Buenas intenciones, de Anna Casanovas

ISBN: 978-84-16517-12-1
Publicación: 12/11/2018
Páginas: 352
Colección: Umbriel narrativa

Doscientos años después de que Jane Austen publicara “Persuasión”, Anna Casanovas rinde homenaje a esta obra con una novela actual, pero con la genialidad y la delicadeza del clásico de la célebre autora. 
Un homenaje al clásico de Austen, tanto por la trama, como por el tono, la ambientación y la ironía sutil e inteligente de la autora. 
El discurso “feminista” de Jane Austen como mujer adelantada a su tiempo, también está muy presente en la novela 
“Si entonces procedí mal dejándome convencer, recuerde que lo hice mirando por mi seguridad y previniendo un riesgo ciertamente posible.” Persuasión, Jane Austen. 
Nada garantiza que un consejo dado con buena intención logre el resultado deseado y eso Anne lo sabe mejor que nadie, vive con las consecuencias del que siguió hace poco más de ocho años. Pero va a cambiar. No volverá a celebrar otro cumpleaños empapada por la lluvia tras trabajar horas de más en ese restaurante. 
La inteligencia artificial forma parte de nuestro día a día, es el recuadro amarillo que nos reconoce en las fotografías del móvil o el mapa que nos guía hasta ese lugar en el que no hemos estado nunca. Manel lleva tiempo trabajando en algo así, en una inteligencia artificial que ha bautizado con el nombre de Jane, por Jane Austen. 
Tom Lefroy es el hombre que supuestamente le rompió el corazón a Jane Austen y la lanzó a escribir. Aunque tal vez creer eso sea un gran error. Tal vez Jane Austen y Tom Lefroy tuvieron otra clase de relación, y tal vez Manel y su Jane puedan descubrir la verdad si esta vez Anne toma la decisión adecuada.

Escuchar a esta autora hablar sobre libros es todo un privilegio; no solo es por su conocimiento como traductora y autora, sino, en gran medida, como lectora. Alguien capaz de hablar tan sinceramente y sin tapujos sobre sus historias, escritas y leídas, hace que lectores como yo nos encontremos como pez en el agua pasando el rato junto a ella. Por este motivo y, principalmente, porque me gusta cómo construye sus historias y cómo nos las cuenta, es una escritora que recomiendo sin dudar y con la que yo he disfrutado mucho.  Buenas intenciones es su última novela y fue elegida por el Club de romántica de Valencia como lectura para el club de diciembre a pesar de que es una novela que encaja más en el género narrativo que romántico.

Dejando a un lado los errores tipográficos que me he encontrado en su edición en papel y de los que la editorial es ya consciente y tiene la intención de subsanar (la edición digital está corregida), me decanto por colocar esta novela en el grupo de mis cinco estrellas del 2018 porque aúna narrativa intimista (mi género favorito) con el sabor a romántico que tanto me gusta leer y con el toque de ficción histórica en torno a un personaje que existió y que siempre me ha atraído, como es Jane Austen y, en concreto, Tom Lefroy, que llegó a ser un juez irlandés muy importante y que tuvo una relación durante dos semanas con la autora y de la que poco se conoce, jugando así con una parte real (confirmada por referencias que nos aporta la autora a pie de página) y una parte inventada.


Era muy extraño darte cuenta de que el amor, igual que podía quedarse dormido, también podía despertarse.

Es un error pensar que estamos ante una adaptación moderna de Persuasión, pero sí que puedo confirmaros que la base de los personajes principales está ahí, así como sus sentimientos, miedos y, en parte, acciones, con la distancia propia que nos da una época distinta. Anna construye una novela, partiendo de Persuasión, llena de sensaciones en la que aparentemente ocurre poco, lo que le da esa "lentitud" que a algunos lectores sorprende e, incluso, molesta, pero hay que tener presente que la fuerza narrativa la llevan los matices entre ellos, los protagonistas, y cómo se puede gestionar esa segunda oportunidad. Tenemos personajes muy reales y cercanos que se mueven en torno a la familia, el amor, las decisiones, los amigos, la soledad, el miedo, la muerte, la necesidad de acercarse y la necesidad de entender.

Si sois de los que os gusta saber un poco de qué va una historia, os contaré que tenemos a Anne Elliot, una chica algo tímida y poco decidida que lleva una vida que está como en parada, como si estuviese esperando a algo, a tomar una decisión que nunca llega; y tenemos a Manel, un barcelonés que ha triunfado en Silicon Valley con su trabajo sobre una inteligencia artificial que él ha llamado Jane y con una aplicación para evitar tomar decisiones equivocadas, Buenas intenciones, que vivió hace años en Inglaterra y sufrió un desengaño amoroso que le marcó fuertemente. A partir de ahí, y con el trascurso del tiempo, que parece que ha pasado de forma distinta para uno u otro, ciertas casualidades ajenas a ellos van a hacer que vuelvan a encontrarse, obligándoles a hablar de ciertos temas pendientes.

Puede parecer que el tema central de esta novela es el amor pero no lo es, va un poco más allá. Va sobre los caminos que se toman, sobre las decisiones, sobre los sueños y sobre uno mismo y la fuerza que tenemos


La soledad era como el frío, se le había metido dentro y no podía quitársela de encima

Tiene frases muy bonitas, muy sencillas y muy normales, que se convierten en pincelas directas a los sentimientos de la historia, y eso me ha encantado. Así como que no hablemos de un amor desbordante que arrasa con todo y que anula todo.

Sé que no es una novela que encaje en la línea que ha llevado la autora hasta ahora, y justo por eso me gusta más. Está muy trabajada, está muy bien construida, y se centra en ellos y en su manera de enfrentarse a la situación, además de todos los guiños a la obra de Jane Austen que me ha encantado descubrir

No sé si los que hayan leído esta novela estarán de acuerdo conmigo, pero ahí radica la belleza de la lectura. Cada momento es importante y cada libro es diferente según quién lo lea. A mí solo me queda agradecer a Anna que se haya arriesgado con un texto tan completo y complejo, creando una historia con la que he llegado a soltar alguna lágrima (es inexplicable, lo sé, porque no creo que ese fuese el objetivo de esos dos momentos sensibles para mí). 

¿A quién recomendaría esta novela? A los lectores de narrativa, sin dudarlo, que disfruten de una historia de personajes, de encuentros y, en cierta manera, de formación, aunque ese viaje no sea tal sino más un camino hasta ser capaz de tomar decisiones fieles a uno mismo, todo ello con la sensibilidad narrativa de los sentimientos ocultos tras palabras. A los lectores de Jane Austen porque descubrirán esa parte de Tom Lefroy, la real y la inventada, maravillosamente inventada, y porque comprenderán mejor ese espíritu de Anne y de Manel y porqué este último ha colocado a Jane Austen como centro de su propia realidad.











Comentarios

  1. Hola!!
    Muy de acuerdo contigo, Carmen. Es una novela muy bien construida, creo que es lo que más me gustó, la perfecta y natural forma en la que todo cuadra. Con los pasajes de Tom Lefroy, consiguio emocionarme, en serio, pero es que la forma de escribir de Anna siempre lo consigue,
    Creo que con esta novela, Anna Casanovas ha dado un paso hacia delante, y eso lo aplaudo, Me encanta cuando una autora se arriesga y siempre espero que gane,
    Buena reseña ;)

    ResponderEliminar
  2. No soy amante de los "remakes" de las novelas de Austen, ni de las secuelas, pues las pocas que he leído me han parecido un churro. Y, si soy sincera, esta que traes no me entusiasma mucho y eso que creo que Anna Casanovas escribe buenas historias. En este caso, creo que la dejo pasar.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    No me importaría leer este remake, y encima lo que dices de la autora ha hecho que me entren ganas de concocerla jajaj
    Eso sí, a mí la parte de la inteligencia artificial que se llama Jane Austen sigue dejándome muy loca jaajjaaj

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  4. He leído de la autora y me gustó mucho como escribe, así que tendré en cuenta este libro suyo!!! muy buen post guapa

    ResponderEliminar
  5. Me llamaba la atención y tu reseña me anima a apuntarla. Me alegra que la editorial haya puesto manos a la obra para corregir los errores, es una pena que enturbien una novela tan buena
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ains, Carmen, es que "Persuasión" es mi libro favorito de Jane, y ya sabes que no suelo conectar nada bien con las historias "inspiradas" en las novelas de Jane Austen... Aun así me atreví con "Agonía y esperanza", un homenaje contemporáneo de "Persuasión", pero solo porque me fiaba mucho, mucho del autor y de lo que me podía encontrar en el libro; si no es así, me cuesta un mundo darle oportunidades a este tipo de novelas. No sé, lo dejo ahí en el limbo y ya veremos. Se te nota que lo has disfrutado muchísimo, por cierto :)

    Besote grande y muy felices fiestas :*

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola! ^^
    Ya me he visto este libro en un par de blogs, y me llama la atención. Yo todavía no he leído nada de esta autora, pero con lo que me gusta a mí el género romántico solo es cuestión de tiempo. Este tiene muy buena pinta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Estuve en Valencia ese sábado y pudimos escuchar a Anna Casanovas esa mañana. Es una autora que me gusta pero esta novela no me llama de momento aunque nunca se puede decir nunca.
    Estupenda reseña como siempre.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley