La hermandad oscura, de G. W. March

Título: La hermandad oscura (La conjura de las sombras 1)
Autor: G. W. March
Sello: CALIGRAMA
Precio sin IVA:6.72 €
Precio con IVA: 6.99 €
Fecha publicación: 10/2019
Idioma: Español
Formato, páginas: eBook, 470
Medidas: mm
ISBN: 9788417669638
Temáticas: Fantasía y ciencia ficción
Colección: Talento
Edad recomendada: Adultos

El día que Galahad MacDermott, un chico de trece años, se niega a cumplir con el ritual de iniciación de la banda de los Tiburones, solo consigue librarse de sus antiguos camaradas gracias al auxilio de unos desconocidos. Sin embargo, a partir de entonces se verá envuelto en una serie de sucesos que culminarán con el hallazgo del cadáver de una joven con un extraño símbolo grabado en la frente.
Mientras el inspector Tom McCormick toma las riendas de la investigación, Galahad tratará de rehacer su vida en compañía de sus nuevos amigos, sin saber que está a punto de entrar a formar parte de una peligrosa secta, una orden que rinde culto a las fuerzas de la oscuridad y cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos: «Al ponerse el sol, surgen de las sombras para sumirte en el caos y arrastrarte a las tinieblas. Puedes correr, gritar, huir... Tratar de esconderte o buscar ayuda, pero no intentes detenerlos. Porque el Mal no descansa. Y nadie lo puede vencer...»

Cuando me ofreció el autor leer este libro, de primeras me dije que no encajaba conmigo: una novela juvenil, enfocada para lectores a partir de catorce años, y con cierto aire de fantasía; un chico, Calahad MacDermott, con ciertos problemas relacionados con el acoso que sufre cuando descubre a un grupo de chicos desconocidos, de distintas edades, con los que pronto siente afinidad; una serie de sucesos en los que se verán envueltos, con desapariciones, descubrimientos inesperados, persecuciones, malos y buenos; además de acción e intriga en torno a esta Hermandad Oscura y todo lo que ello conlleva. Con esa premisa, que casi parece una sinopsis, es normal que no me llamase mucho la atención al no ser el tipo de literatura que suelo leer, pero tengo que decir que me ha gustado mucho; he disfrutado muchísimo leyendo.  

Cuando era pequeño, deseaba ser soldado, como mi padre. Luego me di cuenta de que los soldados mueren; creo que soy un cobarde.

Al terminar, el lector es consciente de que este libro tiene dos lecturas: por un lado, la perfecta introducción a una saga que continuará para poder vencer a la Hermandad Oscura (como dice al final «La conjura de las sombras ha comenzado»); por otro, una aventura completa, una aventura que lleva a un chico de catorce años, involucrado en una especie de persecución, a descubrir que las cosas no son siempre lo que parecen y que debemos seguir nuestro instinto. 

Cuando todo es relativo, el bien y el mal se desdibujan.

Creo que el autor consigue un equilibrio muy interesante entre intriga, acción y aventura; además, el nivel de narración es muy adecuado para lectores de trece o catorce años, con capítulos cortos, que no llegan a cansar, y un tema bastante atrayente. Una prosa fluida, fácil y muy acertada. Por otro lado, la violencia que aparece implícita en el texto no es nada a lo que un lector de esa edad no pueda hacer frente. 

Y entonces, solo entonces, toma conciencia de su fragilidad, de que no hay certezas, de que nunca se puede decir «hasta mañana», porque cada anochecer puede ser el último.

Habla del bien y del mal, y de la confianza; también nos habla de cómo somos el resultado de lo que nos rodea, de las relaciones personales, de la familia, de las pérdidas, de los miedos y de la confianza.  Consigue mantener la tensión en distintos frentes: encajar quién es quién, qué va a hacer un personaje, por dónde va a salir la acción; esos capítulos cortos te obligan a seguir. Hay un equilibrio muy interesante entre un maletín, un asesinato, una desaparición y los distintos grupos de acción.

Como dice un antiguo proverbio escocés: «Esperar que la vida te trate bien porque eres buena persona es como pensar que un tigre no va a atacarte por ser vegetariano».

Un tema recurrente en la historia es la soledad, con esos chicos que deben lidiar con sus propios fantasmas y hacerles frente como pueden. La violencia que les rodea les hace tomar decisiones extremas, en algunos casos. Esto, desde el punto de vista adulto, convierte la lectura en algo mucho más interesante, porque durante esa parte de la narración, el adulto es más un punto discordante, distante, peligroso, culpable y definitorio

MacDermott no puedo evitar que los ojos se le llenen de lágrimas. No sabe cómo ha llegado a meterse en semejante lío; sin embargo, si algo tiene claro es que no va a ser fácil salir de él.

Me ha gustado mucho. Lo he leído muy a gusto. Me ha reencontrado con lecturas de hace años. El manejo de las distintas subtramas dentro de la novela, que al final confluyen todas en el mismo lugar; los niños como personajes principales que llevan el peso de la narración; los miedos de Calahad ante lo desconocido; el descubrimiento de algo que está por encima de él; sus amigos; sus enemigos; la ciudad; su soledad; sus enfrentamientos; sus pesadillas. Todo ello, junto con una lectura que engancha, ha conseguido que me interese seguir leyendo más sobre esta Hermandad y que intente conseguir que alguno de mis hijos la lea.

Y entonces, solo entonces, toma conciencia de su fragilidad, de que no hay certezas, de que nunca se puede decir «hasta mañana», porque cada anochecer puede ser el último.

**Una mención especial a la edición en papel. Muy recomendable la edición de Caligrama. 

Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Tiene buena pinta. Me alegro que hayas disfrutado de una novela juvenil, jeje.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por esta estupenda reseña. Como ya he dicho en otras ocasiones, dar una imagen en cuatro pinceladas de La hermandad oscura resulta difícil, precisamente por lo intrincado de la trama. Me alegra que te haya gustado, a pesar de ser (¿o no...?) literatura juvenil.

    ResponderEliminar
  3. Yo depende de como sea de "Juvenil" me llama o no, jajajaja aunque este tiene buena pinta, buen post guapa

    ResponderEliminar
  4. Yo también tenía un poco de miedo, pero al final me gustó mucho, es muy ameno y la trama tiene mucha miga y muchas subtramas con una temática que es muy actual. A ver cómo evolucionan los protagonistas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Pues pinta bastante bien. No me importaría leerla si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que te haya gustado pero por ahora lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018