El show de las marionetas, de M. W. Craven

The puppet show
Páginas: 352
ISBN: 9788417805234
Colección: Thriller y suspense
Formato: Tapa dura
Fecha de publicación: 16 enero de 2020

Un asesino en serie está quemando vivas a sus víctimas. No hay ningún tipo de pistas en las escenas del crimen y la policía ha perdido todas las esperanzas.
Cuando su nombre es hallado en los restos carbonizados de la tercera víctima, Washington Poe, un detective suspendido de empleo y caído en desgracia es llamado para que se haga cargo de la investigación, un caso del que no quiere formar parte.
De mala gana acepta como su nueva compañera a Tilly Bradshaw, una brillante pero poco social analista civil. Pronto, la pareja descubre una pista que solo él podría ver. El peligroso asesino tiene un plan, y por algún motivo, Poe forma parte de dicho plan.
Mientras el número de víctimas sigue en aumento, Poe descubre que él sabe mucho más acerca del caso de lo que jamás se habría imaginado. Y en un final aterrador que destrozará todo lo que él creía sobre sí mismo, Poe comprenderá que hay cosas mucho peores que ser quemado con vida.

Si sois asiduos a blogs literarios, ya habréis leído más de uno y más de diez opiniones sobre esta novela. Gracias a una fantástica campaña de promoción, se ha conseguido colocar El show de las marionetas entre las novelas más leídas por los bloggers este año, además de haber conseguido una portada fácilmente reconocible. En resumen, una gran apuesta por parte de Roca este año, que no será la única con este autor, o eso esperamos todos. Intuyo una serie que dará para mucho.

Dice la R.A.E. que thriller es una palabra inglesa que significa película o narración de intriga o suspense; pero si vamos un poco más allá, otros diccionarios especifican que para ser un thriller hay que provocar una fuerte tensión emocional en el espectador o lector. Sin duda, esta novela genera intriga y tiene un ritmo muy marcado que agudiza esa tensión a la que hacía referencia la definición anterior. Todo ello remarcado por capítulos cortos, muy cortos diría yo, lo que sorprende bastante, y concebidos casi como escenas cinematográficas, que te mantienen en guardia y expectantes, que me han parecido muy visuales.
Sabía que algunas personas creían que su fama de seguir las pistas hasta donde quiera que le condujeran provenía de algún sentimiento de superioridad, como si tuviese una vocación y una visión más pura de la verdad, inaccesible a otros policías inferiores. En realidad, era bastante más sencillo: cuando creía que tenía razón, ese elemento autodestructivo de su personalidad se apoderaba de él. A menudo, dejaba que el demonio que llevaba dentro sin pusiera al angelito.
Este ritmo en la propia historia no te da tregua y te engancha como solo las series televisivas de intriga lo hacen. Es muy difícil que, tras terminar un capítulo y leer la última frase del mismo, seas capaz de no seguir leyendo. En cierta manera, yo diría que va creando hype, si me permitís el simil semántico, por esas expectativas que consigue crear en el lector. 
Algunas veces, la mente de Poe permanecía quieta y enroscada, procesando información a su ritmo, pero otras era capaz de dar inmensos saltos intuitivos. Una sospecha terrible y a medio hacer crecía en la boca de su estómago y empezaba a roer y a roer...
Condado de Cumbria / región de los lagos o Lake District

Por si os habéis saltado la sinopsis (yo lo hago siempre), solo os diré que la novela comienza con un asesinato brutal, en un lugar muy concreto y con unas características muy definidas; este asesinato va en línea de dos más que han ocurrido en los últimos días. La investigación obliga a una unidad especial de la policía a contactar con un antiguo inspector que se encuentra suspendido desde hace unos meses por un caso anterior, lo que desencadenará que todo se precipite. Estamos en Inglaterra, al norte, lindando con Escocia, en el condado de Cumbria, una región muy poco poblada, que no llega a medio millón de habitantes. Washington Poe será ese policía "rescatado" que liderará esta investigación, junto con más personajes (no muchos), que tendrán su peso relativo en esta historia. A partir de aquí, todo es posible.
—La botella no está medio llena, Poe. Ni tampoco medio vacía.—¿Entonces?Sonrió.—Simplemente es el doble de grande de lo que hace falta.

Un ritmo bastante rápido, que se agradece, algunos momentos divertidos (menudos diálogos que consiguen hacerte reír), un gran caso entre manos, muchas incógnitas, giros inesperados y un buena línea argumental, es lo que yo he recibido de esta lectura. Me ha gustado, pero de una manera cómoda. Creo, sinceramente, que es un libro para un público muy amplio y eso es muy bueno: no cansa, no abruma con su narrativa, es ágil, tiene una trama muy interesante que no se queda solo en los asesinatos, transmite mucha intriga y dudas, consigue enganchar y, al final, todo tiene sentidoEs una historia que empieza de una manera muy truculenta y termina de una manera muy truculenta, siendo esta una de las mejores partes de la novela

Puede que no sea una de mis mejores lecturas de este año, ya que todavía queda mucho año, pero ha estado muy bien




Comentarios

  1. Ay, todos habláis maravillas de este libro y ahora tengo ganas de leerlo hasta yo, que ya sabes que no soy nada del género. Pero es que me pica mucho la curiosidad por conocer a Poe y disfrutar de esos diálogos ingeniosos que comentas :-))) Me la llevo. Besos,

    ResponderEliminar
  2. Como dice Mónica solo leo buenas opiniones de este libro, y me está entrando el gusanillo de hacerme con él.
    Un beso ; )

    ResponderEliminar
  3. Me lo llevo apuntado que tiene muy buena pinta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pues mira Carmen, luego le comento a mi Javi este libro a ver si le interesa, buen post guapa

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, la quiero leer. Y espero hacerlo pronto
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018

El hombre fetichista, de Mimmi Kass #retoíntimo

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott