Viajar en tren. Recuerdos



Te trasmite una sensación especial viajar en tren y mirar por la ventanilla cómo el paisaje pasa delante tuyo, con cierta velocidad, dejándote la mente en blanco, lista para recordar.

Sí, eso es exactamente lo que a mí me transmite, recuerdos: recuerdos de lo que fue, recuerdos de lo que pudo ser y no fue, recuerdos de otra vida que me parece tan lejana como ajena, pero son recuerdos sin palabras, solo sensaciones. Simplemente, mis recuerdos.

La serenidad que siento es placentera y a la vez me asusta. Lo confieso. Creo que si el viaje durara más sería capaz de ser sincera conmigo misma por una vez y eso todavía no sé si es bueno. 

Lo mejor es dejarme adormecer por el vaivén del tren, cerrar los ojos y respirar pausadamente hasta quedarme dormida. 

No sé cuánto tiempo ha transcurrido, pero una ligera molestia en el cuello me ha recordado dónde estaba y me ha hecho abrir los ojos de nuevo, en todos los sentidos. 

#reflexionesviajeras 
#recuerdos

Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Te envidio sanamente. Soy incapaz de relajarme cuando viajo; los nervios, la tensión, el estrés... siempre acabo angustiada hasta que llego al destino. Por cierto, bonito texto y bonita reflexión. ¿Conoces SWEEK? Me lo recomendaron hace poco, es una p`lataforma para compartir relatos y micros para darlos a conocer. Lo mismo te interesa... Un saludo desde Las historias de Sartre

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito!! Yo no suelo viajar en tren (y me encanta), lo mío son los trayectos cortos al volante, pero coincido contigo, es peligroso dejarse llevar, pero sobretodo, darse cuenta de a dónde hemos llegado.
    Sigue, quiero más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace algún tiempo alguien me envió un pequeño relato sobre una mujer que conseguía evadirse de su realidad leyendo... y yo me pregunto, ¿dónde estará esa persona? ¿habrá terminado ese relato?

      :*

      Eliminar
  3. Es un lindo relato, me encantaría viajar en tren, pero nunca he podido hacerlo, en mi país sólo sé de la existencia de un tren y me queda extremadamente lejos por lo que sería extremadamente caro, pero un viaje así es mi sueño.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que algún día viajarás en tren y que te gustará tanto como imaginas. Un abrazo

      Eliminar
  4. Desde muy pequeño he viajado constantemente en tren y me siento identificado con todo lo que en tu relato se cuenta. Los viajes hoy en dia son rápidos y se pierden esas sensaciones.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Sin identidad, de Jorge Moreno

La lucha de Jan - SORTEO #12

II Café literario de Valencia #evento

Viento del norte, de Arlette Geneve

Palabra de McKenzie, de Tessa C. Martín

Madrid en mis lecturas

Del color de la leche, de Nell Leyshon

Ganador sorteo #6 CAEN ESTRELLAS FUGACES

El susurro de la acuarela, de Sofía Ortega

Cuando el olvido nos alcance, de Raúl García Reglero