Carolina y los valientes, de Anna Casanovas

Autor: Casanovas, Anna
ISBN: 9788416327706
Sello: Titania
Colección: Grandes relatos
Publicación: 10/09/2019

El verano de 1965 Carolina y los valientes cantaron con los Beatles en Madrid y en Barcelona, el país entero conocía sus canciones y el resto del mundo estaba dispuesto a enamorarse de ellos, pero en 1966 desaparecieron de los escenarios y nadie ha vuelto a saber de ellos.
Esta es la historia de un chico y de una chica que se conocieron en Benicàssim una noche de 1963 y se atrevieron a defender sus sueños: ella, Carolina podía ir donde quisiera, conseguir lo que desease y llegar tan lejos como su inteligencia, su personalidad y su talento la llevasen. Él, Luis, estaba atrapado en un país donde tener ideas podía acabar con todo. Pero se conocieron y no quisieron rendirse.
También es la historia de un grupo de amigos, Carolina, Luis, Jaime, Tomás, Mateo, Inés, Hugo que se quisieron por encima de todo, que estuvieron siempre los unos al lado de los otros y que juntos hicieron lo imposible: tener esperanza y luchar por lo que era correcto, aunque eso significase perderse.
Y es la historia de una chica, de Cata, que las navidades del 2017 decide descubrir la verdad sobre su familia, y la de un periodista, Miguel, que ya no cree en nada hasta que una vieja canción de Carolina y los valientes le recuerda que hay ideas por las que vale la pena vivir, respirar y amar. Ahora y siempre. Porque tal vez el único modo de entender el presente es recuperando nuestro pasado.

Cada vez que comienzo un nuevo libro tengo algo de miedo; os aseguro que es así; tengo el miedo a equivocarme, ya que abandonar una lectura es algo que no me gusta nada, además de que me crea remordimientos (lo sé, soy tonta), y tengo miedo a no estar a la altura de lo que leo, es decir, a no ser capaz de entender la historia como han querido contármela, de aceptarla tal cuál es y de disfrutarla, sin ir más allá. Este miedo crece si es un autor del que ya he leído más de uno, y de dos, libros, y si, además, tras terminarla, me voy a reunir con él para hablar precisamente de ella. Pues así es como me enfrenté a Carolina y los valientes, de Anna Casanovas, quien iba a estar con el club de lectura de la Casa del libro de Valencia para que le dijéramos todo y más sobre Carolina y Luis, y sobre Miguel y Cata, y sobre el resto de los personajes.

Ya sabía que tenía frente a mí una lectura a dos tiempos: un presente, narrado en pasado, con Miguel, un periodista aparentemente acabado que ha entrado en una espiral de autodestrucción, y con Cata, una pediatra, ciudadana del mundo, que lleva unos meses en Barcelona y cuya familia, algo singular y nómada, ha marcado su forma de relacionarse y de afrontar su realidad; y un pasado, esos maravillosos (o no) años 60, con la playa de Benicassim (Castellón) de fondo, la música, los cambios, la dictadura en sus últimos coletazos (estamos en 1968), las revueltas estudiantiles, los turistas, y, sobre todo, con Luis, un joven estudiante que tiene que trabajar en verano para ayudar en casa, y Carolina, la verdadera protagonista de la novela, hija de un diplomático inglés y una española, que pasa los veranos en su villa familiar en Benicassim.
El día que los hombres actuasen con sentido común el mundo empezaría a ir bien, pensó mientras le daba las buenas noches y se iba a leer un rato. Esa noche estaba harta de intentar resolver misterios ajenos, bastante tenía con los propios.
Ha resultado muy interesante ver cómo se relacionan los dos tiempos porque iremos avanzando en la investigación en uno de ellos, además de conociendo a sus protagonistas, y en la historia pasada en el otro, donde es la intriga, junto con una gran ambientación, pinceladas de historia y de momentos no tan lejanos, la que nos mantendrá pegados a sus páginas hasta casi el final del libro cuando, tras un par de giros inesperados, sabremos por fin qué pasó y por qué pasó; o, por lo menos, así lo he vivido yo.
Richard le explicó que el caso de España era distinto, con una complejidad que todavía no se había resuelto; allí habían peleado hermanos contra hermanos, amigos que habían crecido juntos durante años se habían enfrentado en bandos opuestos y al final unos habían perdido y otros, ganado. Y el vencedor no estaba dispuesto a olvidarlo ni a perdonar y los perdedores tampoco. La convivencia era en ocasiones ficticia y por el momento la libertad tal como ellos la entendían, también.

La autora dice que el mayor reto de esta novela ha sido enfrentarse a tantos personajes y conseguir darles su espacio; para mí, lo supera y sin problemas, porque como lectora me he interesado tanto por los principales como por los considerados secundarios, esenciales para la trama y para la historia. Creo que no esperaba que esta novela me trajera tanta realidad, tanta verdad y tanta dureza en algunos momentos, además de tocar temas políticos pasados y actuales. No es a lo que nos tiene acostumbrados Anna, y eso me ha gustado, y me ha hecho sentirme más cerca de algunos de los personajes.

—¿Qué hemos hecho, miss?
—Escribir canciones.
—¿Solo eso?
—De momento.

Por otro lado, os diré que la novela tiene literatura y música, mucha música, no solo porque Anna haya escrito las letras de las canciones de Carolina y los valientes y las utilice para marcar bloques en la novela (por cierto, son increíbles y dicen mucho de la historia), sino porque la forma en la que se relacionan y se expresan, sobre todo Luis, es con la música, y es también la forma en la que se sienten ellos, es lo que les permite ser libres a pesar de sus circunstancias. Además, es fácil imaginarse el ambiente, las canciones, incluso la ropa pop.

Una de las cosas que más me atrapó de esta novela fue el hecho de que al final las heroínas eran ellas; las que consiguen, tanto en la actualidad como en los sesenta, rescatarles (término algo inexacto pero que me sirve) a ellos, desde su fuerza, desde su entereza, desde sus ganas por seguir adelante y, realmente, porque creen en ellos y en su capacidad para sobrellevarlo todo. Carolina es el hilo conductor, es el eje central de todo lo que le ocurre a Los Valientes y es quien les conduce hacia el futuro. Cata es el pilar necesario para que Miguel sea capaz de avanzar, dejándole a él el papel central, intentando redimir su vida a través de lo que le aporta la historia de Carolina y los valientes, es decir, a través de la propia historia de Cata (no es un spoiler, se sabe en las primeras páginas de la novela que Cata es la nieta de Carolina).
Había situaciones en las que no se podía hacer nada excepto odiar al mundo lo que estaba sucediendo y buscar la manera de ayudar a las personas por las que sí quedaba esperanza. Era cruel e injusto y la pura verdad. Por esa verdad Cata amaba la medicina.
Si comparamos otras novelas de la autora con esta, podríamos decir que es menos romántica, ya que la base de esta historia es la intriga, es la búsqueda de un secreto. Sí hay amor, pero no solo del que consideramos romántico, también hay amistad, hay lucha, hay comprensión, hay familia y hay errores, con sus consecuencias.

Una novela muy completa; te deja con ganas de más. Creo que se podría haber construido una historia alrededor de cualquiera de los personajes. Todos consiguen centrar nuestro interés; de hecho, la escena para mí más intensa y emotiva ha sido provocada no por los protagonistas sino por secundarios. Me quedaría con esa "tercera" pareja, además de con Miguel y Cata. No quiero decir mucho más.


Un placer leer a Anna Casanovas y todo lo que tiene la necesidad de contarnos a través de sus palabras, y un placer mucho mayor comentar los entresijos de esta novela con el Club de romántica de Valencia. Le daría un pequeño toque a la editorial para que "revisara" ciertos errores del texto (no tantos como en libros anteriores o en novelas de otros autores, por lo que he visto en las redes estos días, pero "haberlos haylos") , aunque creo que eso ya lo saben. El libro me costó más de 20€ y a ese precio espero, al igual que el resto de lectores, que cuiden más el contenido, así como el continente.





Comentarios

  1. Me llama mucho la atención Carmen, aunque tengo otros de la autora pendientes por leer desde hace ya un tiempo, si me animo con este te cuento, Buen post guapa

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la autora pero este libro no sé por qué no termina de llamarme del todo jaja

    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Hola
    De mis mejores lecturas del año pasado, me encantó de verdad. Una obra que tiene tanto realismo y tanta fuerza, tanta belleza en un claro grito de libertad que ahhhh en fin que me encantó
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  4. Hola!!
    Me encantó, poco puedo añadir. Y me sorprendió a partes iguales, como bien dices no esperaba ese pasado y ese realismo. Creo que con cada novela que publica, Anna avanza un paso más
    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Lo has acertado.
    Menos romántica pero se lee con más pasión.
    Intriga de principio a fin

    ResponderEliminar
  6. Estupenda reseña como siempre, pero este libro no me acaba de llamar la atención lo sucficiente.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Piso para dos, de Beth O'Leary

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Primer sorteo del blog

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Toda la verdad de mis mentiras, de Elísabet Benavent

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018