El crimen del Liceo, de Fernando García Ballesteros

Autor: Fernando García Ballesteros
Idioma: Español
ISBN: 9788417626099
Páginas: 320
Encuadernación: Rústica con solapa
Fecha publicación: febrero 2020

Un asesinato en mitad de una fiesta burguesa, muchos sospechosos y un único culpable al que el inspector Requesens tratará de descubrir.
Barcelona, 1909. Durante un fastuoso baile de máscaras en el Liceo, Victoria, condesa de Cardona, aparece asesinada. Tiene una herida mortal en la cabeza y en la mano un valiosísimo rubí desaparecido tiempo atrás. No será la única muerte en el Gran Teatro. El inspector Ignasi Requesens se pone al frente de la investigación, pero nadie parece haber visto nada. Nobles, coristas, empresarios, vividores, tra- moyistas, madames, bastardos, médiums y arribistas... La Barcelona de principios del siglo XX, con sus luces y sus sombras, des- fila por las páginas de esta novela enigma que, más allá del misterio de la muerte de la condesa, nos adentra en aquellos convulsos años en los que Barcelona fue conocida como «la Rosa de Fuego». Por supuesto, nada es lo que parece, y a pesar del silencio de los implicados, Requesens llegará hasta el final y comprometerá el buen nombre de algunas importantes familias barcelonesas. ¿Le permitirán desvelar la verdad tras la muerte de la condesa de Cardona? ¿Quién está detrás de la desaparición del rubí y de las muertes ocurridas en el Liceo? ¿Quién era realmente Victoria de Cardona y qué secretos ocultaba?


Una novela de investigación e intriga policíaca ambientada a comienzos del siglo XX en la ciudad de Barcelona, con muchos personajes y situaciones diversas que nos llevarán hasta la resolución del crimen y las consecuencias del mismo. Esta sería, de forma muy escueta, mi manera de decir de qué va, pero me dejaría algo muy importante fuera de esta definición: el Liceo. El Liceo no es únicamente el lugar donde se produce el asesinato de la enigmática y conflictiva duquesa de Cardona, también es el escenario de un mundo propio dentro de la ciudad, donde viven y conviven personas de diferentes clases sociales, con sus pequeñas historias detrás; un mundo en el que el amor a la música y a la escena nos lleva a una época de descubrimientos, esos maravillosos años de comienzos de siglo, con sus aires de modernidad, con el librepensamiento y su choque con las tradiciones más arcaicas, y las luchas de clases, así como los conflictos políticos. 

La condición humana. La depredación, el hombre blanco como el más feroz animal encima de la tierra. Y él había formado parte de todo eso. En el horizonte llameaba la guerra de Marruecos, tal vez llameaba la ciudad entera. Requesens sabía que aquello no acabaría bien. Pero aquel día no le importaba.

Puedo deciros que uno de los puntos fuertes de este libro es la ambientación, que consigue meterte tanto en la historia que te ves paseando por esas Ramblas, esas callejuelas, ese puerto, esos barrios marginales, esas viviendas modernas y, sobre todo, por dentro del Liceo y todo lo que le rodeaba, con sus diferencias sociales, con su club, con la escuela, con sus modistas, sus músicos, sus mozos, sus actrices. 

Arte y anarquismo están más ligados de lo que la gente cree. La sociedad no es una pirámide como habitualmente se describe, abajo los pobres de solemnidad y arriba los ricos. Es más bien un círculo en el que la aristocracia y el lumpen se tocan. Putas y condesas, maricones y gangsters, les gusta mezclarse entre ellos porque en ese círculo cerrado se solapan. Tienen muchas cosas en común, son transgresores y divertidos porque no tienen nada que perder.

Además, políticamente las luchas de poder entre grupos estaban en su punto más alto: catalanistas, republicanos, monárquicos, anarquistas... 1909 fue año convulso en Barcelona; en verano Barcelona ardió, literalmente. Esto no forma parte de esta historia pero se nota en el ambiente.


—Solo soy un hombre que perdió una guerra. Volví más muerto que vivo a Barcelona, me recupere, fui a Marruecos. Me enamoré. Fui correspondido. Me casé. Tuve un hijo. Y lo perdí hace poco. La historia de un hombre cualquiera, varias perdidas y alguna alegría.

