¿Quién se ha llevado a Daisy Mason?, de Cara Hunter


Colección: Los Imperdibles
ISBN: 9788417761714
Última edición: 1
Encuadernación: Rústica con solapas
Páginas: 416

Durante una fiesta en una tranquila casa de las afueras de Oxford, una niña desaparece misteriosamente. Ninguno de los vecinos ha visto qué ha ocurrido con Daisy, o, al menos, así lo afirman.
El inspector Adam Fawley trata de no llegar a conclusiones precipitadas, pero sabe que nueve de cada diez veces, el culpable es alguien a quien la víctima conocía. Lo que significa que alguien miente. Y que la carrera contrarreloj para encontrar a Daisy ha comenzado.



Aunque más tarde de lo que debería, aquí os traigo mi opinión y mis sensaciones tras leer esta novela que, sin ninguna duda, consigue que la leas de un tirón incapaz de dejar de saber cómo seguirá la investigación y quién será el culpable. Os digo que tarde porque mis compañeras de la lectura conjunta que organizó Laky, junto a la editorial, ya hace bastante que publicaron sus entradas. Pido disculpas a Laky y a la editorial, al igual que a mis compañeros, pero el retraso en recibir el libro y todo lo que estamos viviendo han conseguido que esté un poco descentrada.

Dejando todo esto a un lado, voy a hacer un ejercicio de memoria y compartir mis impresiones, que os adelanto son muy positivas. La lectura me prometía intriga, acción, investigación, giros, trama y un gran final, y todo eso me lo ha dado. No puedo decir lo contrario. Es justo una novela de esas que apetecen a veces porque te presenta un caso, te va mostrando diferentes escenarios que se van desmintiendo a medida que avanzamos, hasta que las piezas poco a poco van encajando, con un final que, sin ser excesivamente original, deja muy alta la lectura, lo que se agradece.

Es una historia escrita de una manera muy ágil y rápida, donde se va mezclando el testimonio del principal detective de la investigación, que nos habla en primera persona y presente de lo que está viviendo, dirigiéndose al lector directamente como si fuese un personaje más del texto, junto con instantes anteriores a la desaparición, que irán aportando información al lector, consiguiendo que sepamos más que los personajes. A su vez, se intercala con mensajes del periódico o de la televisión, mensajes de texto y transcripciones de entrevistas hechas a los vecinos. Como pone en la sinopsis, comenzamos, tras un pequeño prólogo que nos va a situar a la niña en una situación límite en un bosque, con la desaparición de Daisy durante la celebración de una fiesta en casa de sus padres, a la que acudieron los vecinos. Son las dos de la mañana.
Y entonces me viene a la cabeza, como ocurre a veces. Es imposible prepararse para ello o evitarlo —nunca sabes qué asociación aleatoria de ideas o palabras lo—, pero de pronto tu cerebro, que has mantenido cuidadosamente sellado, se ve asaltado por un recuerdo no deseado.
Entiendo por qué la mayor parte de las opiniones que he leído decían que era un libro que te mantenía enganchado a la lectura, favorecido todo por ese estilo directo y fácil de narrar la investigación, llevándote hacia lo que ha ocurrido a medida que se desarrolla la investigación. 


Sorprendentemente, siendo un libro constituido como por escenas,  por momentos en los que se va desarrollando la investigación, con una mayor presencia de diálogos, me ha resultado muy narrativo. Además, hay un componente íntimo de los personajes que no me esperaba en una lectura tan dinámica y de carácter policial.
En la sala se instala una sensación extraña; la he percibido otras veces. Es una sensación de avance que en realidad no es tal, porque lo único que permite es descartar una posibilidad en lugar de acercarte a la verdad. Una sensación de que las piezas empiezan a encajar lentamente, aunque sigues sin ver el dibujo completo. Pero en todo resto hay una pieza que de repente resulta muy sombría.
El uso de twitter como una herramienta más de la trama a modo de recurso narrativo me ha parecido un acierto porque le aporta mucha más agilidad a la trama, además de actualidad y, en cierta manera, veracidad, demostrando que algo así se vería reflejado en las redes y se usaría como medio de comunicación adicional; no obstante, para mí no va más allá de eso, e, incluso, no aporta nada esencial a la historia, ya que si lo quitáramos del texto creo que no se notaría la falta de ello. 

Un acierto los giros en la trama que te hacen dudar de unos y de otros gracias a esos flashes que te permiten tener cada vez una visión mayor sobre lo que nos llevó hasta la desaparición. Por cierto, el título original es, para mí, mucho más adecuado: Close to home; se publicó en 2017 y creo que fue la primera novela de su autora, lo que me ha dejado muy sorprendida. Me pregunto cómo serán sus siguientes novelas (ha publicado varias ya) porque mantener el nivel que consigue en esta no creo que sea nada fácil.
Lo diré ya, antes de empezar. No les gustará, créanme. He hecho esto más veces de las que estoy dispuesto a castigarme recordando. En un caso como este —un niño—, 9 de cada 10 veces el responsable es alguien del círculo más cercano. Un familiar, un amigo, un vecino, alguien de la comunidad. No lo olviden. Por afligidos que los vea, por poco probable que parezca, ellos saben quién ha sido. Tal vez no de manera consciente y tal vez no todavía. Pero lo saben.
Bueno, creo que no puedo decir mucho más de esta lectura: es un thriller, sin duda; hay una investigación alrededor de la desaparición de una niña durante la celebración de una fiesta en su casa; la acción se va precipitando en cada página, llevándonos a los distintos extremos que puede haber ante una situación de este tipo; para mí, bien escrita y muy correcta, con un gran manejo de los tiempos, giros en la trama y un final de esos que pretenden dejarte con la boca abierta. Si lo consigue, eso ya depende de ti. 

Eso sí, no deja de ser una desaparición más, una investigación más y una lectura más, que os recomiendo, sin dudarlo, aunque la empatía la dejamos un poco fuera de la historia. No hace falta.





Comentarios

  1. Tiene una pinta de lo más interesante, lástima que tenga muchas novelas de este tipo esperando. Celebro que la hayas disfrutado en su medida. Un saludo 🙋‍♀️😘

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post guapa!!!!! tiene buena pinta, un besote

    ResponderEliminar
  3. Un libro para devorar, sin duda alguna. Me alegra que, aunque tarde, llegase y lo hayas podido disfrutar
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Toda la verdad de mis mentiras, de Elísabet Benavent

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018