Fragmentos de vida, de David Coloma García

FRAGMENTOS DE VIDA
David Coloma García
Formato: Tapa blanda sin solapas
Páginas 56
ISBN 978-84-948582-8-4
Año 2018
Precio 10 euros


Este poemario es intimista, nace de la necesidad de expresar lo que llevo dentro, lo que vivo y las experiencias vitales más significativas. Hay mucho realismo y trato algunas cosas por las cuales todos hemos pasado alguna vez. Como dice un poeta: “Mis palabras dan crédito al pasar de mis días, desnudan mi alma y la hacen eterna. Lloran vivencias acérrimas con el degollar de los días”. 
La introducción es una reflexión sobre lo que me lleva a escribir. 
La nota del autor es una declaración de intenciones, expresar mi contribución a la poesía. Hay variedad de estilos, todos al servicio de los temas tratados, como un estuche con diferentes lápices de colores y, en función del cuadro que se pinta, se usan unos u otros. Los haikus son entes en sí mismos, pero a la vez sirven de introducción al siguiente apartado. 
El poemario se estructura en cinco partes que están introducidas por haikus siguiendo las estaciones del año; excepto la primera, que no tiene introducción: 
–Inicio: empieza con el poema “Nacimiento” y acaba con el poema “La cara oculta del miedo”. Esta parte hace referencia a mi discapacidad intelectual y mi infancia
–Verano: este bloque trata sobre las amistades y los vínculos
–Otoño: en este bloque están todos los poemas relacionados con dolor, tristeza, depresión y sinsentido
–Invierno: aquí sobre la muerte y reflexión acerca del final
–Primavera: en esta parte abordo mi relación con Dios
El orden de las estaciones no es casual y acaba en primavera, por ser la estación más vital de todas, reflejo de mi personalidad. 
Finalmente acaba el poemario con “El milagro de la existencia”, un poema vital de reflexión sobre la vida.

Aunque este no sea el primer libro, ni el segundo, de poesía que leo y del que os hablo en el blog, todavía me siento muy insegura al hacerlo, supongo que derivado de ese escollo que me encuentro respecto a mi escaso conocimiento lírico. Contaros como se merece todo lo que he sentido al leerlo se me hace un poco cuesta arriba, la verdad

Lo que me hizo animarme a leer Fragmentos de vida fue, además del título que me llevaba a acercarme a la vida del autor, la fuerza que intuí de sus palabras y, por qué no confesarlo, el autor y yo tenemos la misma edad y eso me hizo tener un pálpito. 

El libro llegó a mis manos a comienzos de enero y fue en un pequeño viaje en tren cuando pude deleitarme con todo lo que en él se expresaba. La verdad es que lo disfruté muchísimo. No sé si por el carácter personal de cada uno de los versos que leí o porque ese ambiente que me rodeaba ayudaba a mi relajación lectora. Es curioso como en un pequeño poemario que no tiene más de cincuenta y una páginas, David nos lleva de la mano por sus estaciones casi de una forma cíclica, terminando con un...
Ir del aquí al allá,
del inicio al final
en una gira sin igual.
(fragmento del poema El milagro de la existencia)
Tras el prólogo, que te da una idea de lo que alguien que conoce al autor de este poemario puede sentir con su lectura, agradeces lo que el mismo autor te cuenta en su introducción. A partir de aquí ya no te despegas de esa sensación de cercanía, y en cierta manera incomodidad por la intimidad que transmite todo, hacia el propio escritor y sus pensamientos, sensaciones, miedos, anhelos y alientos.
No nos damos cuenta de lo bello que somos,
no nos vemos con buenos ojos
y buscamos fuera de nosotros.
Quién nos ha dejado ciegos,
quién nos llama feos,
y no nos deja ver
la riqueza que hay en nuestro ser.
(Fragmento del poema Bella sinfonía)
Ha sido inevitable que me pregunte, nada más comenzar a leer, si de verdad David Coloma irradia la alegría que yo he sentido en sus poemas. Aunque en algunos momentos nos habla de algunos de sus miedos, no ha llegado a transmitirme desesperación sino más bien aceptación. Tienen tanta presencia las palabras en los poemas que intuyo son esenciales para el autor, como compañeras de viaje, como amigas que le entienden y a través de las cuales se comunica.
 


Hasta en el invierno, cuando nos habla en Muerte y en Epitafio, noto lucha, presencia y una pequeña duda sobre lo que quedará tras de sí, sobre el recuerdo en las personas que dejamos atrás, pero no noto abatimiento ni desolación. 
Muerte
Lo has intentado desde el principio, ¡¡pérfida!!, oscuro fue mi primer día, expectante el silencio.
¡No es!, gritan desde lo alto, doblas la cabeza, alejándote.
¡Es no!, vuelven a decirte, pasado un tiempo, aunque eres obstinada.
¡¡Cercenadora!!, sentí tu aparición, el malestar que transmitías. El vacío en tu rostro, grabado en mi consciencia. Aúllas de rabia, esperando tu hora. Congelas a tu paso, la sangre vieja. Tu hálito perfora mi corazón.
A ellos sí, disfrutas de tu trabajo, noto tu fétido aroma.
Vuelve en tu tiempo, no insistas en cambiar, estás a Él sometida.
¿A quién recomendaría esta lectura? a cualquier lector, sin duda, porque aunque no sea amante de la poesía, está escrito de una manera tan sencilla que es fácil entender todo lo que quiere decir, expresar y transmitir. Es una lectura fluida y pensativa que te permite reflexionar sobre tu vida, a pesar de estar leyendo sobre la suya. Eso sí, tiene que gustarte la lectura intimista porque de dentro sale todo lo que está expresado en este poemario.

Me parece un regalo maravilloso para alguien cercano.




Comentarios

  1. Hola, Carmen. Qué sorpresa encontrar poesía. A mi me gusta tener un poemario para leer y releer. Tengo el último de Irene X en mi mesilla de noche y pronto escribiré mi reseña.

    Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Piso para dos, de Beth O'Leary

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano