Una charla con Paty


Descubrí a Patricia Marín, alias Paty, con Pura Raza, novela de corte altamente erótico que me creó la necesidad de buscar más en su blog Cuentos íntimos, para desembocar finalmente en Baila para mí. De ahí acabé con Mr. Wolf y, por último, con Instante. Podría escribir mis impresiones sobre ella, sobre su irreverente y adictiva manera de darnos los buenos días en twitter (ha dejado de hacerlo en facebook tras aprender la lección), sobre la colección de fotografías que inundan su móvil o su adición a las series de televisión, pero mi objetivo es que nos sentemos a charlar con ella, con un café, un té o un refresco en la mano, y una de sus novelas en la otra. 


Para empezar, típica pregunta: ¿Patricia o Paty? 

Patricia si me acabas de conocer, Paty cuando quieras abreviar :)



¿Por qué firmas como Paty C. Marín unos libros y otros como Patricia Marín? ¿Distinguir temáticas?

Paty C. era mi nombre de autora en Cuentos íntimos y así firmé mis relatos y mis novelas autopublicadas. Patricia Marín se ha convertido en mi nombre oficial, más profesional. Estuve tentada de diferenciar autopublicación con publicación tradicional utilizando los dos nombres, pero al final he optado por unificar mi nombre de autora. 

¿Cómo acaba una ingeniera de telecomunicaciones escribiendo novelas de alto contenido erótico?
(quizá la pregunta debería ser al revés) 
¿Cómo acaba una escritora de erótica estudiando Ingeniería de Telecomunicaciones?

No creo que para escribir haga falta una carrera de letras, da igual el género. Yo soy muy observadora y muy curiosa y acabo escribiendo por puro aburrimiento. Primero fue la carrera, luego vino la afición. Lo mío no es cuestión de saber matemáticas y resolver ecuaciones complicadas (que también), es cuestión de tener una mente capaz de encontrar diferentes soluciones para un mismo problema, o de encontrar diferentes formas de resolver la misma situación. De saber usar la lógica para resolver conflictos, utilizar analogías para situaciones que no conoces valiéndote de otras que sí. Como ves, para mí escribir una novela es un proceso cuasi científico. Lo que tiene mi carrera y me ha enseñado, es que me permite calcular muchas variables a la hora de diseñar el esquema de una historia o hacer un diseño de personajes. 


Siempre he tenido curiosidad por saber cómo empieza alguien a escribir erótica a no ser que sea una ávida lectora de este género ¿desde qué edad llevas escribiendo (cualquier cosa, no erótica)? ¿Eras una niña prodigio que escribe desde siempre?

Empecé a escribir pronto, a los doce años, siempre fantasía y algo de terror. Una se cansa de escribir lo que muchos otros han escrito antes, así que elegí un género que no fuera convencional o que estuviera poco tratado. En mis manos habían caído algunos comics adultos —no de contenido pornográfico, me refiero a contenido para adultos—, así que empecé a mezclar conceptos. Al final decidí escribir erótica porque no me gustaba lo que encontraba por ahí y como no me gustaba, decidí que lo haría a mí manera para leerlo yo. Más tarde —bastante más tarde— descubrí el género romántico y todo lo que me podía ofrecer, como el subgénero erótico. Pero realmente comencé a escribir para contar mis propias historias. 

¿Por qué erótica? Muchas de las lecturas que encontramos hoy en el mercado son de romántica con escenas de alto contenido sexual, pero la erótica es otra cosa. Tus historias sí se pueden calificar de eróticas, ya que la trama gira en torno a la manera sexual de relacionarse los protagonistas. ¿Escribirías una novela romántica a secas o te parece que les falta algo?

Siempre me pareció que les faltaba algo, esa es otra razón que me llevó a escribir erótica. Yo quiero saberlo todo, incluso lo que pasa cuando se apaga la luz y amanece al día siguiente. Lo que me gusta de una novela es que me emocione y creo que la erótica me ofrece ese aspecto; yo quiero que cuando alguien lo lea, reaccione a lo escrito, sea de la manera que sea. Me gusta que exista la pasión y el erotismo, que sea intenso, que las emociones salten del papel y que los lectores se queden después dándole vueltas a lo leído.

¿Cuál fue el primer libro de erótica que leíste? ¿y el último?

Pues… La verdad es que no recuerdo el primero. En su momento, cuando comencé a escribir, todo eran relatos y escenas sueltas en novelas de otros géneros —como he dicho antes, también cómics—. Leí fragmentos de Historia de O, de La bella durmiente de Anne Rice… Pero es que no me llamaba el argumento y no era lo que buscaba. Hubo un antes y un después con Dominada por el deseo de Shayla Black. Disfruté tantísimo con esa lectura que decidí que yo quería escribir historias así. El último erótico que he leído ha sido también el de Shayla Black, Toda para él. No por nada, porque aunque he tenido muchas lecturas después, no son eróticas. Debo confesar que es muy complicado para mí encontrar una novela erótica que me guste, tengo las cosas tan clara con lo que quiero leer que, al final, acabo escribiéndolas.


¿Cuáles son tus fuentes: otras novelas, películas, conversaciones con otras personas o pura imaginación?

De todo un poco. Primero suelen ser novelas, pero va por apetencias. Películas sí, mucho. También pornografía, si eres capaz de escarbar un poco más allá, encuentras trabajos como los de Erika Lust. Creo que esta directora fue una de las culpables de que decidiera también escribir erótica. Me gustaba su punto de vista, sus razones para dirigir esta clase de películas. También hago uso de la imaginación, no suelo documentarme con conversaciones de otras personas porque es algo tan íntimo y personal que me siento una intrusa. No me siento cómoda si me cuentan sus experiencias.

¿Te excitan tus propias historias o algunas de las escenas que escribes? (siempre me pregunto si el escribir provoca el mismo efecto que el leer)
Depende del momento. Los pasajes tristes me pueden hacer llorar, los pasajes alegres me pueden hacer reír, así que en algún que otro momento, eso sí es posible. También puedo estar tan concentrada que no suceda nada, una escena erótica es algo muy racional para mí, así que la mayoría de las veces solo me emociono con los sentimientos de los protagonistas. Lo que sí me pasa el noventa por ciento de las veces es estar pensando “cómo puedo hacer que esto sea más excitante aún”, y entonces le doy otra vuelta con la clara intención de hacerle cosquillas al lector ;) 

Si me centro en la temática de tus historias, ¿qué tienen tus protagonistas de ti? ¿en qué te gustaría parecerte a ellas? ¿buscas vivir una historia digan de la mejor novela erótica?

Sí, lo sé, es una pregunta muy típica, pero realmente me interesa. La mayoría de tus protagonistas, de una manera u otra, son sumisas sexualmente hablando, y disfrutan con esa manera de relacionarse cuando tienen encuentros sexuales.

No sé decirte. Hago personajes, hago historias, hago situaciones y busco las emociones. Quizá al principio sí buscaba tener algún emocionante enamoramiento, pero que me haya centrado en una temática más carnal no ha conseguido que me apetezca vivir una historia así. Al menos, no todavía. Soy más fantasiosa que soñadora. Además, soy una persona muy racional y fría en ese aspecto. No sé si mis personajes tienen algo de mí en su forma de ser, lo que sí tienen, y eso te lo aseguro, son alguna de mis aficiones. Suelo introducir en los personajes algunas cositas sobre mis gustos, por el hecho de que eso me ayuda a comprenderlos y hacerlos más cercanos.

¿Por qué los hombres no escriben erótica? ¿O sí lo hacen? ¿Y la leen? ¿Tienes lectores masculinos? 
Sí escriben, y también la leen. Sí he tenido lectores masculinos en su momento. De hecho, mira, te doy una exclusiva. Mis primeros trabajos eróticos, textos y personajes, estaban publicados en un foro de interpretación. Allí conocí a mucha gente y tuve un gran amigo con el que escribí mucha erótica. Él llevaba el papel del hombre y yo el de una mujer. Diseñamos historias, situaciones y personajes de todo tipo. Escribimos grandes historias, que no están guardadas más que en nuestra memoria. Tuve la “mala suerte” de enamorarme de esa persona, o quizá de la idea que yo tenía de él. Algunas veces escribí para él, pero con el paso del tiempo, decidí que tenía que quitármelo de la cabeza. De eso queda un bonito recuerdo y mucho cariño. Nunca nos conocimos en persona, pero seguimos en contacto y sigue mis trabajos. 

¿Alguna vez te has atrevido a cambiar de género?
Para mí, la erótica es el género principal y el resto de géneros, subgéneros. Yo siempre parto de la erótica, luego puedo irme hacia vertientes históricas, paranormales, fantásticas o lo que me apetezca. Lo que no me apetece es cambiar de género. Me gustaría hacerlo, pero estoy demasiado cómoda y aún me queda mucho por hacer. 

¿Se puede vivir de la escritura? 
Jaja, no. Se puede sobrevivir. 

¿Qué es lo que más te gusta de escribir erótica y qué es lo que menos? 
Lo que más me gustan son las emociones que experimentan los personajes. Lo que menos, atascarme en una escena. No todos los personajes tienen sexo de la misma manera y a veces me doy cuenta de que me repito mucho.

Existen muchos prejuicios en torno a la novela erótica a pesar de que el número de lectoras reconocidas ha aumentado considerablemente (utilizo la palabra reconocidas porque siempre ha habido lectoras, pero en la sombra). De hecho he leído en algún sitio que la erótica es como el porno para mujeres, ¿qué piensas de eso? ¿Crees que la erótica permite a la mujer disfrutar con libertad del sexo? ¿La erótica y el porno van de la mano? 
Porno para mujeres es lo que yo pensaba que hacía hace doce años. Ahora, bueno… Hay diferencias entre erotismo y pornografía, pero es que depende del producto que quieras consumir. Si te apetece una cosa, pues la coges; si te apetece otra, pues otra cosa. Si un día quieres erótica, pues erótica, y si te levantas con ganas de pornografía, pues adelante. Se parecen, pero no son iguales, y tienes que tener muy claro qué es cada cosa. Lo que para unos es erótica, para otros puede ser pornografía; lo que parece pornografía, puede ser lo más erótico que haya visto/leído nunca. La percepción del público es muy subjetiva.

Creo que a tus lectoras nos gustaría que volvieras a escribir algo de época, ¿te planteas hacerlo? Históricamente ¿qué época te llama más la atención? ¿En qué época plantearías una historia? No sé por qué pero te veo haciendo algo en torno a los vikingos… aunque no estaría nada mal que te atrevieras con algo japonés… dentro de la cultura japonesa hay mucha tradición erótica. Mira, no es una mala idea para un relato… (ahí lo dejo)
La Antigua Roma. No es que sea algo especialmente erótico, ni pienso que tenga una cultura muy erótica, pero me encantan los romanos, jaja. Tengo algunas historias eróticas ya escritas ambientadas en esa época, si me animo algún día, probablemente sea en el Imperio Romano.

¿Cuál es tu personaje especial, masculino y femenino (siempre hay uno)? 
Uhm… Mis personajes favoritos siempre serán lord y lady K. Ellos fueron los primeros personajes con los que empecé a trabajar la erótica que trabajo hoy en día. Pero mis especiales, Bastian y Violeta, de Las flores de Violeta. 

¿Cuál de tus historias reescribirías?
¿Todas? Jajajaja 

¿Cómo llevas las críticas?
Como mejor puedo

¿Qué es lo peor que han dicho de una de tus novelas?
Que son eróticas. Me da la sensación de que dejan de lado el resto de la historia por lo que consideran un exceso de sexo. 

Por último, dime qué fetichismo tienes…
Los trajes de tres piezas. 


Ahora solo te pido que tires de creatividad y me des una lección de escritura creando un microrrelato erótico con tan solo 50 palabras, ¿eres capaz?

Desnúdame. Deja a un lado la contención, sin prejuicios, sin límites. Provócame, déjame sin habla, erízame la piel, empáñame hasta las entrañas, castígame con tu inquietud, tira de mí con ímpetu. Déjate de sutilezas, retoza sin consideración, llévame hasta ese deseo que tienes por estandarte. 



Sin mucho más que decir, y agradeciendo enormemente a Paty su paciencia al responder todas mis preguntas, me voy pensando que conozco algo más a esta autora que espero (y deseo) me siga sorprendiendo y conquistando con sus historias. No me importaría nada leer algo en el Imperio Romano y me quedo con el microrrelato como si fuese un regalo y lo guardaré en mi rincón de los recuerdos.



#PatriciaMarín #Paty #eróticadelabuena #unmillóndegracias
#SeMeHaOlvidadoPreguntarPorGabriel





Comentarios

  1. Una entrevista completita! Y superfan del Hashtag #SeMeHaOlvidadoPreguntarPorGabriel Yo añado #YPorConstantine <3

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Mireia. Es un placer que me leas.

      Un beso

      Eliminar

  3. No es ningún secreto mi debilidad por Paty, tanto en el plano personal como en el de escritora, pero es que creo que tiene un don y se merece triunfar en este mundillo.
    Estupenda entrevista, Carmen
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es ningún secreto, y ella tiene esa misma "debilidad" por ti ;)
      Gracias por leer la entrevista y por comentar.
      Un beso

      Eliminar
  4. Muy muy muy buena entrevista, me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Noe... cuando leo tus comentarios parece que los escribe él ;P

      Eliminar
  5. Gracias por la entrevista,aún no conozco la pluma de la escritora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yennely, anímate, creo que te gustará como escribe

      Eliminar
  6. ¡Hola! La verdad es que no conocía a esta autora, pero me ha gustado muchísimo tu entrevista, así que me he animado por leer algo de ella. Así que espero hacerlo pronto, además que tengo tiempo sin leer nada erótico, así que veamos que tal me va con algo de ella.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te animes con sus novelas. Si te gusta la literatura erótica estoy convencida de que te gustarán.

      Gracias y saludos

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7

Caen estrellas fugaces - SORTEO #6

A contrarreloj - SORTEO #3

La lucha de Jan - SORTEO #12

Instante - SORTEO #2

Beatriz Manrique - SORTEO #8

Inmisericorde - SORTEO #10

El señor Wolf y la señorita Moon - SORTEO #11

Desde el alma - SORTEO #5