El regalo de Daniel

El regalo de Daniel, de Barbara Freethy
332 páginas
Los fans de Debbie Macomber, Susan Wiggs, Kristin Hannah y Robyn Carr disfrutarán de esta emotiva novela de ficción romántica para mujeres sobre el amor y la familia. ¡La perfecta elección para tu club del libro!
Ganadora del premio RITA a la Mejor Novela Romántica Contemporánea – Escritores de Novelas Románticas de América
En su impetuoso verano de amor, Janny St. Claire encontró a Luke Sheridan -su elegante caballero en uniforme de médico en prácticas. Pero un trepidante futuro y unos padres rígidos y ambiciosos expulsaron la pasión de la vida de Luke. Y el verano terminó, dejando a Jenny con un corazón roto…y un hermoso hijo, Danny, para ayudarla a repararlo.
Años después, es la tragedia la que los reunirá –el padre a quién el hijo anhela conocer, la madre que ha intentado olvidar desesperadamente. Y mientras Luke y Jenny luchan por ignorar el dolor y el deseo renacido en una mirada o un roce, sólo el notable coraje de un joven – y la ayuda de un ángel guardián poco ortodoxo- pueden ofrecerles el más valioso de los regalos: una segunda oportunidad en el amor de sus vidas.

Mi tiempo lector es muy valioso. Los que leéis mucho entenderéis por qué lo digo. No me molesta leer un libro que al final no me guste o no haya sido lo que esperaba. Eso entra dentro de la normalidad lectora. Lo que me molesta es perder, literalmente, el tiempo leyendo un libro que está mal traducido o corregido. 

Sé que de las 23 novelas propuestas en el Reto Rita no todas me van a gustar, e incluso asumo que algunas historias me resultarán aburridas, pero lo que no puedo tolerar es que la novela esté mal traducida. Es casi como si me tomaran el pelo. Me siento engañada y si no llega a ser porque tenía el compromiso de lectura por participar en este reto, la hubiese devuelto a Amazon (plataforma donde la compré). No es que la traducción sea latina, que también es y reconozco que me suele sacar de la lectura (palabras como jugo, poncho, jeans, carro, manejar un coche), sino simplemente es una traducción mala, malísima. Todavía estoy intentando averiguar qué significa jugar de jardinero en el béisbol. Voy a intentar abstraerme, harto difícil, del problemón que ha resultado la traducción para hablar de la historia. 

Sorprende enormemente que una historia tan simple, ñoña y de construcción demasiado previsible haya ganado un Rita. Si nos centramos en el argumento podríamos pensar que no estará mal: un niño de doce años quiere conocer a su padre, del que sabe que no quiso tenerle y que se fue; ese padre tiene una vida de éxito y dinero pero no es feliz con ella ni con su matrimonio, desea tener hijos pero descubre que su mujer no; el día que el niño se escapa para hacerle una visita sufre un accidente y cae en coma; y todo esto desencadena el encuentro entre sus padres y lo demás… bonito ¿verdad?, pues no sé si ha sido por la traducción pero la lectura, demasiado previsible y de serie B, me ha aburrido soberanamente. Carente de intensidad, poca trama, personajes planos, demasiado perfectos a veces, y todo rodeado de cierto tono de sueño americano que en este caso no ha funcionado como debería. Me ha parecido una narrativa demasiado sencilla y anodina, con una historia bonita en su conjunto pero carente de base e interés en su desarrollo. 

Vamos, que lo puedo decir más alto pero no más claro. Sólo lo siento por mis compañeras de lectura porque tendrán que leer una historia que yo solo quiero borrar. Escritores del mundo, editoriales varias, por favor tengan cuidado con las traducciones y con las correcciones, los lectores nos merecemos el mayor de los respetos y NO TODO VALE

#RetoRita
#HeSufridoEstaLectura
#EnRománticaNoTodoVale
#APorElSiguienteRitaConMuchasGanas


Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Madre mía... encima de truño, mal traducido. Es malo de narices, un teleflín de A3. Prueba con el de Connor, ¡mucho mejor!

    ResponderEliminar
  2. Jops, pues mira que lo siento. Si llegamos a saber que la traducción es tan mala no lo ponemos :(

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Piso para dos, de Beth O'Leary

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano