Los hombres de Texas no hablan de amor, de Olivia Ardey

Fecha de publicación: 17/01/2019
Idioma: Español
ISBN: 978-84-08-19976-2
Código: 10229453
Colección: Contemporánea


Jasper Blanchard aceptó de mala gana el encargo de pasear a un estudiante por los alrededores del rancho. Boquiabierto, vio cómo llegaba a la terminal del aeropuerto una rubia de largas piernas. Sam,
el joven empollón que esperaba, resultó ser Samantha. La prioridad de Samantha Larson era recabar datos para su investigación académica, pero lejos de casa no iba a desaprovechar la ocasión de disfrutar al límite de aquellas vacaciones. Sin embargo, las apariencias engañan. Ni Jasper es inmune al amor, ni Sam es tan ingenua como para arriesgar su futuro por el vaquero con la mirada más sexy de Texas.
Cuando años más tarde Sam vuelve al rancho Blanchard, Jasper no la recibe de buena gana. No sabe que Sam ha regresado con una herida en el alma que solo él puede curar, si es capaz de perdonarla por mantenerla en secreto.

Hoy hemos celebrado el sexto aniversario del Club de lectura de romántica de Valencia con una comida, porque somos latinas y no podemos evitar celebrar todo comiendo, muchos sorteos, de libros y de alguna cosilla más (gracias a las editoriales que han participado cediendo algunos libros: Planeta, Libros de Seda, Versátil, Titania y Penguin Random House) y un club, lógicamente. El libro elegido fue Los hombres de Texas no hablan de amor, un título demasiado largo para una novela no tan larga que sí habla de Texas, sí habla de hombres y sí habla de amor, aunque no en el tono de comedia que uno espera con esa portada.

—¿Sabes de dónde viene el nombre de Texas? Cuando los primeros exploradores españoles pisaron estas tierras, los nativos caddos los llamaban «táisha», que significa amigo. Gracias a aquella confusión de los españoles, Táisha acabo pronunciándose Texas y el lema del estado es la amistad.
Sin intención de ir más allá de la sinopsis, os diré que la protagonista de esta historia se llama Samantha, una chica aparentemente decidida y curiosa que, tras una visita a un pueblo de Texas buscando leyendas e historias, verá cómo a veces las cosas no ocurren como pensamos por mucho que no queramos salirnos del camino

La primera parte, para mí, es una especie de prólogo o situación inicial, a partir de la cual comienza la historia en sí. ¿Por qué os digo esto? porque eso justifica el tono rápido de este inicio, que descoloca un poco porque todo ocurre casi sin respiro.
—Jane es mi mamá.—Sí, bonita.—Se ha quedado dormida. Va a venir un príncipe y le dará un besito para que se despierte.
No deja de ser una historia sencilla que no busca revolvernos con giros en la trama o con subidas y bajadas, simplemente busca transmitir sentimientos y demostrar que la vida es temporal, con su principio y su fin, y lo importante es cómo vivamos ese tiempo. Busca hacernos conscientes de que hay una historia detrás de cada persona; una historia triste y alegre; que las cosas no son blancas o negras, ya que todo está lleno de matices
El pasado es como el estiércol. Si lo remueves, apesta.
Sin ser una gran historia, consigue tocarte un poco el corazón, de muchas maneras distintas, y este me parece el baluarte de esta historia. Creo que nos lleva hacia una historia de gente buena y eso es lo que merece la pena; pero también te muestra que cometemos actos equivocados, con sus consecuencias, de los que es importante arrepentirse. Habla del amor, de diferentes maneras de amor, de las distintas personas que aman; y todo esto sin complicarnos mucho la vida, pero la verdad es que terminas y te queda una sonrisa. Eso sí, al terminan el libro me entraron muchas ganas de seguir conociendo leyendas del folclore tejano.
Nacer rica volvía tontas a muchas e imprimía carácter a unas pocas.
No es una novela de formación, pero sí hay un pequeño viaje que hace la protagonista hacia el interior de sus sentimientos, hacia su pasado y su presente, y hacia las personas de su alrededor. Tiene algunos pasajes muy bonitos, sin más, de los que podemos disfrutar. 



Además de ser la historia de Sam y Jasper, tenemos otra, u otras, que forman parte de ellos, con más presencia o con menos, y que consiguen absorber nuestro interés aportando mayor valor a la trama, ademas de aumentar el componente dramático del texto.

Tiene 300 páginas y, tras terminar, me ha parecido una novela cortaSinceramente, a mí me hubiera gustado que se hubiera desarrollado más la historia dramática que hay detrás de la novela; no deja de ser una novela sencilla, que se lee en un rato, y mientras la leía no perdía la sensación de que se podría haber escrito una gran historia alrededor de ella. No obstante, esto solo es el deseo de una lectora de encontrarse con una de esas grandes historias que toquen todas sus fibras sensibles.


Volviendo al club de ayer, la conversación con Olivia Ardey nos desveló lo contenta que está con el resultado final de esta novela, con la historia de sus personajes y con cómo está llegando a los lectores; nos habló de que las leyendas que aparecen en el libro, en boca de Jasper o de algún otro personaje, existen; nos habló del proceso de escritura, de los escritores llamados fantasma, de su primer libro publicado, de lo que suele hacer ella cuando le publican un libro y de sus preferencias como lectora. Siempre es un placer coincidir con ella y con su pragmatismo en algunas cosas, su sentido del humor y su saber lector. Gracias, Olivia; fue una tarde estupenda.





Comentarios

  1. A mí me gustó bastante la novela. Yo no sabía qué iba a encontrarme y lo que halle me satisfizo, aunque me hubiera gustado también que se desarrollara un poquito mas esa trama, pero yo soy así, me gustan las tramas dramáticas. Aún así, el resultado final de la novela está muy bien y Olivia es que sabe escribir.
    A mí me encanta escucharla.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Carmen. Solo he leído a esta escritora una vez y me encantaría repetir. Gracias por esta entrada y por informarnos tan bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me alegro que te haya gustado! La portada tiene algo curioso que te llama la atenciòn, la trama que nos plantea tiene potencial para que la apunte en mis próximas lecturas.

    ResponderEliminar
  4. Olivia me conquistó con Delicias y secretos en Manhattan. La seguía muy de cerca hace un par de años, pero admito que la tengo un poco abandonada y que algunos de sus títulos no los he leído aún. Este es uno de ellos, ¡a ver si me hago con él!

    ResponderEliminar
  5. No leído aún nada de la autora, pero no pinta mal el libro! Lo tendré en cuenta guapa. besos

    ResponderEliminar
  6. Hola.
    No he leído el libro pero lo tengo apuntado entre mis pendientes. Haber si lo consigo pronto y así lo leo.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  7. No he leído nada de esta escritora y la verdad que esta novela tiene buena pinta...
    Gracias por la reseña.
    Besos. Beatriz 😘

    ResponderEliminar
  8. he leído varias novelas de Olivia Ardey, algunas me han encantado, pero creo que últimamente sus novelas y mis gustos no terminan de compenetrarse.
    Me alegro de que te haya gustado, pese a esos detalles que te hubieran gustado
    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Muchísimas gracias por leerla, disfrutarla y comentar tus impresiones. Y, por supuesto, por compartir conmigo una tarde tan especial. ¡Por muchas más! Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Una historia inolvidable.
    Una escritora inolvidable.
    Todo en conjunto han hecho que Olivia sea una de mis escritoras favoritas

    ResponderEliminar
  11. Hace tiempo leí En la toscana te espero y tuve mis más y mis menos. Supongo que algún día volveré a leerla.

    Me alegra que pasaras una buena tarde, porque de eso se trata al fin y al cabo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Me olvidé de mí

Piso para dos, de Beth O'Leary

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El último día de mi vida, de David Orange #PremioLiterario2018

El hombre fetichista, de Mimmi Kass #retoíntimo

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott