Pan de limón con semillas de amapola, de Cristina Campos

Comprar


Sinopsis (según Amazon)


Durante el invierno de 2010, en un pequeño pueblo del interior de Mallorca, Anna y Marina, dos hermanas que fueron separadas en su juventud, se reencuentran para vender una panadería que han heredado de una misteriosa mujer a la que creen no conocer. 
Son dos mujeres con vidas muy diferentes. Anna apenas ha salido de la isla y sigue casada con un hombre al que ya no ama. Marina viaja por el mundo trabajando como cooperante de una ONG. 
Mientras intentan desentrañar el secreto que encierra su herencia, tendrán que hacer frente a los viejos conflictos familiares, a la vez que intentarán recuperar los años perdidos. 
Esta novela es una historia sobre la amistad femenina, sobre secretos guardados y recetas de pan olvidadas. Pero, sobre todo, es la historia de unas mujeres que aprenden a decidir, con libertad, sobre su futuro.


¿Sabéis cuando encontráis una novela maravillosa, de lectura tranquila, con una historia que te atrapa no solo por lo que significa sino porque los personajes llegan a ser tan cercanos que sientes lo que ellos sienten y sufren y ríes con ellos? Eso es lo que me ha pasado con este libro. Lo elegí en la biblioteca atraída por su título y porque había visto alguna reseña que otra (pongo visto porque no las suelo leer enteras ya que desvelan demasiado) y de nuevo tuve suerte, porque fue una magnífica elección.


Dejando a un lado la sinopsis de esta historia, que nos pone en antecedentes sobre el motivo del reencuentro de Anna y Marina, la novela comienza de alguna manera por el final, con un capítulo a modo de prólogo que ya nos desvela mucho sobre el camino al que nos lleva esta historia. Con esta información en mente y muchas de las pinceladas que la autora, de una manera inteligente, nos deja en esas primeras palabras, comenzamos a leer sobre la vida de estas dos hermanas. Una vida tan distinta como lo son ellas. A mí personalmente, en este tipo de novelas de género narrativo familiar, este recurso me gusta mucho, porque me ayuda a disfrutar del proceso hasta llegar a ese "casi" final conocido. Como sé hacia dónde voy, me voy fijando en cómo voy llegando hasta allí.

No sólo me ha gustado muchísimo la historia y lo que me han contado con ella, sino que también me ha gustado mucho cómo me lo han contado. Ir intercalando momentos temporales, a modo de pensamientos o de pinceladas me ha parecido muy acertado para ir conociendo a estas maravillosas mujeres y sus historias. Además de Marina y Anna, protagonistas absolutas de esta historia, cuya evolución personal es enorme a lo largo de esta novela, tenemos a muchas más, que de una manera o de otra podrían contar su propia historia: Anita (o Ana), Imelda, Úrsula, Lola, Naomi, Catalina, Cuca, Laura e, incluso, Pippa.

No penséis en una novela donde todo es bueno y maravilloso. Al contrario, es una novela sobre la vida y, como en la misma novela se dice varias veces, la vida es así como es y muchas veces no es justa, pero hay que seguir adelante.

La novela nos enseña mucho sobre las personas, cómo sus circunstancias marcan su manera de ser y su manera de enfrentarse a la vida, lo que les define cómo son y cómo se relacionan con los demás.

Por último me gustaría hacer una mención al trabajo de investigación de la autora. Ha conseguido que me crea todo lo que he leído y eso es muy importante para haber disfrutado más con ella. Me ha parecido muy real la forma en la que me ha contado algunos momentos y cómo me ha presentado otros. Todo lo que gira en torno a los médicos de Médicos Sin Fronteras y su manera de enfrentarse a su trabajo en distintos países ha sido muy interesante. 

Añado esta historia a mis favoritas y a la lista de las que me han hecho llorar a lágrima viva, no solo por muchas mujeres y sus vidas, sino también por la vida de las que forman parte de esta historia.


Comentarios

  1. Hola!
    Preciosa reseña!! Coincidimos en muchas impresiones, la historia es fantástica y como dices, no todo es bonito, de hecho, ya el principio es impactante...
    A mi también me gustan mucho estas historias familiares y es que esta es especial, una primera novela de una autora a la que seguiré la pista 😊
    Un beso
    S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que era su primera novela. No se me ha ocurrido "investigar". Me ha encantado y creo que eso se nota en mi publicación.
      Gracias por comentar.
      Besos

      Eliminar
  2. Cuántas más opiniones leo de él más claro tengo que tiene que ser mío!!!
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro. Estaré pendiente cuando la leas para ver si te ha gustado tanto como a mí

      :)

      Eliminar
  3. Hola Carmen,

    Una de mis mejores lecturas del 2016!!
    Además, vivo a tan solo 20 minutos del maravilloso pueblo de Valldemossa y sentí la historia muy, pero que muy cercana. De hecho hice una ruta literaria... ¿Sabías que es petit Hotel de Valldemossa y la panadería existen de verdad? Bueno, la panadería se llama Can Molinas y hacen unas cocas de patata desde 1920, buenísimas...
    Un libro que recomiendo a todo el mundo!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿De verdad que existen? Me encanta... nunca he estado en las islas y me encantaría conocerlas... me apunto lo de la ruta literaria por ahí

      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La magia de ser Sofía

Mis 10 mejores lecturas

Silentium. Isidro R. Ayestarán

Adulterio

La chica que dejaste atrás, de Jojo Moyes

Ningún escocés verdadero

Esperando a Robert Capa, de Susana Fortes

La magia de ser nosotros

Cartas a un amor perdido

Por una cama de princesa