Tal como éramos, de Sìlvia Tarragona

240 páginas
Publicado por Roca Editorial
Sandra tiene 39 años, es una gran periodista, culta y aficionada a la música y a los libros. Una mujer hecha a sí misma. Todo le parece ir a la perfección hasta que llega un día que, por circunstancias familiares, la desahucian de su casa. Su vida perfecta empieza ahora a hundirse.
Sin embargo, un día conoce a Edmond en el aeropuerto; un agregado militar de la embajada francesa en España que se dedica a viajar por todo el mundo. Un hombre que parece ser de lo más seductor y sofisticado. Sandra y Edmond tienen entonces un affair, si bien ella está convencida que no lo volverá a ver. Pero la historia no ha hecho más que empezar, y tendrá su momento álgido durante un apasionado fin de semana en París. Un amor intermitente. Un amor intenso.
Sandra se da cuenta que si bien la vida puede ser complicada, es ella la que debe salir del pozo en el que se encuentra y, con la ayuda de sus amigos, conseguir la fuerza necesaria para seguir adelante y afrontar su destino.



A veces echo de menos cuando expresar mi opinión sobre una lectura se quedaba en mi círculo cerrado, en el que solo tenía que decir algo así como "es un libro precioso, léelo, te gustará", o "a mí me ha llegado la historia, te animo a que descubras si también es un libro para ti". Esto me ocurre sobre todo cuando quiero que expresar sentimientos y mi limitación narrativa no me lo permite, o por lo menos no lo hace como a mí me gustaría. 

Tal como éramos me dejó, nada más terminarla, con los sentimientos a flor de piel. La empatía que sentí hacia la protagonista, y narradora de la historia, Sandra, fue enorme. Tenemos prácticamente la misma edad y aunque no nos encontremos en una situación similar, ni laboral ni familiar, he llegado a entender sus miedos, sus anhelos, su desesperación vital. He comprendido su rabia, su pena. He llorado con ella. Hasta he elegido con ella.

Es un texto intimista, aunque fácil, directo y ágil, en cierta manera muy periodístico, que comienza con Sandra viendo como una empresa de mudanzas está desmantelando la casa que ha pertenecido a su familia durante años y donde siempre ha vivido. A partir de ese momento, Sandra nos va narrando en primera persona lo que ha ocurrido durante los últimos meses hasta llegar al momento en el que se encuentra, mezclado todo con recuerdos de su infancia, de su juventud, sus momentos, sus libros y su música, permitiéndonos como confesores o lectores llegar a conocerla íntimamente. Hay amor, amor de muchas maneras, amor que duele, amor que cura, amor que te hace respirar; y hay dolor, de ese que solo sentimos cuando estamos vivos

"Dicen que el dolor de ahora es parte de la felicidad de entonces. Este es el trato. Así de duro y real. Imposible de apelar."


Aunque el libro nos hable de la soledad de las decisiones, también nos trae la verdad de las palabras y la sinceridad de los que están contigo aunque tú no los veas. Probablemente, la situación desesperada de la protagonista viene más por no encontrar salida o solución a su problema que por no poder enfrentarse a él.

Como ocurre con muchas novelas de este tipo, la historia va de menos a más ya que cuanto más te acercas al protagonista más interiorizas todo lo que te va contando. El amor por la literatura y por la música de su autora está muy patente en todo el texto, ya que las referencias a ambas son constantes. Llegado a este punto me hace plantearme cuánto hay de ella en Sandra, y no es difícil intuir que mucho más de lo que se podría pensar. Yo, dentro de mi libertad como lectora, me imagino a Sìlvia entre libros, escuchando música de fondo, recordando conversaciones con su padre, momentos con su madre, con las satisfacciones y los desengaños, las decisiones, equivocadas o acertadas, que constituyen el devenir de nuestra vida... 


En resumen, una muy buena lectura, que te hará pensar sobre el poder de la familia, de los amigos, de los sentimientos, de las decisiones y de los recuerdos. Confieso que hay parte de la historia que me ha tocado un poquito el corazón, porque he sido capaz de verme en ella, en Sandra, y la he entendido como si lo que le pasaba me hubiera ocurrido a mí. Cuando esto sucede con una lectura, se me queda grabado durante mucho tiempo.

#narrativa #mujeres #anhelos
#miedos #recuerdos #amigos
#CuandoConocesAAlguienQueTeCambiaLaVida
#Barcelona #Madrid #periodismo
#PuenteAéreo
#amor #dolor #GraciasPorEscogerme
#RocaEditorial

   





Comentarios

  1. ¡Hola!

    No conocía el libro, pero desde luego que me lo apunto. Me encantan estas historias tan intimistas que van de las decisiones humanas, de la familia, del amor, los amigos... en conclusión, de la vida misma. Me algra que te haya hecho sentir tanto, a ver si a mí me pasa igual.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. A mí me han faltado cositas para disfrutar realmente de la hsitoria.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que cada libro es diferente según quién lo lea y el momento en que lo haga. También influyen la lectura anterior. Entiendo por qué lo dices.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Carmen, como vuelva a leerte diciendo que no sabes expresarte en las reseñas ¡me presento en tu casa y te doy un collejón de campeonato!... jajaja. Que te lo he leído ya varias veces y NO tienes razón. De limitaciones narrativas nada, y encima lo que sientes lo transmites, que es lo más difícil. Y te lo digo totalmente en serio :*

    Ale, fin de la "bronca" jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... me has hecho reír, y eso que llevo una mañana de mie...
      bronca recibida e integrada en mi cerebro ;)

      Eliminar
  4. Que bien Carmen cuando disfrutas tanto de un libro que no sabes por donde empezar a contar. Yo como soy una locuela siempre digo lo que me sale y au, pero tu has sabido expresarte de una forma estupenda.
    Un libro que de entrada no me hubiera llamado la atención, has conseguido que me atrape por completo.
    A ver si en algún momento saco hueco y lo meto en mis lecturas.
    B7s

    ResponderEliminar
  5. Se ve que es un libro difícil de digerir si tienes los sentimientos a flor de piel o bálsamo si te gusta curarte con cosas fuertes para el alma. Desde luego la portada me atrajo nada más verla y me gustaría que fuera un lectura de la que pueda hablar algún día.

    ResponderEliminar
  6. Pues después de leer tu Reseña creo que tengo que leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

Sorteo Canción de sangre y oro, de Jorge Molist

Siete libros para Eva, de Roberto Martínez Guzmán

La hermana sombra, de Lucinda Riley

La lucha de Jan - SORTEO #12