Ignasi Requesens es el investigador que irá destripando poco a poco todo lo que da de sí este caso. He llegado a pensar que tiene una historia anterior por algunas de las referencias a un caso resuelto que demostró su buen ojo para resolver casos complicados, algo poco habitual para la época, por su manera limpia de hacer las cosas. Ex-militar, casado con una enfermera, hijo de un profesor de música, con el que convive, padre de un niño fallecido, íntegro, educado y firme defensor de la verdad. Un personaje que gusta, que atrae al lector, al que se le respeta por lo que hace.

Era discreto, sabía guardar las formas, sus rasgos resultaban a primera vista a los severos, aunque agradables, y cada uno de ellos parecía revelar una cualidad de su carácter: honradez, fortaleza, justicia y paciencia, así como ciertas ideas abstractas sobre trabajo y esfuerzo.

Me he encontrado muy cómoda leyendo lo que el autor quería contarme, disfrutando de cada página del puzzle que se iba completando poco a poco, de los colores de la ciudad, de los personajes que me presentaban y de un momento de la historia de España del que yo sé poco. Al principio, las pequeñas pinceladas o incursiones de hechos ajenos al propio Requesens confieso que me molestaban, como lectora egoísta que soy, porque yo quería seguir la investigación de la mano del inspector, descubriendo todo a la vez que él, y no era eso lo que el autor había decidido. Al final, lógicamente, he sido consciente de que la manera del autor de mostrar al lector es la adecuada para comprender mejor todo lo que rodea a los personajes, para acercarme más a la España de comienzos de siglo y, por tanto, para disfrutar más, bajo la máxima de que cuánto más sabes, mejor juzgas y mejor aceptas.

... su obsesión era el Liceo. Algo debió de pasar allí, más allá de su pretensión de meter mano en el lugar que simboliza a la clase social que al principio la rechazo, yo tengo esa convicción. Algo más concreto, no sé... si quieres saber qué la mató debes averiguar quién era ella. Que muriera en el Liceo no creo que fuera una casualidad.
-Un escorpión siempre será un escorpión -dijo Santiago Castejón

La historia me ha gustado mucho: me ha gustado la procedencia del crimen, de los personajes, con ese Barcelona que daba fiestas y se relacionaba con intelectuales, filósofos, políticos y literatos, y con ese Barcelona oscuro, criminal y sucio, el de los bajos fondos, el de la parte mala; me ha gustado el propio Requesens diciendo que la vida son dos tristezas y una alegría (magnífica frase, y cruelmente cierta); me ha gustado el equilibrio que hay entre ciudad, política, estructura social, arte, personas, pasado y descubrimientos; y me ha gustado, sobre todo, que cuando yo creía que ya tenía todo claro, un giro de la trama me ha descolocado lo suficiente para mantener mi atención más activa, justo en ese momento en el que toda la acción se precipita.

Cuando yazga, yazga en la tierra, que mis errores
no causen cuitas a tu pecho.
Recuérdame, pero ¡ah! olvida mi destino.
Recuérdame, recuérdame, pero ¡ah! olvida mi destino.


En resumen, una novela para lectores que disfruten evocando otras épocas no tan lejanas, recordando e imaginando, y descubriendo el porqué de un asesinato con todos sus secretos. Una gran novela y una buena lectura, sin duda.







Comentarios

  1. La sinopsis de esta novela me atrajo mucho, y lo que nos comentas en tu reseña confirma que es una lectura apetecible. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Buena lectura, y buena reseña!! Sueños a medida de Nuria Pradas, si no la has leído creo que podría gustarte, situada en Barcelona en los años veinte y hasta pasada la guerra civil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Pues tiene buena pinta Carmen, lo tendré en cuenta, besos y buen post

    ResponderEliminar
  4. Estoy leyéndolo. Y me está gustando mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Sin duda, tiene una pinta estupenda. Ya sabes que me gusta mucho este tipo de libros
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Unlimited

Entradas populares de este blog

Piso para dos, de Beth O'Leary

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Me olvidé de mí

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018