Lemmings, de Jordi Dausà


Autor: Jordi Dausà
Páginas: 222
Encuadernación: con solapas
Medidas: 14 x 21 cm
ISBN:978-84-949361-2-8
Fecha de publicación: Enero del 2019
Te despiertas en una nave abandonada de un polígono industrial lejos de la civilización. A tu lado hay dos cadáveres. Rastros de una pelea. Tienes el cuerpo malherido pero no sientes ningún tipo de dolor. Tampoco recuerdas nada. La carrera por recuperar la identidad y descubrir si eres víctima o verdugo, de dónde vienes y cómo has terminado en ese submundo de degradación absoluta, rodeado de personajes ambiguos y amorales que pululan por polígonos y descampados, quizás te ayudará a entender que tú sólo eres un elemento más de este paisaje de condenados.


No jugué al juego de los Lemmings y eso que era asidua a los recreativos en mi preadolescencia, así que tengo reconocer que el nombre llamó mi atención porque lo relacioné con unos dibujos animados que ven mis hijos: Grizzy y los lemmings. Además, no me digáis que la sinopsis no os atrae: un hombre que se despierta en un polígono, no recuerda quién es y qué hace al lado de dos cadáveres, magullado y desorientado.

Lo primero que me llamó la atención al coger este libro es que está escrito en catalán y traducido por otra persona al castellano. Tengo que suponer que el autor habla castellano así que el hecho de que un traductor sea el responsable del texto en castellano me hace preguntarme si es mejor así, si eso hace que la traducción se más fiable al texto, ya que un autor estaría tentado a cambiar parte del texto, a modo de revisión. Entiendo que será ese el motivo pero si alguien lo sabe con seguridad, agradecería me lo confirmara.

Al igual que ocurre con el protagonista, para nosotros todo comienza de pronto, cuando abrimos los ojos, en ese justo momento en el que él (y nosotros) despierta y nos fijamos en todo lo que nos rodea. Curiosamente el texto está en segunda persona, algo así como que el narrador le está contando al protagonista lo que está viendo para que sea consciente de lo que le rodea; además, se lo está contando en presente. Así que digamos que acompañamos a este protagonista que recibe su historia del propio narrador, consiguiendo que nosotros, como lectores, nos convirtamos en narradores y protagonistas. Interesante, ya que consigue acrecentar la sensación de intriga y de querer saber por dónde lleva la trama. Resultó ser un comienzo muy fuerte que consiguió desubicarme; sensación que tardó en abandonarme pero que en ningún momento resultó incómoda, más bien al contrario, aumentó el interés por esta lectura.
La violencia, aprendiste durante aquellas noches largas y blancas, es patrimonio de los perdedores.
—Te lo doy a ti para que persigas tus sueños. Vida solo hay una, y tienes que ser tú mismo. No dejes que los demás digan como debes vivir tu sexualidad.
Como no os voy a hablar de lo que va averiguando y de cómo lo va haciendo, sí que puedo deciros que casi sin darte cuenta vas avanzando en esta mezcla de recuerdos y de supervivencias y la vas disfrutando como presentación de un mundo que te va llevando hasta ese instante en el que comienza el libro. Es un acierto cómo está planteada y cómo está escrita, con ese tono en el que nos lo va desgranando todo; creo que consigue que me haya sentido cerca de ese personaje atípico y, como dice la sinopsis, "amoral" pero de quien se intuye tiene su propia ética
Todo era más o menos así. Aquellos chicos habían vivido bajo la protección excesiva de sus padres y ahora, en la universidad, se soltaban la melena. No era una libertad real, desfiles faltaban los mecanismos necesarios para afrontar la vida, y se hacía una que el hambre incierta de forma instantánea con caprichos tecnológicos, alcohol, drogas o sexo rápido. La mayoría se consideraban especiales, como príncipes y princesas, pero tú te dabas cuenta que aquel comportamiento era la evolución de cualquier pequeño tirano educado por unos padres con sentimiento de culpa por no pasar suficiente tiempo en casa y que intentan compensarlo a base de regalos y psicólogos de la mutua.
Es un relato donde toca de manera certera muchos temas relacionados con una existencia que desde el principio va marcada a desaparecer, al fracaso: la de un niño con una vida difícil. Como ya he dicho, me ha gustado muchísimo la construcción y desarrollo de esta historia, su comienzo y su final, y ese círculo que gira donde el centro es él como único protagonista. Es una novela negra donde hay menos violencia física de la pensaba aunque sí que está implícita en el texto y el contexto en el que se mueve esta historia. La verdad es que esa manera de presentar, de jugar con el lenguaje, de acercarnos a esa vida, ha estado muy bien y hace que sea muy fácil de recomendar.

Por cierto, tenéis este libro en Unlimited. 






Comentarios

  1. Este libro no es para mi, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola, muy buenas.
    Primero de todo, mil gracias por la reseña.
    Sobre la traducción: hay autores que prefieren traducirse sus propios libros. Hay teóricos -tal vez los más ortodoxos- que aseguran que siempre que sea posible, es mejor que lo haga otra persona, entre otros motivos por el que tú mencionas más arriba. En mi caso lo hizo otra persona, aunque trabajamos codo con codo, y el trabajo de ebanista, por así decirlo, fue mío.
    Aunque, repito, hay quien se traduce sus propios libros, y muy bien además.
    De nuevo, se agradece muchísimo la reseña. Un abrazo y hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte por aquí y explicarme lo de la traducción. Era una simple duda, sin más.
      Un abrazo, siempre me resulta especial saber que el autor del libro que he leído se interesa en mi opinión.
      Abrazos

      Eliminar
  3. Hola! Te propongo un reto. Leer un libro de otro género muy distinto y realizar una reseña sobre el libro y el estilo del autor. Te sugiero a Robert Ludlum. El libro elígelo tú pero que no sea ninguno de la saga de Bourne. "La progresión de Aquitania" por ejemplo. Espero tu respuesta. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen!
    Pues nunca me había fijado en quien realiza las traducciones de autores bilingües, ni se me había pasado por la cabeza que no lo hicieran ellos mismos... gracias por despejar la duda ^^
    Tampoco jugué nunca a los Lemmings, aunque yo no era mucho de recreativos :p Me has dado curiosidad por esta historia, sobre todo porque esté escrita en segunda persona que aún no he leído nada así :p
    Un beso!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Primer sorteo del blog

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

Locos, ricos y asiáticos, de Kevin Kwan