Si tan solo pudiera decírtelo, de Hannah Beckerman


If only I could tell you
ISBN: 9788417805210
Colección: Novela
Formato: Tapa dura
Fecha de publicación en España 16 de enero 2020

La familia de Audrey se ha desmoronado del todo. Sus dos hijas adultas, Jess y Lily son dos personas completamente desconocidas para ella y nunca tuvo la oportunidad de conocer a sus dos nietas, que ahora son adolescentes. Un secreto que viene de treinta años atrás es lo que dividió a su familia en dos partes, pero es, al mismo tiempo, lo que les mantiene conectadas.
Mientras las tensiones llegan a un punto muy elevado, la irrevocable decisión que una de ellas tomó muchos años atrás está a punto de emerger. Y después de tantos años de secretos y silencios, ¿cómo podrá esta familia completamente rota rencontrarse de nuevo?


Esta novela llegó sin esperarla y ha sido una gozada meterme entre sus páginas para ir descubriendo, poco a poco, el camino hacia el que me llevaban sus protagonistas y la historia rota entre ellas. Es una de esas lecturas que se quedan conmigo mucho tiempo después de leerlas por la verdad que contienen, por sus personajes, llenos de defectos, y por la fuerza del dolor que muestra, llevado con elegancia y simpleza.

Si quieres saber un poco dónde te metes al abrir este libro, te diré que te enfrentarás a una novela contemporánea sobre un mujer que, obligada por la caducidad de su tiempo, quiere, por fin, averiguar qué es lo que ocurrió para que las cosas estén tan mal entre sus dos hijas, ya adultas, quienes llevan treinta años sin hablarse. A partir de esa premisa, vamos a entrar de lleno en una historia, de corte intimista más en el fondo que en la forma, o al menos así lo he visto yo, en la que estos tres ejes principales, Audrey y sus dos hijas Jess y Lily, nos permitirán resolver el puzzle que forma lo que ocurrió, con todos sus claroscuros, sus secretos y sus recuerdos.
El sentimiento de pérdida se clavó aún más dentro del pecho de Lily. A veces no sabía si dolía más el recuerdo o si sería aún peor el olvido.
Lo que parece al comienzo una novela sobre ellas, sobre la vida, sobre lo que decepciona, sobre los sueños, el paso del tiempo, el pasado, los deseos y sobre familia, acaba convirtiéndose en el descubrimiento de un secreto que ha condicionado la existencia de las tres a lo largo de esos treinta años; siendo esto uno de los grandes valores de este texto. La historia va creciendo y creciendo delante de ti y, cuando te quieres dar cuenta, ya estás totalmente metida en ella. Magnífico trabajo narrativo cuando ocurre algo así.
—Siempre habrá quien desapruebe tus decisiones. Pero siempre y cuando tú entiendas tus razones, siempre y cuando tú estés satisfecha y nadie salga herido por tu culpa, tienes que ser lo suficientemente fuerte, lo suficientemente valiente, para tomar dichas decisiones sola.
Ahora estoy en la cama, pensando en que es verdad lo que dice la gente: te sientes distinta cuando cumples dieciséis. Hasta hoy, me sentía como si todo estuviera ya predestinado, como se alguien hubiera decidido toda mi vida por mí. Pero ahora siento que el mundo entero está ahí fuera esperándome, siempre y cuando sea lo bastante valiente para salir a buscarlo.
Además, el texto te genera un cúmulo de sentimientos, que tienes como apagados y apocados dentro de ti mientras lees, agudizado todo por la intriga que rodea ese secreto que ha marcado esos treinta años de la vida de esa familia; para que todos esos sentimientos acaben estallando y explotando en la parte final, consiguiendo que seas consciente de todo lo que tenías guardado. Al menos, eso es lo que me ha ocurrido a mí frente a esta historia que es de todo menos sencilla, aunque lo parezca. Todos los sentimientos reprimidos de los personajes constituyen una de las fuerzas de este texto; no los percibes hasta que todo se desparrama.
Quizás el final de la vida fuera sencillamente eso: un final. No una oportunidad de enmendar las faltas, rectificar los errores ni cumplir las ambiciones que se habían dejado atrás. Quizás este no fuera el comienzo del último capítulo de su vida. Quizás estuviera ya en el epílogo y no se había dado cuenta.
Es un libro de mujeres porque casi todos los personajes son mujeres; y sobre la vida, y cómo esa vida no es lo que pensamos que iba a ser; y sobre las decisiones que tomamos movidas por nuestras percepciones o por lo que creemos saber; la familia, los errores, los sentimientos, los recuerdos, los secretos, las consecuencias y los momentos que marcan lo que somos y lo que vamos a ser

Me ha gustado mucho, y aunque puedo entender que el lector tenga reticencias a un personaje u otro y a su manera de llevar su equipaje vital, al final, justo cuando todo cobra sentido, creo que es muy difícil no estar del lado de las tres. Cuánto dolor y cuánto amor reprimido, y cuánta verdad.
Y, de pronto, Audrey comprendió que las historias ocultas durante décadas eran como los estratos de la roca antigua: capas y capas de secretos familiares caían unos sobre otros hasta que la verdad estaba tan profunda bajo la superficie que solo alguien con verdadero ahínco podía excavar hasta encontrarla.
Muy bonito; dolorosamente bonito; muy, muy bonito; esto es lo que dije nada más terminarlo, y por algo sería.






Comentarios

  1. La tengo pendiente y no sabes las ganas que me han entrado de leerla, tendré que ponerla en la parte de arriba de las lecturas pendientes

    ResponderEliminar
  2. Tengo la sensacion de que este libro no es para mi, lo voy a dejar pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No me llama mucho, pero es muy buen post Carmen, besos

    ResponderEliminar
  4. Cómo se te nota lo que te ha gustado... Me parece una lectura muy interesante y sobre todo me llama mucho la atención que, por lo que te leo, el secreto está a la altura de lo que se espera, porque muchas veces en este tipo de libros el secreto que lo condiciona todo luego no es para tanto (o a mí no me lo parece). Apuntado queda.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  5. Pinta muy interesante aunque creo que hay que estar con el ánimo adecuado.

    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Primer sorteo del blog

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Piso para dos, de Beth O'Leary

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018