Algunas de mis lecturas #minireseñas

Mi objetivo es hacer una publicación de todas las lecturas que hago, tanto si me han gustado mucho como si no han sido todo lo que esperaba. Estas tres semanas, que he estado oficialmente de vacaciones, he leído mucho, entre otras cosas, pero no he tenido tiempo (ni acceso) al blog y a Internet todo lo que me hubiera gustado, así que muchas de mis últimas lecturas están pendientes. Al haber pasado ya varios días de algunas de ellas, he pensado que lo mejor sería una publicación conjunta, solo por dejar una opinión rápida de lo que me ha parecido su lectura. Todavía me quedan muchas otras novelas por desmigar e intentaré hacer una publicación para cada una, pero el tiempo manda, y mi memoria también.



En una habitación de hospital en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana, dos mujeres hablan sin descanso durante cinco días y cinco noches. Hace muchos años que no se ven, pero el flujo de su conversación parece capaz de detener el tiempo y silenciar el ruido ensordecedor de todo lo que no se dice. En esa habitación de hospital, durante cinco días y cinco noches, las dos mujeres son en realidad algo muy antiguo, peligroso e intenso: una madre y una hija que recuerdan lo mucho que se aman.

Compré este libro con muchas ganas. Había leído opiniones más o menos favorables de él y consideré que lo mejor era leerlo para poder opinar. Puedo decir que me ha gustado, sobre todo lo que cuenta, esa mirada al pasado de la protagonista y cómo todo tiene que ver con lo que es, o lo que ha llegado a ser; me ha gustado cómo va desgranando esa vida, sin nada, sin nadie, de la que consiguió salir; me ha gustado la verdad cruda y directa de sus palabras y la fuerza que desprenden; en conjunto, me ha gustado, pero se me ha quedado un regusto amargo porque no llega a ser todo lo que yo esperaba de ella. Es como si esa forma de ir contando pensamientos no hubiera calado en mí todo lo que debería.
Lucy Barton nos habla de maltrato sin nombrarlo, nos habla de dolor sin quejarse y nos habla, en su mayor parte, de amor a pesar de todo. Ese es el gran valor de esta novela y solo por eso ha merecido la pena leerla.


¿Crees que los sueños se hacen realidad?... si crees que todo es posible, sigue en este relato la aventura de Chloé, que convirtió su más insólita fantasía en realidad.

Me gusta esta autora. He leído novelas de ella que me han encantado, como por ejemplo Somos tú y yo; pero esto no significa que todo lo que vaya a escribir me vaya a gustar de igual manera. Este relato de 28 páginas sobre un viaje en el tiempo ya programado, aunque no menos inesperado, de una chica actual a una época que adora, no ha estado mal para ser tan corto, pero me ha parecido casi el esquema de lo que sería sin duda una novela romántica bajo esta temática, tan en boga últimamente.
Desgraciadamente, me ha resultado una lectura prescindible.


A Mackensie Taylor, una joven veterinaria con un pasado tormentoso, el destino le jugó una mala pasada colocándola en el lugar equivocado en el momento equivocado. Nunca debió encontrarse en aquella lujosa mansión y mucho menos abrir la puerta que estaba vetada para ella. Al adentrarse en aquella habitación prohibida cometió un error, un grave error…
Y ahora debe afrontar las consecuencias. Alexander Fontaine, un rico y poderoso empresario, se queda asombrado al descubrir a aquella hermosa mujer en su habitación secreta. Una habitación llena de instrumentos y artilugios de BDSM donde lleva a cabo sus sesiones de dominación. Bien, ella ha roto las reglas y él, como Amo, se lo hará pagar con dolor… y un increíble placer.

Ha sido una lectura erótica que me prometía mucho (muchísimo) y se ha quedado en nada. No he llegado a conectar con esta historia que pretende mostrar la iniciación en el BDSM de una joven veterinaria con un pasado doloroso y un futuro incierto. Podría decir que la historia de amor entra dentro de los clichés habituales, que a mí me suelen gustar, pero la parte erótica no me ha llegado como debería haberlo hecho.
Él es un Amo como toca, y ella una Sumisa, pero la manera que tienen de comenzar su relación contractual me ha resultado poco sólida y eso ha hecho que me costase disfrutar del resto del texto. Ha habido momentos en los que casi sentía que él la dominaba psicológicamente, anulándola. Es una pena, porque normalmente los Dom literarios que leo me gustan, pero este no lo ha hecho.
De todas maneras, todo no ha sido malo; lo mejor, él cuando consigue que ella sienta placer; lo peor, la base de la relación, como ya os he dicho, cogida con pinzas.


Maggie Concannon se ha criado junto a sus hermanas en un ambiente familiar tan inquietante como el paisaje rural que la rodea. La joven, obstinada y visceral, encuentra un refugio contra la soledad y la amargura de su madre en la creación de piezas de vidrio. Rogan Sweeney, dueño de una galería de arte de Dublín, descubrirá en ellas el alma apasionada y libre de la joven. Pero ¿acaso tienen algo en común la chica de campo y el guapo, culto y elegante hombre de negocios?

Por fin un libro de esta autora que disfruto realmente, porque me ha ofrecido justo lo que esperaba: una bonita historia de amor entre dos personas muy distintas que se encuentran y tienen más cosas que les unen de lo que parece. 
Es una novela en la que puede que no pase nada muy intenso, pero la belleza está en ver cómo, sobre todo ella, se va descubriendo la verdad interior a pesar del pasado.
No es una historia de grandes pasiones pero sí tiene un ÉL muy deseable, capaz de saber leer en las personas, y una ELLA que es ruda, directa, inteligente y pasional.
Interesante ha sido el juego de secundarios, lleno de personas normales, con pasado, con pecados y con su propia manera de ver su vida, algo poco habitual en este tipo de novelas.
Imposible no querer leer la siguiente historia, la de Brianna (la hermana), porque promete y mucho.


#minireseñas #leyendoenverano
#algunasdemislecturas
#avecessíavecesno
#buscaleeyopina
#libroslibroslibros

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. He leído Me llamo Lucy Barton y me gustó mucho
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Montse,
    Me pasa como a ti, que cuando no tengo mucho tiempo prefiero dedicarlo a leer más que a reseñar y luego hago minireseñas, más que nada para que dejar constancia de las lecturas, aunque estos últimos meses no he tenido tiempo ni para eso.
    Me llaman especialmente Me llamo Lucy Barton, que lo tengo en el Kindle esperando, y el de Nora Roberts, es una autora de que he leído alguno de sus últimos libros (suspense romántico) y me han gustado y de la que además tengo buenos recuerdos de cuando era jovencita y encontraba sus libros en la biblioteca del barrio. Este no lo he leído pero me gusta lo que has contado de él.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! De las cuatro sólo me he leído la última, la de Nora Roberts, y es una serie estupenda, a mi me gustó mucho.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. hola,
    no he leido ninguno de los libros. El de la Roberts lo tengo apuntadito, y me encantaria leer algo de Claudia Velasco, los otros dos no me llaman demasiado la atencion
    Gracias por las minireseñas
    Besotesssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si quieres leer algo de Claudia Velasco, yo te recomiendo Somos tú y yo o El cielo en llamas.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Corazón de templario también es precioso
      ;)

      Eliminar
  5. De ahí para leer tengo el de Nora apuntado desde hace siglos, muy buen post guapa

    ResponderEliminar
  6. Sólo he leído Me llamo Lucy Barton y coincido contigo: me gustó mucho y me mereció la pena leerlo pero me faltó algo
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Piso para dos, de Beth O'Leary

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano