Cada suspiro, de Nicholas Sparks


Publicado por Roca Editorial
ISBN: 9788416867943
Colección: Novela
Páginas: 240
Formato: Tapa blanda con solapa
Fecha de publicación: 24/01/2019

Hope Anderson se encuentra en la encrucijada de su vida. A sus treinta y seis años mantiene una relación amorosa con un cirujano que dura ya casi seis años. Sin planes de boda a la vista, a su padre le han diagnosticado ELA, por lo que Hope decide pasar una semana en Sunset Beach, Carolina del Norte, donde además de organizar la venta de la casa familiar, tendrá que tomar las decisiones más importantes sobre el futuro de su vida.

Tru Walls nunca había visitado Carolina del Norte, hasta que recibe una carta firmada por un hombre que afirma ser su padre, un guía de safaris nacido y criado en Zimbabwe, que le cita en Sunset Beach. True espera poder resolver algunos de los misterios alrededor de la vida de su madre y recuperar los recuerdos perdidos con su muerte. Cuando los dos desconocidos se cruzan, la conexión que nace entre ellos es muy poderosa. Pero los maravillosos días que siguen a su encuentro y los sentimientos que surgen entre ellos les llevarán a tener que tomar decisiones que enfrentarán el deber familiar y la felicidad personal.

Llevo años viendo, y disfrutando, películas basadas en historias de Nicholas Sparks. Suelen tener una gran carga dramática, además de convertir lo más simple en una intensa historia de amor, de esas que se nos quedan grabadas. A pesar de tener más de una novela de este autor por casa, hasta ver esta historia en las novedades de Roca Editorial no me había animado a descubrir si el autor sería capaz de transmitirme la misma intensidad a través de sus palabras. 

Pocas cosas conocía de las novelas de Nicholas Sparks y curiosamente no había caído en que sus historias están ambientadas en Carolina del Norte. Puede que me equivoque, pero me hace pensar en si, para el autor, ahí está el equilibrio. Cada suspiro centra su historia de amor en uno de esos pueblos de la costa de este estado, tan americanos, tan idílicos, tan tranquilos, tan llenos de casas blancas de madera, con toda la quietud que eso conlleva

Lo primero que sorprende al abrir este libro es encontrarte con una introducción que recibe el título de Kindred Spirit, lo que significa alma gemela en inglés además de ser un lugar muy concreto y especial, escrita por el mismo narrador, en la que se dirige a nosotros, los lectores, para que seamos conscientes de cómo, cuándo y por qué llegó a ser conocedor de la historia que nos va a contar y lo que le motivó a llenar los espacios para compartir todo lo que él había sentido cuando alguien la había compartido con él. Esta metanarración aparece tanto al principio como al final, cerrando el círculo de lo que hemos leído y aportando el sentido a la construcción de esta novela

Tras esta introducción, me encontré buscando Sunset Beach en internet para descubrir el paisaje, el lugar y el desencadenante de esta historia.

Sunset Beach

Kindred Spirit

Dividido en dos partes, a partir de esta estructura, sencilla, somos conscientes de la división temporal de esta historia. Dos personajes reales, en momentos vitales muy diferentes, con anhelos distintos, se encuentran casi como por casualidad y eso cambia todo

Maravilloso el autor que me ha sorprendiendo por su manera de escribir, tan sutil, tan sencilla, tan aparentemente fácil pero utilizando las palabras justas para expresar lo que busca expresar, sin más, sin sobrantes, sin añadidos innecesarios. He sido capaz de visualizar la escena que el autor me estaba presentando con algunos pequeños comentarios hechos por los personajes. No me ha costado absolutamente nada ver más allá de lo que estaba leyendo. No he echado en falta descripción. Supongo que esto será algo común a todas las novelas de Nicholas Sparks aunque al no haber leído nada más no puedo confirmarlo.

Si os digo que él es él y ella es ella, probablemente pensaréis que solo digo obviedades, y tendríais razón, pero es que la historia es eso; es la vida de él y de ella y todo desde el punto en el que se conocen. Este punto sería casi como algo simétrico, a partir del cual tenemos un antes, sobre el que nos hablan para que sepamos y entendamos, pero sin añadir actores que desvíen nuestros sentimientos, y tenemos un después, que también nos cuentan, lógicamente, y que también entenderemos.

Me ha resultado una historia de detalles románticamente reales y dolorosamente maravillosos, y todo teniendo el sentido trágico. Es verdad que no es una narración que vaya a recordar durante mucho tiempo pero sí una historia que a medida que va calando en mí, va dejando más poso, como si macerara, como si todo lo que implica  por lo que nos cuenta fuese creciendo en mi recuerdo. He llorado, no tanto como si hubiese ido acompañada de la banda sonora habitual que nos vuelve muy sensibles a lo que vemos, pero alguna lágrima sí que he soltado al final, a modo de aceptación de las cosas que tiene la vida.

No es una épica historia de amor, tipo El diario de Noah, pero sí es una bonita, adulta, sentida, real y cercana novela que te devuelve la confianza en que puede haber amor a pesar de todo lo demás.
-Una de las grandezas de una hoja -le dijo- es que te recuerda que hay que vivir lo mejor que se pueda durante el tiempo que se pueda, hasta que finalmente llega la hora de dejarse llevar y desaparecer con elegancia.

Mientras hablaba, podía sentir los ojos de ella observándole. Su rostro denotaba escepticismo cuando alargó el brazo para volver a asir la taza de café.
-¿Por qué tengo la sensación de que hay algo más?- Porque siempre se queda algo en el tintero.

La novela es corta, o a mí se me ha hecho corta. Me ha resultado un viaje vital desde una perspectiva distinta, desde una distancia impuesta pero a la vez cercana, pudiendo llegar a sentir lo que yo sentirías si estuviese en el lugar de los protagonistas. Es destino, es amor, es dolor, es pena, es recuerdo, es para siempre, es podría ser, es familia, es el peso de nuestras decisiones, es te quiero, es lo siento.


Imposible no dejar pasar que ella se llama Hope y él se llama Tru; que ella vive con el miedo de la enfermedad de su padre y la soledad de la mujer que espera mucho de la vida a pesar de lo que eso significa; que él representa la soledad de alguien que se vio obligado a crecer, a ser él solo, y que sobrevive en la sabana africana como algo intrínseco a él. 

Aunque para mí no ha sido un pero en sí, quiero resaltar que la historia no está narrada sino contada, porque lo importante es el comienzo y el final, cerrando ese círculo del que os hablaba cuando hacía referencia a cómo el autor/narrador se involucra en la novela.

¿A quién recomendaría esta novela? A los lectores de romántica con un tono algo dramático y real, que crean en las casualidades necesarias; a los amantes de las historias vitales que te llevan de la mano a través de los momentos compartidos entre dos personajes y del peso de sus decisiones; a los lectores que tengan ganas de algo narrativamente más sencillo pero sentimentalmente intenso; a los que disfruten con una pequeña historia entre dos personajes en la que lo importante no son todos los detalles que te llevan a un momento sino el estar ahí, en ese momento.


Comentarios

  1. ¡Hola!
    Antes de nada decirte que acabo de toparme con tu blog y me quedo por aquí. Me encanta como tienes organizada las entradas y además como has reseñado esta! Me encanta como escribes.
    No he leído nada del autor pero siempre he tenido esa pequeña curiosidad y por como hablas de este, a pesar de que no me considere una persona muy romántica, en estas fechas me gusta leer algún que otro libro romántico, así que empezaré por este :D

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Tuve una época en que me dio por este autor y he leído 4 o 5 de sus libros, ahora lo tengo un poco abandonado, así que este título no lo descarto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Yo aún no leído nada del autor, pero si visto alguna que otra película,aunque ganas no me falta de leer los libros, así que anotado esta, buen post guapa

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carmen. Estuve tentada a leer esta novela, no he leído nada de este escritor y me apetecía, por ello me ha alegrado encontrar tu reseña. A ver si pronto consigo este libro.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! ^^
    Madre mía, el tiempo que hace que no leo un libro de Nicholas Sparks… No he leído muchos libros suyos (menos de diez seguro), pero todos me han gustado. Me encanta su forma de escribir. Este libro ya lo tengo apuntado en mi lista :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Hola, Carmen!

    Pues hace muchísimo que no leo libros de este autor, pero la verdad es que tampoco lo echo de menos. Nunca me han hecho mucha gracia sus historias, aunque invitas a leerlo, eso sí. Gracias por la reseña!

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente volver a leer al autor, a ver si me pongo con él.

    Besotes

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Piso para dos, de Beth O'Leary

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano