Meghan & Harry. En libertad, de Omid Scobie y Carolyn Durand

Fecha de publicación: 12/8/20
Nº de páginas 368
Tema Biografía personajes realeza
Colección Biografías y memorias
Sellos HarperCollins

Por fin todos los detalles de la increíble historia de Harry y Meghan contados por dos periodistas especializados en los entresijos de la familia real británica que han seguido los pasos de la pareja desde el inicio de su relación, pasando por su revolucionaria boda, hasta el anuncio inesperado de su desvinculación de la Casa Real para recuperar el control sobre sus vidas.
Basado en entrevistas exclusivas y escrito con la participación de personas allegadas a la pareja, En libertad es un retrato sincero, cercano y delicioso de una pareja segura de sí misma, moderna e influyente que no teme romper con la tradición para abrir un nuevo camino alejado de los focos y construir un legado humanitario que contribuya a mejorar nuestro mundo.
En libertad va más allá de los titulares para revelar detalles desconocidos de su noviazgo, su matrimonio y su vida tras los muros del palacio, y disipar los numerosos malentendidos y falsedades de los que han sido objeto Aunque los duques de Sussex han generado cuantiosos titulares—desde su compromiso matrimonial, su boda y el nacimiento de su precioso hijo, Archie, hasta su inusitada decisión de renunciar a sus funciones y privilegios oficiales y desvincularse de «la Empresa», como se conoce a la Casa Real británica—, son muy pocos los que conocen la verdadera historia del príncipe Harry y Meghan Markle. En esta biografía definitiva, Omid Scobie y Carolyn Duran abordan las habladurías malintencionadas, los rumores dañinos y los comentarios a menudo racistas de la prensa para poner al descubierto la verdad sobre la relación de Meghan con la familia real —incluidas la reina Isabel y la duquesa de Cambridge—, la historia oculta tras las «desavenencias » de Harry con su hermano el príncipe Guillermo, la ruptura de Meghan con su padre y el deseo de los duques de llevar una vida independiente y preservar su intimidad distanciándose de la toxicidad de la prensa sensacionalista.

El objetivo de este libro era hacer un retrato fiel de Meghan y Harry, una pareja a la que a menudo se ha retratado de manera inexacta y que ha sido víctima de intereses espurios.

Seamos realistas, para que te llame la atención este libro o bien eres un apasionado de las casas reales o bien eres británico. Yo lo veo así. Yo no soy ni una cosa ni otra. De hecho, poco conocía yo antes de esta pareja, más allá de que se casaron hace unos años, que fue algo polémico ese matrimonio, que tenían un hijo y que habían renunciado a todos sus derechos dinásticos y de sucesión. Hablaros de todo lo que en el libro se cuenta, sin tener como punto de partida todo lo que se ha dicho en los medios en todos estos años, casi me parece hasta algo vacío, así que, simplemente, voy a intentar expresar qué me parece el libro, narrativamente hablando, y qué saco yo en claro de su contenido y de su intención.

No os descubro nada si digo que, lógicamente, esta novela busca llevar al lector una visión global, sesgada y tendenciosa de varios hechos que marcaron la relación que hay entre ellos desde que se conocieron. Los términos «sesgada» y «tendenciosa» no los entendáis como algo peyorativo, sino más bien descriptivo. Es así porque «el otro lado», teniendo en cuenta que en todo esto no hay solo dos, sino que tendríamos uno por cada miembro de la familia, es el que se ha ido viendo en los medios durante los últimos años, así que sí, este texto es parcial y busca que entendamos y empaticemos con Meghan y Harry.

Por norma, ningún miembro de la familia real británica tiene permitido autorizar oficialmente una biografía. Pese a todo, Carolyn y yo hemos podido tener amplio acceso al círculo más íntimo de la pareja: amigos, asistentes de confianza, funcionarios destacados y numerosas personas del entorno privado de los Sussex.

Mientras leía, sin conocer con anterioridad nada de lo que me estaban contando, me daba cuenta que, en cierta manera, el texto mostraba el vaso medio lleno. Me enseñaba la parte buena de las cosas sin dejar de lado ciertos episodios negativos, pero contados de una manera más positiva. El cuento de hadas de dos personas que coinciden, se conocen, se entienden, comparten sueños, se enamoran, rompen esquemas y acaban no encontrando su sitio en su propia realidad.

