Nadina o la atracción del vacío, de Marisa Sicilia

384 páginas
Publicado por Top Novel
Mathieu Girard es agente de los Grupos de Intervención de la Gendarmería Nacional, una unidad de élite francesa. Le gusta su trabajo y siente cierta atracción por el riesgo, que se empeña en negar y le causa problemas a la hora de mantener relaciones estables. Es responsable y reflexivo y su situación afectiva no es su prioridad. En París y en estado de máxima alerta ante la amenaza de ataques terroristas, Mathieu deberá vigilar de cerca a Dmitry Záitsev, un empresario ruso involucrado en negocios turbios que asegura que puede evitar que una letal partida de armas llegue a manos de los extremistas.
Y también conocerá a Nadina.
Todas las señales le advierten de que no debe acercarse a ella, pero, cuando amas el peligro, eso no debería importar.

Libros hay miles, cientos de miles, y a veces escogemos unos y no otros por los motivos más extraños. Este no es el caso, os lo aseguro, pero es verdad que muchas veces pienso qué hace que llegue a mis manos una historia en concreto. Unas veces es un regalo, otras veces una portada, otras muchas unas recomendación y algunas veces es casi como por casualidad. Con Marisa Sicilia tengo ya una especie de idilio personal, que no solo lector, ya que, no tanto por sus novelas, sino por lo fácil, interesante y constructivo que es leer una historia escrita por ella para luego mantener, si se tercia, una larga (o corta) conversación sobre lo que más o lo que menos me ha gustado. Encontrar una autora con la que uno puede expresar con total tranquilidad su opinión sobre la historia os aseguro que no es fácil porque no todo el mundo se toma bien las críticas, ni siquiera las constructivas. Os aseguro que puede estar hablando durante horas sobre sus historias, las cuales se sabe de memoria (página a página), defendiéndolas o aceptando sus puntos más flojos.


La verdad es que antes de empezar a leer Nadina me había hecho mi composición de historia y no ha sido para nada como esperaba, lo cual agradezco, y mucho. Alrededor de una situación muy actual, como es el terrorismo yihadista y las consecuencias de las últimas guerras en el Este de Europa, y teniendo muy presente la actuación de las fuerzas de seguridad especiales francesas, gira el hilo argumental de esta historia, en un tono que va desde el devenir de la trama  más activa hasta el romance entre ELLOS. Es verdad que dependiendo del punto de partida desde el que comiences a leer puede que el mayor peso de la parte de investigación o intriga frente a la del romance haga que tu opinión de la novela varíe, sobre todo si esperabas una novela puramente romántica; para mí, el cambio de registro dentro de la trama, centrando gran parte en el qué y cómo, le ha añadido un plus a la lectura, y reconozco que me ha gustado así. Como yo soy una lectora "facilona", si además el texto consigue que ría o que llore ya me tiene prácticamente en el bote, y éste me ha sacado alguna lagrimita, aunque silenciosa y pequeña.

Para mí, la fuerza de la narración radica en él, en Mathieu, y en cómo afronta su necesidad de ponerse al límite pero siempre dentro de su código de conducta, dentro de lo que él considera correcto. La autora nos va metiendo en su manera de hacer, de pensar, de sentir, hasta que casi lo mimetizamos. Es verdad que él no es el personaje que más cambia, que más evoluciona, simplemente afronta su realidad según le va sucediendo. Es el personaje que mejor llegaremos a conocer.
Nadina es la parte discordante, la más voluble, y la que supone un punto de inflexión en ÉL y en la historia de los dos. Es el personaje que más juego da, que más equipaje arrastra, que más drama ha soportado; es el desencadenante de todo. Creo que ha sido el personaje, junto con Dimitry, que más me ha sorprendido por su parte real y cierta. Algo poco habitual en las novelas de corte romántico. Ay, de Dimitry prefiero no hablar para que el futuro lector se haga su propia opinión porque es un personaje de esos que no te dejará indiferente.

Es una historia bonita y, en parte, puede ser desgarradora porque lo que cuenta es algo muy presente para todos; es una historia muy actual, un romance complicado, distinto, una guerra de voluntades. No sé hasta que punto el trabajo del GING es tal y como lo explica Marisa, pero a mí, dentro de mi ignorancia, me ha parecido todo muy correcto y muy creíble, y eso es gracias un gran trabajo de investigación previo, que he de suponer, y al trabajo de narración realizado



Puede que haya echado en falta algo de intensidad dramática, aunque en parte se suple con el vértigo que llega a transmitir la relación entre ellos en algún momento. Casi puedes palpar esa sensación en la que están envueltos.

El instante. El vacío. Volvió a suceder. El perfume, mucho más suave que la primera vez, la mutua necesidad, la sensación de caer. Tan, tan profundo. Tan aprisa.

Narración muy sólida, muy limpia, muy correcta; personajes bien construidos, bien marcados; situaciones adecuadas. Es verdad que no es la historia de esta autora que más me ha emocionado, pero sí me ha parecido la mejor escrita por ella, la mejor acabada. Estoy deseando que siga explorando esta narrativa y construyendo historias en esta línea.

#Ella #Vacío #Vértigo 
#TodosTenemosUnPasado
#Compromiso
#AyDima #YoTeQuiero #NuncaMeDejarás
#Peligro #Investigación #SituaciónLímite
#HistoriasParaDisfrutar #Juegos
#NuncaMePerdonarán #MiHistoria
#Fuerza #Sacrificio #Dolor #Miedo

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Hola, Carmen
    La verdad es que me he llevado una sorpresa con tu reseña, porque coincido en muchas de las cosas que destacas y también por tu manera de contarla. Coincido también en algo que comentas sobre la autora: defiende sus historias y es capaz de transmitir esa pasión por ellos, por (todos) sus protagonistas. Nadina supone una vuelta de tuerca en la romántica, al menos así lo veo yo, y creo que algunas lectoras agradecemos que así sea.
    He disfrutado mucho leyéndote.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!!
    Estoy muy de acuerdo con mucho de lo que comentas, creo que Mathiu es el gran eje y, admito que con Nadina tuve mis más y mis menos. Pero con Marisa siempre me pasa y es algo que me gusta mucho.
    Dimitri promete tanto que se nos hará muy larga la espera
    Es ese algo que tiene en su forma de narrar que me engancha y me interesa!!!
    Muy buena reseña, me ha gustado mucho ♥
    Un besote

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018