El día que perdí mi sombra

Comprar


El día que perdí mi sombra, de Aída Del Pozo

Sinopsis (según Amazon)

“Ni siquiera acierto a recordar qué día perdí mi sombra y dejé de ser yo. Ya ni me reconozco al mirarme en el espejo...”
Así comienza la estremecedora historia de Noelia, una mujer que ha perdido su identidad tras verse atrapada durante años en una relación tóxica. Huir de un mundo de prostitución, drogas y delincuencia es la única salida posible para recuperar la sombra que perdió e iniciar una nueva vida.
Ayudada por Pilar, su mejor amiga de la adolescencia, Noelia emprende una carrera contrarreloj hacia la ansiada libertad, tras huir de Curtis, el hombre que robó su autoestima y que lidera una red de prostitución y drogas en Madrid.
Para conseguir su objetivo, se esconderá en una aldea perdida, a la espera de que Santiago, policía y marido de Pilar, ultime los detalles para proporcionar a la joven una nueva identidad para que recupere el control de su vida.
Mientras Santiago construye un futuro para Noelia en la ciudad de Barcelona; Curtis, ciego por la rabia de haber perdido a quien considera de su propiedad, moviliza a sus hombres para encontrar a su mujer, que parece haber sido tragada por la tierra.
Cuando ya ha perdido toda esperanza de dar con ella, una pista inesperada llevará a su banda hasta Miraflores, un turístico pueblo de la sierra madrileña. La madeja comienza a desenredarse y el cerco en torno a Noelia se estrecha…
¿Logrará la joven recuperar su sombra?



Hay libros que te cautivan por su historia y otros lo hacen por sus personajes. Para mí, El día que perdí mi sombra ha sido una gran lectura de personajes y una historia que me ha atrapado hasta el final.

Con un lenguaje escogido, poniendo énfasis en la manera de hablar y comportarse de cada personaje, nos muestra una historia en torno a una búsqueda, o, mejor dicho, en torno a una recuperación.

Me parece que no voy a ser capaz de expresar como me gustaría lo que ha supuesto esta lectura. Ha sido increíble conocer a todos los personajes (y no me dejo a ninguno), y poder ver que, dentro de lo reales que son, la dualidad en su manera de ser es lo que está más presente. Las motivaciones, los pensamientos, los anhelos, los sueños de todos ellos en el fondo son comunes, tanto para los que deberían comportarse como "los malos" dentro de una historia como para los que deberían comportarse como "los buenos". Esto me ha encantado, y creo que para mí ha sido lo más fascinante de todo. Ver la manera de relacionarse entre ellos, de interactuar, ha conseguido mi atención durante toda mi lectura. Podría decir que la historia no decae en ningún momento.

A pesar de mostrar una realidad (la vida no es como la esperamos y a veces golpea, y mucho), con personajes de carne y hueso, tengo la impresión de que la autora ha montado una especie de escenario utópico en toda su historia, por los derroteros que utiliza y hasta dónde llegan...

Gracias a Aída por enviarme el ejemplar en papel por el sorteo que realizó en twitter. No sólo recomendaré su lectura sino que ya tiene un sitio en mi biblioteca.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

A contrarreloj - SORTEO #3

La lucha de Jan - SORTEO #12

Instante - SORTEO #2

Beatriz Manrique - SORTEO #8

Inmisericorde - SORTEO #10

El señor Wolf y la señorita Moon - SORTEO #11

Desde el alma - SORTEO #5