Escorpio odia a Virgo, de Anyta Sunday

Título original: Scorpio hates Virgo
Traducción: Virginia Cavanillas
Páginas: 360
ASIN: B07TMMZC4H

De lo que se trata este año es de que te recuperes, escorpio. Ha llegado la hora de deshacerte de la negatividad y de esa fachada de tío duro, para permitir que otros vean a tu verdadero yo, a tu yo más vulnerable.
Percy Freedman no está sufriendo. Por supuesto que no, quien lo haya dicho que lo retire. Lo que está es completamente seguro de que vender la casa de su tía recién fallecida y dejar atrás a los vecinos con los que ha vivido durante años, es la mejor decisión que podría tomar. Porque, ¿quién en su sano juicio conservaría una casa que huele a esos abrazos que nunca más volverá a sentir?
Nadie. Esa es la respuesta.
Pero los vecinos de su calle parecen creer que un poco de pintura y un cambio de muebles serían suficiente para hacer borrón y cuenta nueva. Todos quieren que Percy se quede.
Incluso su archienemigo, Callaghan Glover.
Especialmente su archienemigo, Callaghan Glover.
Así que, arrastrado a un juego bautizado como los Sherlock Gnomes, Percy termina pasando con sus vecinos mucho más tiempo del que considera aceptable y, entre esquivar todo tipo de pullas por parte de Cal y su creciente amistad con Gnómero9, Percy empieza a plantearse si lo de vender la casa no fue su pena hablando por él.
Pues ya sabes, escorpio: con un poco de paciencia, tu corazón roto podría ser cosa del pasado…


Qué maravillosa sensación se me queda siempre que entro en el mundo de Anyta Sunday, en su forma natural de entender el amor y cómo debe comportarse. Os aseguro que me ha enseñado a sonreír más frente a muchos momentos porque, si bien estas historias son simplemente historias de amor y amistad, ese "simplemente" se convierte en algo enternecedor y deseable.

Escorpio odia a Virgo es la segunda novela de la serie Signos de amor y nos lleva a la urbanización en la que viven los padres de Theo Wallace. Nuestro escorpio acaba de perder a su tía, la única persona que estuvo a su lado y supo entenderle, y prácticamente la única familia que le queda, sin contar a su primo, con el que sufre un encontronazo que le deja con mayor sensación de soledad. Todo esto le confirma que su decisión de vender la casa de su tía es la mejor, pero sus vecinos y, en particular, su archienemigo, el bueno de Callaghan, que vive en frente y que intenta sostener a su familia en los malos momentos en los que se encuentra, no le pondrán las cosas fáciles.

Desde los primeros capítulos tuve la sensación de que nos teníamos que colocar al lado de uno de ellos, de Percy o de Cal, y yo a los pocos capítulos ya había elegido bando; aun así, es fácil ver, a través de sus divertidos, ingeniosos, inteligentes y sarcásticos diálogos, que lo suyo es más una lucha dialéctica que un verdadero odio, así que no hay problema con elegir favorito, xD. La autora consigue que notemos cómo fluye la atracción sin nombrarla. La "guerra" entre ellos es algo desigual porque enseguida notas que uno está más abierto a acercarse y el otro, aunque parezca agresivo, es más sincero.

Además de ellos dos, eje central de todo, podemos ver cómo se relacionan con su entorno, con la familia que está, y con la que no está, con los vecinos, con los amigos de antes y los que se convierten ahora en amigos; de ahí surgen más personajes, a cada cual más normal, cercano y, siguiendo la misma línea, entrañable.
¡Es estupendo ver a tierra y agua pasar tiempo juntos! Percy miró a Cal por encima de las gafas, y le dijo:—¿Ves? Por eso siempre seremos archienemigos. Cal alzó una ceja y Percy arrancó, poniendo el coche en marcha.
—Juntos somos barro.
No voy a mentir, ha sido distinto de cualquier beso que haya dado en mi vida. Más familiar. Como ser arrastrado en un abrazo cálido, hacia algo recíproco, como si pudiera confiar en él. Eso eran sus brazos: un puerto seguro.
Sé que es una historia fácil, sin complicaciones, cuya trama va por un camino bonito, con esa manera de despertar el amor de dos personas, esas frases con doble sentido, inteligentes... quizá al haber leído la novela anterior hace que me guste más porque comprendo la manera que tiene la autora de llevar las historias. Entre nosotros, os confieso que Percy me da pena pero me encuentro al lado de Cal en todo momento.

A través de unos diálogos sencillos consigue enternecernos sin ser ñoños, y acabas entendiendo su relación y su manera de quererse, aunque todavía no sean conscientes de ello. No es una novela con una trama compleja, al contrario, nos encontramos con una historia sencilla llena de los sentimientos de dos personas que se conocen de toda la vida y que están hechos el uno para el otro, aunque no lo saben o no quieren saberlo. De vez en cuando estas lecturas apetecen; al menos a mí me apetecen. 

A mí me ha gustado mucho; me parecen dos personas muy diferentes pero a la vez cercanas entre sí; no he notado esa enemistad de la que me hablan todo el rato, quizá si nos hubieran contado qué le dice Cal a Percy en un principio cuando se conocen. Percy es un personaje contradictorio, muy débil, creo que demasiado sarcástico y a veces se toma todo a broma. Cal es fiel, directo, cariñoso, familiar y me ha parecido muy empático, lo que hace que me guste más aún. Sigue presente el tema de los horóscopos pero en este caso me ha parecido menos importante; y esta vez sí que hay algo más de sexo explícito pero es tan adecuado y tan acertado que no me imagino la historia sin él.

Vuelve a ser una novela dinámica, con diálogos interesante y divertidos y poca narración. Me sigue gustando esa manera delicada que tiene Anyta de describir los sentimientos sin ser un drama, a la vez que normaliza esa manera de amar, de acercar a dos personas, de hacer que la vida parezca bonita.

Creo que el hecho de que sean tan buenas personas, de que se adoren, se ayuden, se quieran, se entiendan, te hace sentir cada vez mejor y es lo que busco cuando leo una novela de estas. Como le dije a la traductora: no es la novela de mi vida pero me hace sentir tan bien cuando la leo que seguiré leyendo estas historias. Casi diría que podría encajar en el camino del feel-good aunque realmente es una novela romántica con la historia de dos chicos y cómo se dan cuenta de que son el uno para el otro.

Por cierto, he aprendido lo que es un demisexual, que no lo sabía.





Comentarios

  1. Me encanto este libro. Esa comunidad de vecinos es la leche. Me encantaron los protagonistas y todos los demas vecinos. Me encantan los libros de Anyta Sunday.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en la lista de pendientes, ojalá pueda leerlo pronto, buen post guapa

    ResponderEliminar
  3. Hola.

    Pues después de leer tu reseña lo mando derechito a mi whislist. ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7