Golpes, de Pere Cervantes


AÑO DE PUBLICACIÓN: 2018
IDIOMA: Castellano
ISBN: 978-84-17077-46-4
NÚMERO DE PÁGINAS: 190
DIMENSIONES: 15x23
FORMATO: Rústica con solapas
PRECIO: 18,00 €

Alfa, un policía bajo sospecha, recupera su libertad provisional tras dormir 444 noches en una prisión catalana. Una vez libre, dispone de una nómina estrangulada que apenas alcanza los ochocientos euros y una media de espera judicial de seis años hasta que reciba la sentencia final; pero Alfa no ha sido instruido para malvivir.
Por eso, cuando alguien le propone empezar una nueva vida apoderándose de cincuenta kilos de cocaína ajena, Alfa no se lo piensa dos veces. Solo necesita cuarenta y ocho horas, regresar a Castellón, despedirse de gente querida y ejecutar de manera inversa lo que hasta ahora venía haciendo. 
Estamos ante una novela basada en hechos reales y en muchos encuentros y pactos entre caballeros para lograr que Alfa desvelara los entresijos de una vida supeditada a bucear en las aguas del narcotráfico. Porque Alfa es un púgil inacabado, un estratega del combate, y siempre el centro del universo de las mujeres que ama. Pero, por encima de todo, un hombre necesitado de una moto con la que rodar en busca de esa libertad que precisa para seguir respirando. 
Una novela que indaga en la pérdida de la verdadera identidad, y sobre la importancia de tener a quien te acoja en una de las esquinas del cuadrilátero de tu vida. Y es que, sin nadie en la esquina, el combate está perdido.

Conocí a Pere Cervantes en la presentación de la novela de Yolanda Quiralte Las campanas no son solo para las iglesias, que tuvo lugar en la librería Argot, de Castellón. Hasta entonces no había oído hablar de él, lo reconozco. Su más que adecuada manera de enfrentarse a la presentación de una comedia romántica siendo escritor de novela negra me hizo preguntarme cómo serían sus historias. Además, añadimos el aliciente de su profesión, lo que debe aportar veracidad a sus tramas.

Después acudí a la presentación de esta novela, Golpes, premiada con el galardón Letras del Mediterráneo 2018, otorgado por la Diputación de Castellón, y escuchar al autor hablar de la persona que hay detrás del personaje central, y casi único, el subinspector Alfa, y de las conversaciones privadas que han dado lugar a esta novela, consiguió avivar mi curiosidad. A pesar de que un lector fiel a Pere Cervantes me dijo que si quería empezar a leerle debía hacerlo con su novela Tres minutos de color, la casualidad y Babelio han puesto en mis manos un ejemplar de Golpes.


¿Quién me iba a decir a mí que 190 páginas, leyendo los pensamientos de un personaje que está en su peor momento vital, iban a gustarme tanto? Pues así ha sido. Con una estructura muy original, dividiendo la trama en rounds o asaltos a modo de combate pugilístico, Pere Cervantes construye una novela sorprendentemente completa y a la que narrativamente no le sobra ni una coma y todo tiene el sentido buscado. Los golpes que da la vida se pueden entender como se entienden los golpes de un combate, o al menos de esa manera lo ve nuestro protagonista.

El subinspector Alfa, Abel, viaja a Castellón para cambiar la situación límite en la que se encuentra, y acaba realizando un viaje a los recuerdos, casi a modo de despedida. A través de sus palabras, sus verdades y sus recuerdos, todo sin filtro, directo, sin engaño, se nos va presentando el qué pasó, dónde estuvo y las consecuencias de todo. De igual manera, se nos presenta él, desnudo, con la misma verdad con la que nos diríamos a nosotros mismos las cosas cuando ya no merece la pena engañarse porque estamos de vuelta de todo y porque lo que nos ha pasado ha menoscabado nuestra confianza en la sociedad, en las personas y en la vida tal y como la conocíamos, o vivíamos

No sabría decir si la fuerza de la novela radica en la historia, en el protagonista o en la manera de escribir del autor, así que me quedo con las tres opciones. Ese juego entre el bien y el mal, la línea entre lo erróneo y lo correcto, lo que debería ser y lo que no ha sido; ese error o descuido que le lleva a donde está, siendo lo que no es, y le hace tomar decisiones que nunca hubiera pensado tomar; esa forma de sincerarse con sus recuerdos y con la gente que realmente significa algo para él; ese menos es más del texto, esa narrativa casi poética que nos hace pensar, llena de filosofía y aforismos sobre la vida, con el tono directo de quien no pierde nada porque ya lo ha perdido todo; ese color gris que le aporta a la historia, con olor a tubo de escape de una moto; esa negatividad vital pero con la fuerza de hacer lo que cree que debe hacer; todo lo que ama, a su manera, y todo lo que sabe hacer... hay tanto en tan poco que parece increíble que sea una novela que se lee en un suspiro.

No tiene que haber sido fácil contar una historia real, íntima y que encierra mucha más verdad de la que podemos llegar a pensar. Casi puedo sentir la dificultad de Pere para hacer suyo lo de él antes de comenzar a construir la novela. Supongo que la decisión de hacerla tal y como está escrita implica una valentía y una confianza que consiguen atraparte como lector. Tras Golpes quiero saber más, pero no en sí de Alfa, porque ha estado muy bien tal y es, me ha contado todo lo que puedo soportar, sino de Pere y las historias que quiera contarme.

"Arrimarse a los cincuenta comporta tener siempre fui, desayunar ibuprofenos y avistar la vida a través del retrovisor de las vivencias"

"La vida son golpes, y los golpes, golpes son"

#Babelio #HistoriasQueRecomendar
#LecturasQueSonMásDeLoQueParecen
#Castellón #MaravillosaConjugaciónEntreNovelaNegraEIntimista
#AlfaYSuCódigoDeHonor #SubinspectorDentroYFuera
#444nochesY2entierros
#CasiLloro #IntensidadNarrativa
#PremioLetrasDelMediterráneo





Comentarios

  1. No me veo con esta novela. No me llama mucho.

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta, además he leído una novela del autor, La mirada de Chapman y me gustó, así que apuntada queda.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aseguro que es mejor lectura de lo que yo he sido capaz de expresar. Debe ser que el calor ha adormilado mis neuronas... espero que la leas...

      Eliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018

El hombre fetichista, de Mimmi Kass #retoíntimo

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott