El tutor, de Robin Schone #retoíntimo

539 páginas
Sello: DEBOLSILLO
Fecha publicación: 1999
ISBN: 9788490629703
Temáticas: Erótica, Narrativa romántica
Colección: Best Seller
Edad recomendada: Adultos

Elizabeth Peter es la honorable esposa de un aspirante a primer ministro del gobierno británico. Aunque en sociedad tiene que desempeñar el papel de la perfecta esposa, en su casa su marido se muestra desdeñoso cuando no indiferente con ella.
Obsesionada con la idea de volver a seducirlo, recurre a Ramiel Devington, el hijo bastardo de una nobel inglesa y un jeque árabe. Repudiado por la sociedad británica, acepta el reto que le propone la dama, pues intuye que bajo su fría apariencia, Elizabeth esconde un espíritu libre y apasionado que, aunque prisionero de los convencionalismos, ansía escapar y disfrutar de todo lo que la vida le puede ofrecer.
Día a día, lección a lección, Ramiel le irá mostrando a Elizabeth un mundo desconocido, le irá enseñando los secretos del arte de la seducción y, muy sutilmente, irá atizando el fuego de la sensualidad con consecuencias inesperadas y dramáticas para ambos.

Ahora no recuerdo quién fue la primera persona que me recomendó esta novela. Creo que Virginia, de My sexual shop, fue quien la nombró un día que hablábamos de erótica de la buena. Luego tuve la suerte de que fuera incluida como una de las lecturas del #RetoÍntimo, así que me fui a la librería de segunda mano, lo busqué y lo encontré. Ahora, tras haberlo terminado, me pregunto por qué no lo leí antes. Ha sido increíble, maravillosa, sensual, erótica, narrativamente enriquecedora, diferente, original, romántica, a veces realista, a veces no... una novela para RELEER más de una vez, os lo aseguro.

Si os habéis parado a leer la sinopsis habréis visto que el planteamiento es, en cierta manera, original, y más cuando la protagonista está casada desde hace dieciséis años, tiene dos hijos y lo que busca es acercarse sexualmente a su marido, para lo que se traga todo su orgullo y pide ayuda a quien cree que podrá hacerlo; eso sí, con la actitud altiva de quien está acostumbrada a estar arriba. Lo más increíble es que la autora consigue que todo fluya de una manera natural y lógica, partiendo de lo que supondría, en plena época victoriana, algo así, alejado de una sociedad tan encorsetada y formal, y llevándonos por donde ella quiere

No me esperaba que el texto jugara con las sensaciones, tanto de los personajes como de nosotros, los lectores; que el deseo reprimido fuera tan fuerte, patente y latente, llegando incluso a respirarse en cada uno de sus encuentros; y que el resto que rodea a ambos personajes sea tan íntimo, real y duro, obligándoles a tomar decisiones importantes. Una vez que llegas a la mitad del libro eres consciente de la lucha de ella contra sus propios deseos, contra esa parte de su naturaleza más sexual, y cómo se da cuenta de que está atrapada en un matrimonio que no es más que una función bien orquestada.

- No soy un títere, Edward
- Ya lo eres, Elizabeth


La gente que vive en casas de cristal no debería arrojar piedras

Me ha sorprendido cómo están construidos los personajes, uno de los puntos fuertes de esta lectura. Él tan él y ella tan ella. Sé que no os aclaro mucho pero es que una de las partes más gratificantes de esta lectura es aprender de ellos y sobre ellos, sobre su pasado, su presente y su futuro, si es que lo hay.

Cuando lees romántica piensas que es fácil imaginar por dónde van a desarrollarse las tramas pero luego te encuentras con un libro como este, y te alegras de disfrutar leyendo este género y no cansarte de él y sus clichés. Un libro de personajes, con una trama muy intensa alrededor de Elizabeth, la protagonista, y su tutor, el Jeque Bastardo, con más actores involucrados, algunos muy interesantes y más realistas de lo que nos gustaría que fueran. A todo esto le sumas intriga por saber qué está ocurriendo y qué ha ocurrido. 

Un texto, sin duda, que transmite erotismo y aceptación del placer como algo inherente al ser humano, algo prohibido en esa época, sin dejar a un lado los sentimientos. Os puedo decir que, sin tener muchas escenas explícitas, rezuma sensualidad en casi cada párrafo que lees. Una sensualidad impregnada en sus conversaciones, en su búsqueda, en sus anhelos y en la forma en la que van confluyendo hasta encontrarse.

De alguna manera, las mujeres árabes y las inglesas se parecían.
La mujer árabe usa velo; la inglesa, corsé.
Una esposa árabe aceita a las concubinas de su esposo con resignación. Una esposa inglesa acepta a las amantes de su esposo ignorándolas.

Gracia por prestarme el libro. Aunque me ha parecido interesante, no me ha resultado de ninguna utilidad.
Atentamente

Quizá parezca algo absurdo, pero la lectura del libro consigue despertar en ti como lector, o al menos me ha pasado a mí, dicha sensualidad; es decir, te acerca a esa parte de tu atractivo en tu manera de actuar que a lo mejor puede que hayas perdido, como le ocurre a Elizabeth, la protagonista, la dama fría. Venga, confesadlo lectoras de El tutor, a veces pensabais que él os hablaba a vosotras. Por cierto, ¿alguien ha buscado El jardín perfumado? Yo sí y lo clasifican como higiene sexual y literatura árabe, una curiosa combinación.

Como ya os he dicho, la trama no es solo ese aprendizaje, va mucho más allá, va sobre hipocresía, engaño, dolor, mujeres, matrimonios y miedo, mucho miedo, y decisiones, consecuencias y familia.

¿A quién recomendaría esta lectura? Sin duda, a todo lector de novela romántica de época y a quien le guste la literatura erótica, y que disfrute con un texto inteligente, mordaz, directo, sensual y sexual. Si no sueles leer erótica y tienes curiosidad, este sería un muy buen libro para adentrarte porque juega con las sensaciones producidas en el lector sin tener una gran carga de sexo explítico, tiene una historia sólida, en la que la intriga forma una parte importe de la trama y la búsqueda del amor, otra.






Comentarios

  1. Ya me has dejado, otra vez más, con las ganas. Creo que cumplo ese de lector de romántica que disfrute de la "buena erótica", no me queda más remedio que buscar el libro y leerlo. Gracias 😘

    ResponderEliminar
  2. Hola,
    Es una novela que he releído en varias ocasiones, si te ha gustado, te recomiendo toda la biografía de la autora, al menos los que han traducido, todos giran en torno al despertar de la mujer, critica brutal a la sociedad de la época y con protagonistas nada jóvenes.
    Algunos tienen escenas más fuertes que otras pero todos escritos con genialidad. (se nota que me gusta mucho, verdad?
    El tutor es un claro ejemplo de que una novela erótica no tiene porqué contener escenas de sexo explícitas que,. al fin y al cabo, erotismo es eso... (a veces me pone mala algunas de las que están publicando ahora porque tienen tal falta de cuidado, y no digo más)
    Ains... me han entrado ganas de releerla jajajaja
    Una joya, no tan solo de la novela erótica, sino también de la romántica!!!!
    Un besote y muy buena reseña

    ResponderEliminar
  3. Lo voté como mi mejor lectura en el 2018!!! Ay madreeee, yo quiero un Teacher como el prota jajajajajaja, me encantó. buen post guapa

    ResponderEliminar
  4. No es un género que me llame, pero viendo lo bien que lo vendes y lo que te ha gustado se me antoja hasta tentador.
    Por cierto, gracias por seguirme en el blog (soy el autor de los 3 libros que se sortean en el blog "Las Inquilinas de Netherfield"), con tu permiso, también me quedo por aquí.

    Un beso, y mucha suerte con el sorteo ;)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Este libro me lo compré hace varios años porque las pesadas de mis amigas insistieron un montón, pero nunca llegué a leerlo. ya lo he sacado de la estantería e intentaré buscarle un hueco.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Casi no suelo leer este tipo de libros pero pues estaría genial variar un poco, no sabia de el y veo que muchos lo han leído, tienes un nuevo seguidor ya te sigo :D
    Te dejo mi blog:

    https://irresistibleleer.blogspot.com/

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  7. La apunto, quiero leer erótica pero seria. Hoy en día se le llama romántico erótica a novelas con sexo explicito detallado y descriptivo y de esas he leído muchas y generalmente me salto las páginas con mucha descripcion y para mí eso no es erótica.
    El erotismo como bien lo comentas y tomo prestadas tus palabras debe jugar con las sensaciones del lector sin tener una gran carga de sexo explítico.
    Tus reseñas siempre son tentadoras y un aporte para buscar nuevos títulos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. A ver cuando me pongo con ella...
    Buena reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan