Diarios para Carol, de May Blacksmith

119 páginas
Publicado el 10 de diciembre de 2018
ASIN B07L5R1GKF

Martha es una rica heredera en el Londres victoriano, soltera y sin familiares cercanos. Romántica y soñadora, su vida transcurre entre libros de aventuras y paseos que le llevan, una y otra vez, hasta el escaparate del local de un prestamista atraída por un hermoso objeto. El día que decide entrar a comprarlo, animada por la singular conversación, comparte sus anhelos con el misterioso tendero, y a pesar de sus recelos, su deseo se ve cumplido llevándola a vivir la vida de otra persona en otra época, en otra era… en otro tiempo. 

Una novela que relata la vida de tres mujeres de una misma estirpe en tres siglos diferentes y que cabalga por la historia, entre el romance y la fantasía.

Estaréis conmigo que no siempre necesitas un texto largo y complejo para disfrutar y para tener la sensación de que todo es justo lo que debía ser. A veces necesitamos una gran novela para perdernos entre sus palabras, pero otras veces queremos algo más directo, conciso, y que nos muestre el cómo el autor ha sabido conjugar historia con brevedad. Para estoy últimos casos, Diarios para Carol es una lectura perfecta.

Con sus 119 páginas, es una novela corta escrita casi a modo de cuento que, usando como hilo argumental la paradoja espacio-tiempo y la posibilidad de fluctuar en otro momento a través de un deseo, nos trae una historia sobre sentimientos, decisiones y búsqueda del amor. No es conveniente hablar mucho de Martha y lo que le ocurre al ir a buscar un camafeo que lleva deseando tener desde hace ya un tiempo pero sí se puede remarcar que aprenderemos con ella a disfrutar de lo que esa magia le ha dado.

Pese a que no es muy larga, la autora consigue que conectes con el devenir de los personajes y sus inquietudes, con el momento temporal en el que se encuentran, estableciendo esa unión con el lector y la historia que tanto me gusta cuando leo. No es una historia intimista, ni histórica, ni paranormal, es un cuento lleno de magia  que nos acerca a Martha, sus propias decisiones y las consecuencias de las mismas; y a Carol y cómo su vida se ve afectada por ellas


Es posible que el argumento de esta novela hubiera podido ser la base de un libro más largo, con una mayor estructura, pero la trama está muy bien llevada y finalizada, dando ese sabor mágico a una historia que nos habla de cómo, a través de nuestras decisiones, podemos tomar las riendas de nuestra propia vida, por muy complicado e imposible que nos parezca, y teniendo en cuenta las consecuencias que conllevan.

Amor, segundas oportunidades, cambios, familia, comprensión, apoyo y encuentros van de la mano de la búsqueda del sentido de todo, aderezado con la magia de las historias que quieren explicar lo inexplicable, y algún guiño que otro al mundo literario, no solo por los Diarios sino por esa pequeña mención a Julio Verne que se te queda grabada en las memorias de tu lectura. 

No puedo terminar sin agradecer a la autora ese pequeño, y acertado, repaso por los años ochenta, con su música, su estética y sus musas que, aunque a mí me pilló algo infantil, ahí estaba, alrededor mío, y era muy consciente de todo ello

Por cierto, las que ya me conocéis sabéis que soy de lágrima fácil cuando consigo empatizar con los personajes y su historia, y con Diarios para Carol alguna lágrima he dejado escapar (una de esas que suelto a gusto).

Siento que no me haya quedado una publicación más larga pero tengo la sensación de que cualquier cosa que diga de más irá en perjuicio del lector porque no le permitiré descubrir la novela 

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. ¡Hola! Pues este libro no me llamaba nada, pero igual me termino animando.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Oye pues pinta bien, habrá que anotarlo, muy buen post guapetona

    ResponderEliminar
  3. A veces no en más palabras se dice más, ni en el libro ni en el comentario. Creo que has sabido expresar muy bien lo que el libro te ha hecho sentir. Y en mi cabeza siempre está en los libros, lo de que el tamaño no importa.
    Me gustaría perderme entre esa estirpe de generaciones.
    B7s

    ResponderEliminar
  4. Hay muchos libros que pasan de 300 páginas y la historia se podría haber contado en la mitad, así que lo bueno si breve dos veces bueno. Parece una historia interesante, quizá más adelante.
    Buena reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

La hermana sombra, de Lucinda Riley

A contrarreloj - SORTEO #3

Siete libros para Eva, de Roberto Martínez Guzmán