Plan B, de Jana Aston

Plan B, de Jana Aston
Traducción: Eva García
Formato: 15 x 23, rústica con solapas
Páginas: 216
Fecha de publicación: 10/02/2021
ISBN: 978-84-17972-28-8

Cuando conocí a Kyle Kingston, supe que sería un error. Uno delicioso, pero un error al fin y al cabo. Pasamos una noche juntos y, cuando desperté, se había marchado. Poco después, descubrí que me había dejado embarazada. Necesito localizarlo y decírselo, y tengo un plan: me colaré en la fiesta de jubilación de su abuelo, buscaré a Kyle y le daré la buena noticia. ¿Qué podría salir mal?

Es posible que conozcáis a Jana Aston, y es que Plan B es el noveno libro que publica Principal de Libros de ella en castellano. Es una autora de romántica contemporánea que escribe historias muy divertidas y, a la vez, con escenas subidas de tono.

Plan B es un libro relacionado con otro de sus títulos anteriores, Sin rodeos. Pero si no habéis leído este último ¡no pasa absolutamente nada!, se pueden leer de forma independiente.


Un suspiro me ha durado esta novela de algo más de doscientas páginas. A pesar de que Principal de Libros lleva publicados nueve libros de esta autora, todos fácilmente reconocibles por sus portadas coloridas y masculinas, no me había animado con ninguno. Poco leo yo últimamente de comedia romántica contemporánea. Recibí el comunicado de prensa de la editorial y decidí solicitar el ejemplar, con pocas esperanzas de respuesta positiva, pero me equivocaba; así que el viernes me llegó el libro a casa y el sábado ya lo había leído, y con la suerte de haberlo hecho incluso antes de que la novela esté en todas las plataformas y tiendas.

Es difícil retrasar una lectura de este tipo; sabes que vas a pasar un buen rato, lo que va a suponer alegrarte la tarde, y últimamente es algo que necesito más de lo habitual.

Plan B me ha parecido una historia divertida y desenfadada sobre una chica que, tras saber que está embarazada, decide informar al padre de la criatura de que va a tener un hijo, sin ninguna intención más. Como podéis imaginar, las cosas no salen como ella esperaba, y lo que se suponía que era su plan B se acaba convirtiendo en algo muy diferente. 

Estaba a dieta de penes cuando lo conocí porque, si eres una chica divertida, los hombres creen que no te importa el compromiso. Consideran que, solo porque no eres de las que lloran, montan un drama y dan ultimátums, pueden irse de rositas haciendo lo justo y necesario.

La trama convierte la historia en una comedia muy rápida donde la narradora y protagonista, Daisy, vomita sus pensamientos de una manera acelerada. Esa verborrea que le hace pasar de un tema a otro, enlazándolos, escupiéndolos, resulta en algunos momentos estridente y en otros algo muy divertido. Al final, acabas conociendo a Daisy tan bien que adoras hasta su forma de ver el mundo, de tirar para adelante, de no amilanarse

No es una novela que te cambie la vida, eso sin duda; no es una historia que te remueva sentimientos por dentro, ni que te aflija, ni que te enamore; es, simplemente, una comedia romántica sin más, por lo que no decepciona; al contrario, creo que el buen ritmo narrativo que mantiene la autora en todo momento, con esa pizca de hilaridad y de momentos incómodos, hace de esta lectura una buena opción

El problema de criar a un adolescente cuando tú dejaste de serlo hace tiempo recuerdas a la perfección lo idiotas que pueden llegar a ser.

La historia me ha resultado tierna, divertida, actual y algo picante (no tanto como esperaba), lo que impide calificarla como romántica blanca. Una narración fresca, animada, sin complicación ni sorpresas.

Ahora podría hablaros de cada uno de ellos, de su amor por un gato, de sus acuerdos, de su encuentro, de lo que buscan y de lo que encuentran, pero si hiciera algo así os estaría dando demasiados datos. Simplemente os diré: chica conoce chico, chica y chico tienen un gran encuentro, chica queda embarazada, chica quiere informar al chico y comienza la historia.

Prométeme que no estar conmigo por honor. O por el bebé. O porque eres don valores familiares. O porque te encanta hacer lo correcto.

Por cierto, aunque el peso de la narración lo lleva Daisy, de vez en cuando tenemos algún capítulo desde el punto de vista de Kyle, para deleite de los lectores y para completar la visión que podemos tener de la historia.

Supongo que los lectores que hayan leído Sin rodeos ya conocerán a Daisy y a su hermana. Además, esta historia ocurre de forma paralela a la anterior así que es posible que algún pequeño «spoiler» te encuentres pero, sinceramente, creo que no me ha molestado para nada no haber leído Sin rodeos. De hecho, ahora la leería encantada así que no está mal.






Comentarios

  1. No es un tipo de lecturas que me atraiga. Lo que sí que me ha sorprendido es ese subgénero de la novela romántica contemporánea al que se adscribe esta novela. novela romántica blanca. ¿Blanca en oposición a 'negra'? No sé, me gustaría saber.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Juan Carlos. Cuando se dice que una novela es romántica blanca significa que no tiene sexo explícito. En este caso no es así, ya que sí hay escenas explícitas entre los dos.
      Un beso

      Eliminar
    2. ;uchas gracias, Carmen, por tu aclaración. De verdad que no lo sabía. Con el paso del tiempo veo que voy perdiendo agudeza (ja, ja...)
      Buen finde

      Eliminar
  2. Me gusta que la historia sea tierna disfruto mucho con las tramas romanticona así que no descarto leer estos libros pero de momento quiero centrarme en ponerme al día con tantísima series empezadas empieza a ser caótico la de sagas sin terminar

    ResponderEliminar
  3. Esta vez no me termina de llamar, pero me alegra que lo hayas disfrutado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Tengo anotado el primero de la serie para leer Carmen, que estos libros me van a gustar, buen post guapa

    ResponderEliminar
  5. No lo he leído pero tras tu magnífica reseña pienso hacerlo. Felicidades. Te sigo
    Te invito a que visites mi blog rhodeablason.blogspot.com si te gusta puedes seguirme. Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018

El hombre fetichista, de Mimmi Kass #retoíntimo

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott