desde hace tiempo se dedica a ayudar a mujeres a escapar de la ciudad cuando su situación se ve comprometida en sociedad, así que no puede distraerse. Ojalá se lo pudiera contar todo a Graham, pero, si lo hiciera, ¿qué precio tendrían que pagar por la verdad aquellos a los que ama?

Este fue el libro que me envió la editorial cuando les pedí que me recomendaran una autora, que no hubiese leído de su catálogo, dentro de la romántica de época que ellos publican. No soy muy fan de la cubierta elegida para este libro, que contiene una historia muy recomendable con la que he disfrutado leyendo y que nos habla de un tema del que no se suele hablar en este tipo de novelas.

Con un comienzo intrigante, entretenido y algo diferente, sobre un encuentro aparentemente casual que hace de pistoletazo de salida para la trama de esta historia, descubrimos a la pareja protagonista: Kit, que desde el principio ya sabes que soporta mucho equipaje detrás, y lord Wharton, cuya curiosidad y ciertas circunstancias le ponen en el camino de esa mujer tan singular.

Dos personajes fuertes, maduros, con un pasado importante y definitorio que marca lo que han sido sus vidas y su realidad, quizá más en el caso de Kit que en el de Graham.  Él, un lord poderoso, y ella, alguien que no es ni la sombra de lo que fue pero cuya determinación es admirable; ambos con un carácter fuerte y, si no recuerdo mal, porque la memoria lectora me juega a veces malas pasadas, con cierto orgullo, una porque no se fía de nadie y otro por hastío que le da la sociedad en la que se mueve. Es verdad que a él le gana la curiosidad por ir más allá, por saber, por conocer y, por qué no decirlo, por proteger; mientras que a ella, no es solo el anhelo de algo sino el peso de los remordimientos y las consecuencias de sus actos.
¿De verdad creían todas las personas que estaban en aquel salón de baile a su espalda que esas lujosas vestimentas y ostentosas vueltas alrededor de la pista les protegerían de las cosas desagradables de la vida?
No, solo las ocultaban.
Me he tomado la mayor parte del libro como un cortejo, como si ellos se estuvieran rondando. Quizá sería más acertado tratarlo de encuentro entre dos personas cuyas situaciones personales son muy diferentes, que coinciden y que van aprendiendo a apreciarse y a conocerse, aceptando que ese algo que se desconoce, esa historia oculta, acabará uniendo su camino. 

Aparentemente no pasan muchas cosas, pero sí que pasan. Lo que desencadena ese encuentro, y esa manera en la que se van conociendo, a la vez que salen a la luz todos los secretos, es lo maravilloso de la historia.
A la mayoría de las mujeres de la alta sociedad las habían educado para sonreír con afección de actuar como si no pasará nada malo. Era una de las cualidades que las hacía perfectamente intercambiables y una de las posibles razones por las que Graham todavía no se había planteado contraer matrimonio a los treinta y un años. No quería perder a su esposa en medio de una aglomeración porque no pudiera distinguirla del resto de los asistentes.
Creo que es un texto sólido y romántico, quizá algo endulzado por esa manera de vivir la vida de Kit y esa ignorancia de Graham, quien demuestra ser un personaje muy inteligente que será capaz de ir descubriendo todo. Si bien las mujeres tienen mucha fuerza en esta historia, para mí el protagonista es él porque es quien va despejando el camino hasta conocer toda la verdad, quien acaba comprendiendo y quien cambia al abrir los ojos. Realmente, Kit se va descubriendo a sí misma y a curar sus heridas, pero lo hará gracias a él.

Cuando terminé de leerla, me di cuenta de que había sido mucho más interesante de lo que esperaba, sobre todo por el tema que contiene. Un tema complicado, y real, bien tratado y bien llevado en la historia, sin que, para mí, se le reste veracidad e importancia, aunque siempre desde la relativa comodidad que puede darte una novela romántica de época. Es un perfecto acompañamiento para ese enamoramiento de la pareja que, sin grandes tentaciones ni desenfrenadas pasiones, se va acercando, conociendo, aceptando y admirando
—Con los años, me he dado cuenta de algo curioso —dijo por fin—. Los fantasmas que más te persiguen son los que te niegas a reconocer. Y pasado que intentas enterrar es el que más capacidad tiene de hacerte daño.
En resumen, Misterio en Haven Manor es una novela romántica ambientada a comienzos del siglo XIX (1816) en Inglaterra que nos cuenta cómo los protagonistas, que coinciden casi por casualidad una noche en una importante fiesta, acaban rompiendo con sus propios miedos. 

Es cierto que la relación de ellos se forma de una manera relativamente sencilla. No obstante, aunque al principio deseaba que la parte romántica de la historia tuviera más peso, el interés que me generó tanto la trama como la acción hizo que disfrutara muchísimo de esta lectura, de su historia y del camino que me ha abierto para las próximas novelas de la serie.

Destaco no solo el tema que trata sobre esas mujeres desprovistas de herramientas para luchar por sí mismas, que se veían abocadas a tomar decisiones que de otra manera era posible que nunca hubieran tomado, sino también la importancia de entonces de la legitimidad y la ilegitimidad filial. Además, tenemos el amor de una familia, el sentirse querido por ella, la amistad llevada al límite, los lazos de sangre y de no sangre, y el apoyo de los demás.

Ha sido una buena lectura. Quiero más de Kristi Ann Hunter.





Comentarios

  1. Tiene muy buena pinta Carmen, la tengo en cuenta y la portada me llama, buen post guapa. Besos

    ResponderEliminar
  2. Interesante, me gusta lo que cuentas y mucho, lo voy a apuntar antes de que se me olvide.

    ResponderEliminar
  3. Hola, pues a mí me gustó bastante la lectura, más por el trasfondo que por el romance y el personaje de Graham me chocó un poco porque para tener tanto mundo al final resultó ser bastante inocente y lo que no me convenció fue que trasladó a Kit esa inocencia de creer que todo saldría bien porque eran buenas personas... Sin embargo, me sigue pareciendo una lectura interesante y creo que la reseña te ha quedado genial, muy completa ♥
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Pues creo que disfrutaría con esta historia, así que la tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. En cuanto leo un título del nombre de alguna mansión inglesa en el SXIX, ya no puedo resistirme. Y más si lo primero que pones en la reseña es ficción histórica.
    Parece mentira la de escritoras que, mediante sus libros, daban voz a las mujeres en esas épocas en que solo eran un mero jarrón decorativo. Bravo por ellas. Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola
    Oye, no había escuchado hablar de esta obra y la verdad, es que has conquistado mi corazoncito que siempre está abierto para encontrar nuevas plumas.
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    solo he leído una novela de esta autora y tengo muy claro que no es para mí... ya sabes, para gustos ... jajaja Qué aburrido sería si nos gustara a todas lo mismo
    No es tan solo clean romance, con lo que no tengo ningún problema, hay muchísimas novelas blancas a las que el sexo no le hace falta.-... y si te gustan los clásicos, es algo a lo que ya estamos acostumbradísimas.
    Mi problema con ella es el tema de Christian-romance, es algo con lo que no puedo.
    quizás tuve la mala suerte con leer justo el peor en ese sentido, no sé,
    Ya me dirás si en este tiene también tanta importancia el tema, quizás solo tuve muy mala suerte
    Un besote

    ResponderEliminar
  8. Parece muy interesante, Carmen. La tendré en cuenta.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Prime Student

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018