No puedo decir que no haya sido interesante, porque sí lo ha sido. Me he dado un paseo por la vida de Harry y Meghan, siendo una lectora ajena a la parte anterior, por lo que las polémicas a las que se hace referencia en todo el libro no han sido tales para mí. No conozco la historia y no sigo a la familia real británica como para entender lo que se dijo sobre un gesto de Meghan o sobre la ausencia de otro miembro de la casa real. Para mí, en un tono demasiado periodístico para lo que me gusta cuando leo memorias o biografías, he conocido el camino que dos personas han recorrido en su relación, aderezado por «testimonios cercanos a la pareja» y por guiños a un amor joven y desprendido. Así, sin más.

—La vida consiste en anteponer las necesidades de los demás a nuestros propios miedos —le dijo.

La joven estudiante regresó al comedor social.

—Esa idea me ha acompañado desde entonces —afirmaría Meghan posteriormente.

He echado en falta parte del trabajo institucional en torno a las relaciones comerciales que alguien de la casa real, como era Harry antes, realizaría. Todo su trabajo en este libro se centraba prácticamente en el entorno de las ONG's y proyectos de este tipo, buscan alabar y engrandecer el carácter altruista de estos personajes. No hablo de ellos como personas sino como personajes socialmente mediáticos y gubernamentalmente esenciales. Me ha falta algo más de realidad y de contexto externo.

Por otro lado, he notado cierta exageración a detallar partes íntimos de momentos importantes de ellos, como la ropa que llevaba, qué había cocinado, cómo era su casa... Si lo que se busca es conocer a esta pareja desde dentro, no me interesa saber el color que predominó en el baby shower, prefiero acercarme a ellos, en esos momentos, bueno y malos.

Si bien su último encuentro se había dado en un ambiente mucho más formal, esta vez se trataba de disfrutar de una comida de domingo, ellos dos solos.

—Sin títulos —dijo un asistente—. Solo abuela y nieto.

Hay un uso excesivo, aumentando el carácter periodístico del texto, de coletillas como «erróneamente se dijo», «erróneamente se comentó», «con equivocación se puso»... constituyendo el libro en un compendio de justificaciones que, para mí, pueden ser ciertas pero yo hubiera agradecido que se mostraran de otra manera. 

Harry estaba dispuesto a aceptar que Guillermo y él eran muy distintos. Guillermo estaba casado con la institución monárquica y desempeñaba un papel muy determinado dentro de ella, mientras que él podía seguir su propio rumbo.

Dejando a un lado todos estos apuntes, y tal y como os he indicado, ha resultado una lectura interesante, porque me ha acercado a la vida de una pareja y su forma de entender su relación con los medios y con los demás, para acabar llevándose algo de mi empatía, no lo voy a negar, y entendiendo ese paso final que dan. Además, buscar la humanización de un personaje como Harry, siempre en los medios como hijo de Diana, ha sido un añadido importante a esta lectura.

Racismo, guerras, naturaleza, sostenibilidad, juventud, pobreza... son muchos los temas que se tocan en el libro, como si fueran parte del life motive de esta pareja

En Inglaterra, el racismo se concreta a menudo en la cuestión de quién es auténticamente británico. Puede manifestarse en sesgos sutiles o en microagresiones como la que cometió cierto funcionario de palacio al decirle al coautor de ascendencia interracial de este libro «No me esperaba que hablaras así», o como en ese titular del Daily Mail que proclamaba Cuidado, Meghan: los británicos preferimos la verdadera realeza a la realeza de la moda.

Si no buscas unas memorias, ni recrearte en un texto maravilloso y enriquecedor, sino que te apetece conocer un poco más de todo lo que ocurrió, de cómo son Harry y Meghan, de lo que les ha marcado en su vida, de los caminos que recorrieron hasta conocerse, de su relación con la casa real, de su familia y de sus decisiones, adelante. No es una mala opción. Es un libro que se lee de forma muy fluida, rápida y mantiene tu interés, como cuando lees un artículo de investigación periodístico, solo que este es algo más extenso.




Comentarios

  1. Como cotilla que soy y con el morbo del asunto, cadí me tienta, pero la verdad es que tengo mucho para leer y no quiero apuntar algo que no me interese realmente. Entiendo perfectamente tu posición respecto al libro. Creo que sería la misma que yo tendría. Te confieso que estoy viendo que "The crown" (poquito a poco, a ratos sueltos) y estoy pasándolo en grande.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Este libro no me llama la atencion, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Carmen. Este no me lo llevo anotado de momento, pero te confieso que yo nunca digo un no rotundo a una lectura y por ello puede que más adelante me decida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me lo ofrecieron pero es que no me veía yo leyendo toda una novela sobre dos personajes que no me interesan. Alguna noticia suelta por internet, pues vale, pero todo un libro como que no.
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

Me olvidé de mí

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog