Música desordenada, de Inmaculada Hernández Marcos


465 páginas 
Autopublicado 
Colección El Universo escondido (libro II) 
La inspectora Heloísa de Paúl no carece de pelo por enfermedad o por razones estéticas. El motivo impactante es una incógnita terrible que se irá descifrando en paralelo con cada una de sus investigaciones. 
El segundo caso. Sobre una mesa de juego aparece un cadáver siniestro. Pero eso ocurrió en los años 80. Ahora imagina que formas parte del grupo de “okupas” que ha invadido un gran hotel abandonado desde la crisis inmobiliaria. Y que el dueño quiere donarlo para ­fines sociales. Y que, lentamente, la gente va desapareciendo. A veces, buscando los motivos de la maldad, uno puede encontrarse en el camino con los motivos de la amistad, de la solidaridad, incluso del amor inesperado.

Desde hace ya un tiempo una gran parte de mis lecturas son de novelas autopublicadas o autoeditadas. Es verdad que no es lo mismo una cosa u otra, existen matices que las diferencian, pero tendemos los lectores "no profesionales" a encuadrarlas dentro del mismo saco. Para nosotros, todas las novelas que no se publican bajo el ala de una editorial son autopublicadas, y la mayor plataforma de este tipo de novelas es Amazon. Reconozco que en este tipo de publicaciones hay de todo y que muchas de las novelas (o mejor, historias) que llegan a mí no tienen el nivel adecuado para considerarse una buena lectura pero de vez en cuando me encuentro con alguna que me gusta, me hace disfrutar leyendo y consigue que me entren ganas de seguir leyendo sobre esos personajes o, realmente, sobre ese autor y lo que tenga publicado.

Todo este rollo viene porque hace unas semanas recibí un mail ofreciendo Música desordenada para reseñar. Hice algo que estoy empezando a realizar y que deberíamos hacer siempre, antes de decir que sí, me descargué el fragmento gratuito de Amazon y lo leí para ver si la historia y, sobre todo, el estilo narrativo de su autora, me convencían. Y así fue. Me gustó tanto que me di cuenta de que no quería empezar a leerla a partir de este libro II, y me compré Terror al vacío, que es el libro I de la serie, para empezar desde el principio, como debe hacerse. Si os pasáis por la reseña de esta novela veréis que me gustó muchísimo, que es una novela policíaca con una subtrama muy interesante, una protagonista inteligente, rápida, ágil y destrozada por dentro, y un caso perfectamente hilado. 

Música desordenada comienza al poco tiempo de donde dejamos a nuestros protagonistas en la novela anterior, pero con un caso a resolver totalmente independiente. Es verdad que se podría leer sin conocer Terror al vacío, pero yo no lo recomiendo en absoluto, ya que existe una trama común a todas las novelas, sobre la vida de Heloísa, su pasado, su presente y, en cierta manera, su futuro. En esta segunda entrega, Heloísa es requerida para que vuelva a la comisaría y se haga cargo de un caso de muertes y/o desapariciones que le trae algo de cabeza al comisario y que ha empezado a saltar en todos los medios de comunicación. 

Antes de que esto ocurra, nosotros, como espectadores privilegiados, vamos a ver cómo van desapareciendo ciertas personas dentro de un hotel abandonado que ha sido ocupado por un grupo de jóvenes antisistema. Independientemente de la resolución de las muertes, llevada de una manera metódica, inteligente, muy entretenida y dinámica por la autora, aparece una crítica a diversos colectivos que creo que está más patente que en la novela anterior. En parte, la narración nos muestra la realidad más sincera de las bajezas humanas sin llegar a la crueldad que podemos ver en una novela negra. 


Volvemos a disfrutar de esa manera que tiene la protagonista de afrontar su vida, y volvemos a querer que la historia continúe para saber. Lo importante, como pasa en cualquier novela del género policíaco, es averiguar la verdad. 

Reconozco que esta historia me ha gustado menos que la anterior, me ha costado un poco más avanzar hasta más o menos el 40%, a partir de donde ha ido todo rodado. Lo asocio al momento en el que ella interviene más en la resolución del caso. Supongo que mi curiosidad iba enfocada al qué pasó en la vida de Heloísa cuando era pequeña y menos al hotel y su extraña manera de recibir a los visitantes. Un lector que afronte esta novela desde cero no se verá influido por esto y quizá sepa apreciar mucho mejor que yo esa trama de personajes que confluyen en un misterio, que tiene, como siempre ocurre, una explicación bastante lógica. No me entendáis mal, me ha gustado. Creo que me declaro seguidora de esta autora y sus "misterios", pero no siempre lees con las mismas ganas o te implicas igual en las historias, como lector, quiero decir.

Sigo pensando que estamos ante una buena serie de novelas policíacas, desmerecidas por sus portadas. Si te gusta este tipo de literatura, anímate. Empieza descargando el fragmento gratuito de Amazon (es como un 14% de la novela) y verás si te engancha o no y si la manera de escribir de Inmaculada Hernández Marcos te parece correcta. Yo creo que lo harás y tendrás que continuar leyendo.


#TodosTenemosUnPasado #TodosTenemosMiedos
#AlFinalLasCosasAcabanSaliendo #PropiedadPrivada #Amistad
#Muertes #Familia #Asesinatos #Investigación
#Policía #GuardiaCivil
#Madrid #ONG's

#Música
#autopublicada #autoeditada


Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Es que me presentas estos libros y no hay como negarse, a ver si caen en algún momento jeje

    ResponderEliminar
  2. Yo también tiro mucho de fragmento de Amazon, jajaja. Reconozco que últimamente estoy un poco quisquillosa y casi no me llevo ninguno después de leer el fragmento. Así que con este voy a hacer el mismo proceso, a ver qué tal.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Al igual que el anterior, este tiene un pinta fantástica. No tengo horas para tanto libro. Apuntado queda.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Prime Student

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018