Los lazos de Argel, de Myriam Millán

Zahara de los Atunes, 1577. 
Una galera de piratas beréber asalta un tranquilo pueblo pesquero en mitad de la noche. 
María, una humilde cabrera y su pequeño hijo Julio, son secuestrados en su propia cama, encadenados y embarcados hacia lejanas tierras musulmanas. 
Nada más pisar tierras musulmanas y aún sin ser conscientes de sus nuevas vidas, son llevados a un mercado de esclavos, donde María presencia cómo venden a su hijo, delante de sus propios ojos, por un puñado de monedas. 
Maniatada y sometida, sin poder hacer nada por impedirlo, María promete a gritos a su hijo que lo encontraría y le devolvería la libertad. 
Pero pronto María comprende que siendo esclava y mujer, en un mundo de corsarios musulmanes, para buscar a su hijo tendría que descender y atravesar los infiernos. 
Con nada a favor y todo en contra, María se jura a sí misma, que si encontrar y liberar a su hijo tuviera que costarle el mayor sufrimiento y la muerte, que así fuera. 



¿Qué os impulsa a leer un libro? ¿Por qué elegís uno u otro? Eso no se sabe, es muy personal, pero muchas veces es solo que te den la opción de hacerlo. Laky organizó una lectura conjunta de Los lazos de Argel, con sorteo y todo, así que allí me fui yo ya que me daba la opción de descubrir una autora nueva, de conocer una historia que me prometía navegar en otra época y otra cultura, lo que siempre agradezco, y todo con la opción de ganar otro libro.

La única protagonista de esta novela es María, una joven madre viuda que luchará por cumplir la promesa que le hizo a su hijo justo antes de que lo vendieran en el mercado de esclavos. Estamos en el siglo XVI y los asaltos entre corsarios, fuesen cristianos o bereberes, llenan las costas de la Península Ibérica de miedo y temor. Imaginaos la época de Barba Roja, la época de piratas, la época de la Inquisición, de los cautivos, de las fuertes diferencias sociales entre religiones, de los rescates, de la fuerza del apellido, de la ignorancia del pueblo y del poder de los sacerdotes. Imaginaos un momento en el que la vida valía poco más de lo que se pudiera pagar por ti

Un bando, una religión, una guerra entre moros y cristianos, nada de eso me importa. En un solo día he visto a unos amos pasar a ser esclavos ya desdichados galeotes ser liberados, mientras que los corsarios a tu servicio están ahora encadenados al banco de bogar.


Tenía que aprender el nuevo idioma, no tanto el árabe como el sabir, un idioma que se hablaba en las grandes ciudades donde convivían amos, esclavos y hombres libres. Un idioma que no era el español, mi el árabe, ni ningún otro, sino la mezcla de todos ellos.

Myriam sabe llevarnos de la mano de la historia para invitarnos a descubrir cómo era el día a día en Argel, una ciudad llena de cautivos, esclavos, religiones, y nos abre las puertas de las casas más ricas, de los que mandaban sobre los demás, de los tejemanejes de las congregaciones, y todo sin descuidar en parte la crueldad intrínseca a esa época: castigos, violación, engaño, tráfico humano... 

Narrativamente me ha parecido bien escrita porque he podido relajarme y centrarme en la historia. Para mí, como lectora, existen dos maneras de leer y no siempre se dan las dos en un libro; por un lado está la manera de escribir, que es casi más importante que la historia en sí y a veces solo con que sea remarcable hace que te olvides de ella, y por otro lado está la misma historia que desarrolla la novela, con la que disfrutas leyendo sobre lo que pasa y cómo pasa. Esta lectura, para mí, estaría encuadrada en la segunda opción.

Una historia muy entretenida, amena, nada previsible, aunque llegues a pensar que sí, en la que prima mucho la ambientación sin ser muy descriptiva, por lo que el texto no se hace pesado; quizá, si hubiera intentado jugar un poco más con el lenguaje de cara a la ambientación del siglo XVI se hubiera enriquecido más la lectura, aunque supongo que no era lo que buscaba la autora y por eso no es algo que destaque especialmente. No es que falten términos, que los hay, y muchos, sino es algo más en relación con la estructura y construcción de las conversaciones.

Lo que destaca sobre todo lo demás es esa última parte. La ÚLTIMA PARTE (en mayúsculas). Increíble, maravillosa, ese giro a lo real, ese juego con la historia, es un #mequitoelsombreroanteti. Ya solo por el final, merece la historia. Es justo lo que a mí más me gusta de descubrir nuevas lecturas, aprender, conocer, saber, y todo ello sin darme cuenta. Muy interesante cómo la autora ha construido un texto de ficción histórica, en el que lo que se cuenta es más real de lo que nos pensamos mientras lo leemos, y está muy documentado. Aplaudo esa osadía, ese buen juicio y, en parte, ese descaro


-Desde que me prendieron -le dijo la esclava-, desde que vi a Mohamed en aquella galera, supe que, pasara lo que pasara, nunca conseguirían que yo fuera la esclava que ellos buscaban en mí, sumisa, obediente, leal. Murad dice que soy indomable. —Bajó la cabeza-. Supongo que los esclavos como nosotros acaban muertos -añadió.

Al final no deja de ser una aventura situada principalmente en Argel, en la que lo importante es el devenir de los hechos, de lo que le va ocurriendo a María, y las consecuencias a las que se enfrenta por sus decisiones. Una mujer que rompe moldes y lo único que intenta es sobrevivir y avanzar; una mujer que ama con fuerza y que acepta lo que le depara el futuro

Es una novela que encajaría muy bien en un club de lectura porque da mucho juego para debatir sobre ella y sobre lo que le ocurre. Hay cosas que me gustaron más, otras menos; otras creo que deberían haber ido por otro camino; algunas me sorprendieron en gran medida y otras me entristecieron; y todo ello es lo normal tras una lectura que tiene varias lecturas.

#LaFuerzaDeUnaMadre
#LaLuchaDeUnaMadre
#ElTesónDeUnaMadre




Comentarios

  1. Qué bonita reseña, Carmen
    Me alegro que te decidieses a participar en la lectura conjunta y a leer a Myriam. Ya verás cuando te animes con La hija del dragón (que no tiene nada que ver con ésta)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad es que parece muy apasionante.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Me ha llamado la atención ese final.... que no comentas pero haces que te den ganas de salir corriendo a leerlo. No sé, he leído tantas novelas sobre esta temática que no sé si la disfrutaría ahora, la vida en aquellos tiempos y tierras de una mujer era muy dura. De todas maneras, no lo descarto ;)

    ResponderEliminar
  4. Este no me llama especialmente...

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. La portada me parece muy bonita y pinta muy bien!!! buen post guapa

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa! Pues ayer publiqué yo mi reseña sobre esta novela, y coincido contigo 100% la verdad es que me ha gustado mucho y me ha encantado esta lectura conjunta! Ya sabes, si te apetece leer mi reseña te espero en mi blog! Besos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

Sorteo cumpleañero

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan