La sombra de su secreto, de Claudia Cardozo



Sin pensarlo, sin proponérselo, el conde de Falmouth se topa con la persona indicada. Busca a alguien que pueda educar a su hermano, un muchacho tímido, reservado, hasta hosco, que es el heredero del condado, luego de que la familia del conde sufriera un fatal accidente. Sin proponérselo, entonces, se encuentra con Emily Browning, que trabaja como redactora de cartas para los que no saben escribir, y decide contratarla.

Pese a la aprensión que le provoca en un primer momento, pese a que el conde le parece una persona oscura, de carácter intratable, que siempre quiere tener la razón, Emily acepta porque mudarse a la residencia del noble es la mejor forma de conseguir un sustento para ella y para su hermana, ambas huérfanas, además de la posibilidad de mantener oculto el secreto que la acompaña, que la ensombrece.

Ubicada en Falmouth Manor, para sorpresa de todos, la muchacha trabará una excelente relación con Alexander, el díscolo heredero. Además, noche tras noche, en cada una de las charlas con el conde, en las sucesivas partidas de ajedrez, vencerá la desconfianza inicial, descubrirá que, sin proponérselo, el conde la atrae como nunca le había sucedido y que él también guarda un secreto.

Toda lectora de romance de época es capaz de leer esta sinopsis y hacerse todo el cuadro de situación sobre lo que le espera con esta novela, y esto no le importa realmente porque, a pesar de que le encanta que la sorprendan, ella sabe que lo interesante de estas novelas es disfrutar de cómo están escritas, de su vocabulario, de los diálogos de los protagonistas y de sus encuentros, hasta que por fin se llegue al final esperado, no por ello menos deseado. Con todo eso en mi cabeza comencé hace un par de días la lectura de La sombra de su secreto, novela que había comprado en febrero y que todavía no me había animado a leer. 

Hasta el momento no he leído una novela de época de Claudia Cardozo que no me haya gustado. La serie de En busca de un hogar (En busca de un hogar, Cuando ya no te esperaba, El hechizo del ángel y Una reunión inolvidable) es maravillosa, pero tengo que reconocer que he disfrutado mucho más de ésta última. Supongo que ha sido principalmente por la madurez de la historia, además del guiño a Jane Eyre, novela que me pierde en todos sus sentidos. La protagonista, Emily, es una mujer adulta, hecha a sí misma, inteligente, intuitiva, educada, en cierta manera obstinada y orgullosa, y muy cauta. La forma de afrontar sus problemas me ha sorprendido y gustado a partes iguales. 

Por otro lado tenemos a John, el ejemplo de lord altivo, serio, insensible, con un gran sentido de la responsabilidad, austero, en muchos momentos desagradable, demasiado sincero y seguro de sí mismo. Acostumbrado por su situación personal a decidir, ordenar y no cuestionarse nada, su encuentro con Emily le pone en una situación que no se esperaba, y empieza a ver las cosas desde otra perspectiva, a pesar de que no sea capaz de reconocerlo. 

Hasta aquí todo está dentro de lo previsible, así que lo interesante ha sido disfrutar de la prosa de la autora, de los momentos descritos entre ellos, y de como su vida se va acoplando hasta ser imposible volver al punto de partida. Los personajes secundarios de esta historia, a pesar de ser pocos y sin historias propias que merezca la pena desarrollar en esta novela (no descartaría una futura de alguno de ellos), van girando en torno a John y Emily y van ayudando a construir esta trama que de pronto da un giro inesperado y se vuelve imprevisible. 

La autora nos presenta un amor cocinado a fuego lento, pausado, lento, como se supone que era la vida entonces. No hay grandes pasiones a primera vista pero sí un camino lento y seguro que le aporta mayor firmeza al final. Me gusta esta característica de las novelas de esta época porque me recuerdan mucho a Jane Austen (a pesar de que les separan unos 80 años) y, más en concreto, a Elinor, la mayor de las hermanas Dashwood, de Sentido y Sensibilidad. La corrección y la contención van de la mano aunque eso no significa que la pasión sea menos deseada. Supongo que para la sociedad inglesa del siglo XIX las maneras no habían variado mucho entre comienzos del siglo y finales. Esta historia está ambientada en 1880.

Dentro de la sencillez esperada, me ha sorprendido el trabajo realizado con los dos personajes protagonistas, dotándoles de una gran fuerza. A pesar de que llegamos a conocer los secretos de John, es a Emily a la que la autora nos presenta de una manera más íntima, más profunda, consiguiendo que nos sintamos más cerca de ella y su angustia. La pena, la vergüenza y la culpa van de la mano de los dos protagonistas marcando su manera de afrontar la vida y de comportarse. 

Al igual que en otra novelas victorianas, volvemos a ver las ventajas de una vida tranquila en el campo, con una rutina diaria relativamente sencilla pero activa, en la que la lectura y otras actividades que ejerciten el intelecto tienen un gran protagonismo en lo que sería una vida completa y correcta. La figura de la institutriz, en el limbo social entre la nobleza y el servicio, tiene un peso importante en la rutina diaria de una familia acomodada, y la forma de tratarla en esta historia difiere a lo que solía ocurrir entonces. Nos enseña, de igual manera, que pertenecer a la alta sociedad no es sinónimo de actuar correctamente y de que la bondad, sinceridad y saber estar son cualidades muy valoradas. 

Puedo asegurar que tras la lectura de esta novela mi opinión de Claudia Cardozo no ha cambiado en absoluto, y sigue siendo para mí una de las autoras de novela romántica de época a considerar siempre que se quiera disfrutar de una nueva historia en este género. 

#amor #dolor #secretos 
#familia #deber #elamorllegapocoapoco
#culpa #pasado

Comentarios

  1. Se que no tengo perdón, Claudia es una autora qué aún no conozco, No he leído nada de ella y mira que me gusta la histórica. Tengo que poner remedio y después de leer tu fantástica reseña, más rápido aún.

    ResponderEliminar
  2. Hola yo soy otra que como Vicky no tengo perdón, pero voy a remediarlo muy pronto.
    Estupenda reseña, me lo apunto porque ya me lo recomendaste el otro día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy igual que el reto, los compré pero aún no los he leído. Espero solucionarlo pronto. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaaa!
    Que portada mas bonita^^ No me importaría leerlo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Hola! pues no he leido nada todavía de la escritora y podría empezar por este libro. Sería el primero ambientado en la época victoriana que leería y está bien cambiar de de género de vez en cuando. Besos!

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de la autora,pero me ha gustado lo que dices de este libro, así que la tendré en cuenta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares