La conciencia del asesino, de Gorka Eceolaza Zabalza

Colección: Novela
ISBN: 97884130436470
Formatos: Tapa blanda
Tamaños: 15x21
Páginas: 222

Cuando el inspector sevillano Diego Benítez solicitó el traslado a la comisaría de Pamplona tras la separación de su esposa, no imaginó que se vería envuelto en una cadena de crímenes que lo conducirían hasta el abismo de su propia muerte.
En medio de la mayor tormenta de nieve que jamás haya azotado los territorios fronterizos de Navarra, Guipúzcoa y Álava, junto a su compañero David Calonge deberá investigar la muerte en extrañas circunstancias de un trabajador de la empresa Fundiciones Vasco Navarras.
Aislados y atrapados por la nieve en la fundición, no tardarán en comprender que se enfrentan a un sanguinario asesino que acaba de poner en marcha una venganza largamente planificada.

Terminé este libro hace ya unos días, pero el trabajo y el cansancio me han "impedido" escribir antes mi opinión. Espero que el haber dejado en barbecho mi lectura me permita tener una perspectiva más adecuada para poder explicar mejor cuáles han sido las sensaciones que este libro me ha aportado.

Lo que parecía que iba a ser una lectura sobre unos asesinatos y la búsqueda de un culpable, ha resultado tener el añadido de un punto de comicidad que no me esperaba, además de conseguir un relato en una atmósfera casi cerrada, si bien transcurre prácticamente al aire libre, debido al aislamiento de la zona donde se desarrolla todo, que le aporta mayor valor al texto.

Partimos, como en toda novela policíaca o de detectives, de un héroe pasado de rosca, alcohólico, solo, de capa caída, que afronta su trabajo en el norte de España con todo lo que su talante andaluz le permite. Junto con su joven compañero, acude a un aviso de accidente en una fábrica justo el día que una gran tormenta de nieve ha convertido ese paraje en una zona muy fría y aislada (de hecho deben moverse con un trineo tirado por perros, algo que cuesta encajar pero que seguro es más común de lo que yo pienso).  A partir de ese comienzo los hechos se van desencadenando sin tregua y sin frenar el ritmo de la trama


Precisamente por eso estoy tan acojonado. Maldito el día que le hice caso al imbécil de Pepe García. Maldito el día en que me vine al norte. ¡Joder! He tenido que ser un auténtico hijoputa en otra vida para que ahora me esté pasando esto.

Lo que le hace particularmente original no es la historia en sí, que por otro lado mantiene la intriga suficiente alrededor del asesino y su conciencia hasta cerrar el círculo, sino el humor narrativo usado por el protagonista en sus reflexiones (habla continuamente consigo mismo de forma que escuchamos todos sus pensamientos), más sarcástico y prosaico que íntimo y altivo. Si bien, confieso que al comienzo de la lectura este recurso literario para acercarnos al protagonista no conseguía centrarme, es decir, que me tenía desubicada, poco a poco me fui acostumbrando hasta llegar a lograr que conectara con él y con sus decisiones, a pesar de la distancia que hay entre él y yo.

Diego, podrás intentar ahogar tus penas en alcohol pero nunca lo lograrás. Las penas son unas fantásticas nadadoras

Con una narración en tercera persona, excepto algunos capítulos en las que nos encontramos con el asesino y su conciencia que nos permiten conocer el porqué y el cómo, resulta una lectura muy fácil, algo fría, nada descriptiva, en algunos momentos con sabor a novela negra, y con la sensación de que todo en la partida comenzada por el asesino está orquestado y tiene sentido

Dejando a un lado esa sensación que he tenido de que la novela va creciendo en interés y en atención, pasando de un "no sé, no sé" a un "me está gustando", creo que tanto el paisaje construido alrededor de varios asesinatos como una búsqueda contrarreloj nos aíslan como a ellos de forma muy acertada e interesante y nos incitan a reflexionar sobre la naturaleza humana, sus motivaciones, las consecuencias de lo que ocurre a nuestro alrededor y cómo todo afecta a los demás. Asimismo, propone un juego algo cómico entre los estereotipos de andaluces y vascos y cómo se ven unos y otros a través de ciertos diálogos que, en algún momento, me han arrancado más de una carcajada (otra cosa que no me esperaba para nada).

Y como todo tiene sentido, si la portada os llama la atención, os diré que tiene un porqué que descubriréis a lo largo de la lectura.

Benítez qué guapo estás con tu boquita cerrada. Recuerda: esto no es Andalucía, esto es el norte salvaje. Aquí hacen sopa con tus huesos y abrigos con tu piel.

#novelanegra #venteparaelnorte
#lavidatieneesascosas #muerte #sangre
#búsqueda #elalcoholnoeslasoluciónperoayuda
#mivida #misdecisiones #investigación
#unandaluzenelnorte

     






Comentarios

  1. Pues a mí la portada más bien me tira para atrás, no me gusta... pero lo que comentas del humor y el sarcasmo sí que me llama mucho. Con todo lo que tengo pendiente no es una lectura que vaya a priorizar, pero más adelante no me importaría hacerle hueco.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  2. Pues no me importaría leerlo... La verdad es que si me hubiese fijado solo en la portada, no habría caído ni de coña, pero tras leerte creo que me gustaría =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Coincidimos en impresiones en líneas generales. También destaco la atmósfera claustrofóbica que consigue crear el autor y ese toque de humor (que no me esperaba pero que me ha encantado)
    Gracias por participar en el mes temático
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

La hermana sombra, de Lucinda Riley

A contrarreloj - SORTEO #3

Siete libros para Eva, de Roberto Martínez Guzmán