Huérfanos de sombra, de María Suré


ISBN: 978-1701155466
Págs: 467
Editor: Createspace Independent Publishing Platform
HUÉRFANOS DE SOMBRA es una conmovedora historia que descubre la mejor y peor versión del ser humano. Un viaje al pasado a través de los ojos de una niña. Un canto a la vida y a la superación personal.

SINOPSIS: 
Hannah tiene 86 años y sigue siendo una mujer de armas tomar. Con 7 años subió sola a un tren en Alemania que la alejaría del horror de la guerra pero que la transportó a una vida llena de adversidades donde sobrevivir se convirtió en el reto más difícil. Ahora vive una vida relajada y feliz junto a su hija, pero el pasado vuelve para reabrir viejas cicatrices y recordarle que algunas heridas nunca cerrarán.
Toribio odia su vida, ha pensado más de una vez en acabar con la pesada carga que soporta sobre sus espaldas. Pero un día lluvioso y frío, una joven llama a su puerta para pedirle ayuda y, con ella, la vida irrumpe en su casa por sorpresa, dándole un vuelco a su existencia.
Laura se quedó embarazada demasiado pronto y las circunstancias la llevaron a vivir en Aldeanegra, un pueblo de la provincia de Salamanca sin apenas habitantes, situado en plena Sierra de Francia. Allí pasa sus días con el niño y Toribio, su abuelo, y, contra todo pronóstico, es feliz. Su hijo ha logrado recomponer los pedazos de unas vidas rotas por el destino, pero la frágil unión de esos trozos se resquebraja cuando el pequeño desaparece en extrañas circunstancias.

Cuando María me dijo que acababa de publicar su nueva novela, no dudé en comprarla. Eso es lo que tiene confiar en un autor. Es verdad que puede haber historias suyas que me gusten más o me gusten menos, pero eso no resta las ganas de descubrirlas. Huérfanos de sombra es la tercera novela que leo de María Suré y es también su tercera novela publicada. La primera era un thriller psicológico que me gustó y sorprendió a partes iguales (El color del perdón), la segunda mezclaba acción, intriga y ciencia (Proyecto B.E.L.) y ahora nos propone una historia algo más compleja, en la que el pasado y el presente se mezclan, entrelazando la vida de los personajes y mostrando que todos podemos ser capaces de lo mejor o de lo peor, sin evitar sus consecuencias.

Sin querer extenderme muchos sobre los personajes que conforman Huérfanos de sombra, creo que puedo contar que tenemos dos escenarios centrales, uno más actual, con Laura como protagonista y la vida junto a su hijo y al abuelo de este en un pueblo muy pequeño de la provincia de Salamanca, una vida que no es la que se esperaba que tuviese pero que al final es la que tiene; y otro pasado, que nos lleva a la Segunda Guerra Mundial, y a la huida de una niña que por ese mundo de adultos en guerra se convierte en refugiada en Inglaterra; esa niña se llama Hannah, y 80 años después de aquello viven en ese pueblo pequeño de Salamanca, junto a su hija. Aquí es fácil ver el nexo de unión entre ambas partes, pero en esta novela hay mucho más: hay más personajes, esenciales en la trama y en la historia; hay más lugares, que forman el viaje de vida que hace Hannah; hay más momentos, que ponen a prueba el carácter de cada personaje y nos permiten ser testigos de sus actos; y hay sentimientos, intensos, a veces dolorosos, a veces tiernos, a veces duros y a veces valientes. También hay sorpresas inesperadas.
Nunca le gustó juzgar las acciones de otros porque pensaba que todo el mundo tiene un motivo que le lleva a hacer lo que hace y sabía que la desesperación puede empujar al mejor ser humano o comportarse como un bárbaro.
Pero si miraba hacia atrás y hacía balance, comprendía que ese era su sitio. Porque el lugar no era lo importante sino la gente de la que uno se rodea y a la que ama, estén donde estén.
La historia está construida de tal manera que es difícil dejar de leer, sobre todo cuando te va llevando día a día hasta un hecho que tú, como lector, conoces, y del que buscas, igual que los personajes, salir. El atractivo de la lectura es ver cómo se va desarrollando todo y hacia dónde te lleva, además de conocer a cada uno de los actores que aparecen en esta historia.
Recuerdo que solía decirme que nunca debía dejar de soñar. Entonces no lo entendía muy bien, pero después supe que la felicidad se acaba cuando empiezas a olvidar tus sueños.
En la novela también hay amor; amor entre gente que se acaba convirtiendo en familia, en apoyo, en ayuda, en búsqueda y en hogar; y también hay maldad, así se simple. De pronto, cuando vislumbraba humanidad en algún personaje, como una pequeña llama que llevaba asociada algún miedo, algo íntimo, que me hacía comprender, ocurría algo, bien una decisión o un acto horrendo y deleznable que me hacía perder la confianza en ellos y, por ende, en el ser humano, para luego recuperarla con otro personaje maravilloso, que era todo lo contrario.
Le enseñó que las malas acciones dejan manchas en el alma que deben limpiarse para poder acceder a su lugar de descanso.
Habla del pasado que cada uno atesora, a veces como una losa, a veces como un trofeo; sea cómo sea, ese pasado marca el camino y provoca un efecto en los demás. Nada es gratuito, por mucho tiempo que pase.
Acababa de darse cuenta, de sopetón, de la violencia y la maldad que regía el mundo fuera del entorno privilegiado en el que había vivido hasta entonces. Su cascarón se había resquebrajado de repente, encontrándose sola e indefensa ante todo ese horror. Quería acurrucarse y llorar durante horas hasta caer desfallecida, pero una férrea disposición a ser fuerte y cumplir la promesa que le hizo a su padre se lo impedía.
¿Sabes qué? Que no la necesitas. Ni Lobo tampoco. Tu familia está aquí, alrededor de este modesto hogar. Me gusta la gente que le basta con una humilde comida preparada a la lumbre para ser feliz. Tú eres de esas personas, lo supe el día que te conocí. Y el niño también.
Creo que María ha llegado a construir una historia muy sólida, muy interesante, muy apetecible, que se lee casi de un tirón, demostrando que sabe generar interés. El centro de la trama es la intriga que se genera en torno a esa desaparición, tanto antes de que ocurra (no os desvelo nada, en el título de los capítulos ya indica los días antes de la desaparición) como después, pero la historia de Hannah tiene la fuera suficiente para llevarse gran parte de nuestra atención lectora, quizás por toda la verdad que encierra. Me ha parecido un texto equilibrado, a veces agradecido, a veces lógico, a veces triste y a veces lleno de buenas intenciones.
Cerró los ojos y se dejó llevar a la época en la que aún era feliz. Cuando el mundo parecía moverse a su alrededor y se sentía invencible. Visto con perspectiva, quizá esa vanidad fue la semilla de todos sus males. Semilla que, años después, estaba dando sus podridos frutos.
No quiero terminar sin nombrar, aunque sea de forma casi anecdótica, ese paralelismo entre nuestra sociedad y la de las abejas, con esas maravillosas conversaciones que tienen el abuelo y el niño, y cómo ellas construyen una relación a la que te sientes unida desde el principio de la lectura. Ah, también me gustan esos títulos de cada capítulo; me encanta cuando dicen tanto de lo que voy a leer.
Somos como un trozo de arcilla en manos de la vida. Cada cosa que nos sucede, cada revés o cada alegría, nos va modelando a cada uno de una manera. Unos estamos hechos de una pasta más dura, otros con más moldeables, pero ninguno nos parecemos al inmaculado bloque inicial con el que venimos al mundo.

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Me gusta mucho tu propuesta carmen!! gracias, la tendre en cuenta, beso gordo.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido una lectura muy enriquecedora, ha servido para conocer grandes personajes y hechos del pasado que no conocía.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ha sido una lectura maravillosa. Buena reseña. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Todas la reseña que voy leyendo es este libro son buenas, a ver si pronto puedo leer a la autora.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola
    No conocía esta historia pero me resulta llamativa por lo realista y doloroa que voy viendo entre lo que nos cuentas, esta es genial para salir de mi zona romántica y adentrarme en algo más. ¡Gracias!
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  6. Me gustó El color del perdón. Esta que reseñas la tengo pendiente de lectura, y veo que va en la misma dirección de otras que leí sobre esta novela. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Preciosa reseña la que haces a esta novela. Lástima que haya llegado a ella tras mi lectura. Siguiendo tu consejo acabo de comprar (mira que es fácil -¡y peligroso!- eso de comprar en un clic de Amazon) "El color del perdón". A ver cuando me pongo con ella que tengo una cola algo extensa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fácil y muy peligroso, sin duda. Espero no haberme equivocado con la recomendación. Todavía no sé cómo te gustan los libros, así que solo me queda esperar a que lo leas.
      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Piso para dos, de Beth O'Leary

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Primer sorteo del blog

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Toda la verdad de mis mentiras, de Elísabet Benavent

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018