Con la miss en los talones, de Inés Sainz y Víctor Blázquez


344 páginas
Fecha de publicación: 5 de noviembre de 2018
Género: romántica
Encuadernación: Rústica con solapas
ISBN: 978-84-17451-25-7

Despertarse una mañana y descubrir que tu exmarido tiene nueva pareja y es una ex Miss España despampanante. Odiarla desde el minuto cero, ¿acaso hay otra opción? Enfrentarte a tu casero porque quiere plantarte en la calle en menos de una semana con dos niños a tu cargo y la cuenta corriente en números rojos. Y eso es solo el principio. 
Esa soy yo, Mar Tillo, un infortunio de nombre a una letrada pegado. Madre soltera incapaz de llegar a tiempo a todo lo que la vida me pone por delante. Además, mis amigas son unas locas del peine, mi madre vive una segunda juventud y sus instintos maternales están en el baúl de los recuerdos… 
Si crees que las cosas no te pueden ir peor, te equivocas. Siempre puede pasar que tu ex se líe con una miss.

Comedias románticas contemporáneas hay muchas, pero no todas consiguen, sin salirse de los clichés habituales de este subgénero, sorprender, a la vez que divertir, entretener y satisfacer completamente al lector. Sin que lo esperase, Con la miss en los talones me ha parecido una lectura muy completa, que he disfrutado desde la primera palabra hasta la última. No sé si es realmente una novela romántica porque la esencia de esta historia es la protagonista y su manera de enfrentarse a todos sus problemas, pero es cierto que definir el género es algo irrelevante y que no condiciona para nada su lectura.

Lo primero que sorprende es la estructura narrativa que envuelve a la trama; dividida en dos grandes partes y dieciséis capítulos, la historia comienza en un bar, a partir de un encuentro fortuito entre una mujer aparentemente hundida y un hombre que está disfrutando de una noche con compañeros de trabajo. Por medio de su conversación nos vamos adentrando en la vida de ella de los últimos días y lo que le ha llevado hasta ese bar, esa noche, a beber sola y a fustigarse casi a modo de penitencia. Aunque esta conversación, a veces monólogo y a veces intercambio inteligente de pareceres, ocupa una importante parte de la primera parte, iremos descubriendo a medida que vamos leyendo que todavía le queda mucho por lo que pasar a nuestra protagonista



Ella, Mar Tillo, es un personaje tan real y tan divertido que es fácil entenderla y muy fácil ponerse en su lugar. Creo que en algún momento cada uno de nosotros ha estado en su piel, y como madre os aseguro que es así. Parece que todo le sale mal y tiene esa manera tan inteligente, divertida e, incluso, tierna, de contarlo que es imposible no cogerle cariño. Ves cómo la vida le está dando por todas partes y te gustaría ayudarla, pero a la vez estás pasando un buen rato con todas las peripecias que va contando, mientras confirmas lo mala que puede ser la ley de Murphy. En principio, eres un poco como ese hombre que se encuentra en ese bar y al que le pone al tanto de lo que le ha ocurrido, escuchando sus confesiones, descubriendo sus mayores miedos, errores, pecados y conociéndola; y todo con ese humor  narrativo necesario en toda comedia.

No puedo dejar de indicar que si la primera parte me ha parecido genialmente divertida en su justa medida, la segunda es la guinda perfecta a todo lo que Mar Tillo nos cuenta, con un par de giros excepcionales y muy adecuados para que sigamos encantados con esta historia, de personajes tiernos, excéntricos, buenos y, en cierta manera, perfectos para sacar a Mar de todo el lío en el que se mete. Hasta los pequeños personajes que aparecen en ciertos momentos pueden llegar a parecerte entrañables.



Como os digo, ha sido maravillosa; divertida, adulta, original, realista, surrealista; absurda en algunos momentos, como una buena comedia tiene que ser, cercana en otros, como las buenas lecturas lo son, e inteligente, sobre todo en sus diálogos y en sus observaciones, y todo con el ritmo adecuado para que no decaiga su lectura en ninguna parte.

No es solo esa estructura de la trama lo que te sorprende y te permite meterte de lleno en ese devenir de descalabros que le van ocurriendo a Mar como buen personaje de comedia que es, sino también el hecho de que cualquier cliché que tenga asociado a la comedia romántica lo rompe con mucha frescura, diversión y cercanía, pero sin perder el espíritu y la esencia del género y siendo fiel a lo que la historia nos quiere demostrar.

No he querido hablar sobre el resto de los personajes ni el peso que tienen en la trama porque para mí ha sido muy importante ir descubriendo a cada actor que acompaña a Mar en todo lo que le ocurre y en cómo sale adelante. Eso sí, aquí os dejo algunas de las frases que he ido anotando de ella y que no comprometen la lectura.

¿Has tenido alguna vez la sensación de que todo te sale mal?

¿Tú sabes lo que es tener el reloj pegado al culo desde el momento en que te levantas y no tener margen de error ni de unos segundos? No, claro, tú qué vas a saber si tienes, ¿cuántos?, ¿veinte años?

Ni me malinterpretes, adoro a mis hijos. Les quiero más que a nada en la vida, pero son como pequeños agujeros negros que absorben todo el tiempo libre que puedas tener.

No me da la vida.

Para terminar, me gustaría parafrasear a cierto personaje de esta novela con la expresión "aquí hay una historia" para recomendaros que no os la perdáis. Para mí ha sido una de las mejores comedias que he leído este año.

Aunque no suelo ponerlo, aquí os dejo el enlace para que podáis leer las primeras veintidós páginas del libro y ver si os despierta curiosidad. El enlace es el que está en la página de Versátil.

#MalditasLeyesDeMurphy
#MalditaMiss #DoñaPerfecta
#Malasmadres #humorinteligente
#ComediaRomántica #NiMamáNiMamó
#Risoterapia #NuncaSabesPorDóndeTeVaALlevarLaVida
#MuyRecomendable

 

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. No es una historia que a primeras llamaría mi atención pero la verdad es que después de tu reseña me lo apunto para cuando necesite algo fresco y ligero. ¡Muchas gracias por tu reseña!

    Nos vemos entre páginas
    La vida de mi silencio

    ResponderEliminar
  2. Hola! Este libro me había pasado desapercibido y eso que es un estilo que me suele gustar. Sin duda me lo anoto, cuando necesite una lectura así me puede venir muy bien.
    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ay la potra que mala suerte tiene jajajaja, que buena pinta tiene Carmen, esta seguro que me mola. Lo tengo en cuenta, buen post guapa

    ResponderEliminar
  4. Yo sé que me va a encantar ¿a que si? Dímelo Carmen que me gusta que me lo digan :)
    Pero de momento tengo unos cuantos libros delante, a ver si no se hace muy duro lo del hospital y si al final pasamos muchos días, pues mira, más leeré porque no tendré otra cosa que hacer. Ya te cuento tesoro.
    B7s

    ResponderEliminar
  5. Pues pinta muy bien aunque no es de mi estilo pero le daré una oportunidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola, Carmen. Se me escapó esta reseña y ahora que yo he leído el libro me viene genial para comprobar que coincidimos en gusto e impresiones. Para mi ha sido una gran comedia y me gustaría que se publicará otro libro sobre Mar. Y veo que a ti también te ha llamado la atención la estructura de la novela y el modo de alternar presente y pasado. Los diálogos son buenísimos. Yo me he divertido mucho y me hacía falta que después de muchas novelas negras reír es necesario.

    Besos y feliz día.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley