Salvaje, de Nicole Jordan #RetoRita4

Editorial: Esencia
Temática: Novela romántica | Novela Romántica histórica
Colección: Novela romántica
Traductor: Lara Agnelli
Número de páginas: 464

La belleza de Summer Weston es conocida entre todos los solteros del condado de Texas, incluido Lance Calder, un mestizo orgulloso y apasionado al que ninguna dama le daría ni los buenos días.
Sin embargo, Summer lo necesita, pues él es la única esperanza que le queda de rescatar a su hermana de la tribu comanche que la tiene secuestrada. Pero el joven sólo está dispuesto a ayudarla a cambio de que se case con él.
Desesperada y asustada, acepta el trato, y juntos emprenderán el viaje hasta el peligroso terreno comanche. Una aventura que cambiará sus vidas para siempre…

Qué bien sienta leer una buena novela romántica que aúna una gran historia, dos personajes bien trabajados y romance de ese intenso que te toca el corazoncito. Sí, sienta bien, sobre todo porque estas lecturas descansan mi alma lectora; me relajan lo suficiente como para ocupar mi tiempo, olvidándome de lo demás... vamos, que son de esas que sabes que una vez que las empiezas, no dejarás de leer hasta el final; todo de un tirón. 

La portada no deja lugar a dudas: estamos en el lejano oeste americano, más concretamente en la segunda mitad del siglo XIX, en el estado de Texas y justo al final de la Guerra de Secesión entre el Norte y el Sur, lo que ha dejado a la población muy mermada. Indios y vaqueros, si queremos simplificar, aunque también estaban los unionistas y los confederados, y la supervivencia y la defensa de la tierra, como propiedad y pertenencia. No es una novela de fuerte ambientación histórica, pero esta ahí y forma parte de la trama, siendo un buen contexto para colocar a la pareja protagonista y crear el conflicto principal, y también los secundarios, que dificultan su acercamiento.
No puedes culpar a un hombre de todas las barbaridades cometidas por su raza.
Partimos de un prólogo que pone el punto inicial a la manera de relacionarse de ellos: ella manejando a su antojo la situación y él en una postura más débil porque ser un mestizo en tierra de colonos no es algo sencillo ni fácil de aceptar. A partir de ese momento, pasan varios años y la situación cambia un poco, permitiendo que se acerquen y obligándoles a estar juntos para ayudarse. Poco más os voy a contar, pero tened en cuenta que no solo están ellos y su manera de relacionarse, también están sus propias inseguridades y heridas, sus miedos y sus fortalezas, a través de las cuales deberán aprender a apreciarse

Bonito dilema, un poco al estilillo americano del honor y de lo que está bien y no está bien, no tanto porque unos sean buenos buenísimos y otros malos malísimos, sino más bien enfocado hacia lo correcto a pesar de lo establecido. Puede que haya moralina pero, sinceramente, eso me ha dado igual, porque yo lo que busco es seguir leyendo sobre ellos, sobre esa pareja que forman y sobre sus momentos juntos.
Los texanos no hacían nada a medias. Cuando día van, lo hacían con todas sus fuerzas. Y odiaban a los comanches.
Era su sino en la vida, ser un marginado. Pertenecía a dos sociedades, pero no encajaba ninguna
Dos personajes complejos; Lance, muy masculino, rudo y salvaje, y con un corazón increíble, un gran sentido del respeto y del honor, y bastante inseguro por eso de no pertenecer a unos ni a otros; Summer, inteligente, decidida, caprichosa y capaz de rectificar, si debe hacerlo. La novela, su historia, es el camino que recorren mientras ves todo lo que cambian

Es una gran y bonita historia de amor, en un momento convulso con ataques entre la población indígena, y más en concreto los cherokee, pueblo al que pertenece Lance, y los colonos, que habían ocupado sus tierras. Nicole Jordan no se regodea en la crueldad de ciertas escenas, pero tampoco la evita y, si tiene que nombrar algo, lo dice. Eso es algo que he agradecido en esta lectura. No obstante, lo importante es la relación de los dos y su evolución, mientras todo lo que les rodea impide que, por un motivo u otro, estén bien. 

Eso sí, tengo que reconocer que, aunque esa inseguridad de Lance a veces podía llegar a ser tierna, consiguiendo de mí un sentimiento de protección, en otros momentos solo tenía ganas de decirle «venga, espabila, que te lo está dejando muy claro y no hace falta que todo el rato pienses que no vales nada o que te está engañando»
—Estamos casados, Lance. Para lo bueno y para lo malo Solo nos tenemos el uno al otro.
El corazón de él se detuvo durante un par de latidos.
—¿Te tengo, princesa? —susurró.
—Sí, me tienes — respondió ella, con sinceridad
Maravillosa historia que parece que se ha quitado ese polvo rancio que suelo encontrar en las novelas románticas de los años 80 (la novela se publicó por primera vez en 1994), actualizando bastante la trama, que adquiere mayor peso en la historia y en la pareja, sin dejar de lado la relación de ellos y su interacción, tanto espiritual como física, que, sin ser abundante, sí que está presente en todo el proceso. La autora se encarga de describir sus encuentros con bastante detalle y sin temblarle el pulso. Creo que enseguida aprendes a notar ese deseo negado que existe entre ellos, hasta transformarse en un amor incondicional. Quizá la "flojera" de ambos (llámale flojera, llámale inseguridad) le da un toque de realidad, pero solo momentáneo porque el final feliz está ahí, como se espera y se desea.

Un buen Rita; sí, señor. Y una autora que se convierte en una buena opción para seguir ahondando en sus libros; a ver qué más descubro.

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Buena reseña 👏🏼 yo también leí este y me gustó mucho😉

    ResponderEliminar
  2. Pues no tiene mala pinta, me lo apunto a ver si le busco hueco.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Carmen
    Lo leí el año pasado, creo que estaba de oferta en el C.I. y lo compré, sin grandes expectativas porque sé lo que esperar de Nicole Jordan y, además, es una de sus primeras novelas. Y me tuve que tragar mis propios pensamientos porque me gustó mucho, fue una muy buena grata sorpresa. Así que me uno a tu recomendación. Buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que te haya gustado. La verdad es que, sí, sienta bien leer una novela de este tipo que te guste jajajaq
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo este lo leí para otro Reto y me encantó, lo disfruté muchísimo, me alegro que tú también, besos y buen post

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018