Amorémonos, de Soledad Vallet

*Sin permiso*

No vamos a pedir permiso
para enamorarnos
ni dejar nuestra esperada felicidad
en manos del atontado destino.

Remanguémonos y pongámonos en faena, 
yo busco la ocurrente excusa
y tú pon la casualidad.

Amémonos como queramos 
pero hagámoslo ya.


Durante el mes de diciembre estuve leyendo, poco a poco, este poemario de no más de cincuenta poemas cuyo título y portada nos lleva directamente al deseo/petición de amarnos, adorarnos y enamorarnos. Con el amor, el deseo, el desengaño, el anhelo, los sentimientos y las peticiones, cada uno de estos pequeños poemas nos transmite las ganas de la autora de expresar, de sentir y de amar, pidiendo a su amor que escuche, que se decida, que recuerde y que sienta.

El amor no se puede juzgar
y mucho menos condenar,
es un sentimiento liberado
del amante y del amado.

Se lee de un tirón o poco a poco, según lo que el lector necesite en cada momento y, aunque os parezca una tontería, escuchas el rumor de las olas de fondo mientras lo lees, supongo que influida por la cantidad de veces que se hace referencia al mar o a las olas.


Moldéame a tu capricho
poco a poco...
con mimo,
y que la suavidad de tus manos
dé forma a mi cuerpo
y arrope mi desnudo.
Moldéame a tu capricho

Probablemente la belleza de un libro así sea exactamente eso, el poder "usarlo" según lo que mejor nos venga. Yo invito a que leáis un poema cada día para luego quedaros un rato pensando sobre lo que acabáis de leer. 

Poemas sencillos, cortos, llenos de sentimientos aunque sin llegar a transmitir situaciones límite, más bien se te queda el regusto a necesidad, a anhelo, a amor físico, sexual, a quererse, a desear. 

No sé si tiene sentido lo que pongo, pero me han resultado poemas limpios, blancos, y casi como cartas, como lo que ella, la autora, tiene la necesidad de decirle a él, a su amado.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley