La buena esposa, de Meg Wolitzer


Colección: Contemporánea
Número colección: 35 
Traducción: Enrique de Hériz 
Encuadernación: Rústica
ISBN: 97884-90654781 
Páginas: 272

Joan Castleman acompaña a su marido, un famoso escritor norteamericano, a Helsinki, donde recibirá un prestigioso premio literario. Pero ya en el avión nos enteramos de que ha decidido dejarle: está harta de él y de su egolatría. Al mismo tiempo empieza a rememorar cómo lo conoció en la universidad cuando era uno de sus profesores, sus cuarenta años de matrimonio y todos los sacrificios que ha hecho anteponiendo las necesidades de él a las suyas propias.
En un texto muy ágil, típico de Meg Wolitzer, se van desarrollando a la vez la historia del triunfo literario de Joe y la de su pasión por las mujeres. Destaca la agudeza con la que la autora describe el ambiente literario, con sus envidias y sus traiciones. Esta visión intencionada y penetrante, junto con la elaborada voz en primera persona, convierte La buena esposa en una novela original, ágil y de singular interés.

No conocía esta historia ni había oído hablar de la película protagonizada por Glen Close y estrenada en 2017, así que me adentré en ella solo porque su sinopsis me intrigó. Todo un acierto arriesgarme porque se ha convertido en una de mis mejores lecturas de este año, tanto por la historia en sí, que me ha gustado muchísimo, sino también porque a través de la única voz del texto, Meg Wolitzer ha conseguido que me sienta unida a esta narradora, a su vida, al ambiente en el que se mueve, a sus decisiones, y todo como si fuese yo misma para luego, al final, acabar juzgándola. Me ha parecido muy inteligente ese juego conmigo como lectora

Comienza con Joan y su marido en un avión hacia Islandia donde él va a recibir un premio literario muy importante, que se equipara con los premios Nobel. Joan toma la decisión, en ese momento, de separarse de su marido, después de tantos años, después de tantos caminos. A partir de este punto, iremos acompañando a Joan en sus recuerdos, en sus errores, en lo que les ocurre en suelo islandés, hasta el final. 

Íbamos directos hacia el final de nuestro matrimonio, hacia el momento en que conseguir y arrancar de un tirón las dos clavijas del enchufe, para separarme del marido con el que lleva viviendo tantos años.
Curiosamente es un texto bastante directo y en parte frío; es inteligente, sincero y psicológicamente muy interesante, tanto por ella como por él. Tiene hasta un poco de humor, mezclado con sarcasmo e ironía de vez en cuando. Añade crítica a la parte de la creación literaria menos conocida; tenemos un matrimonio de un escritor de éxito, su relación con otros escritores, las envidias, los halagos y el proceso de documentación.

Los libros marcan la vida de los dos y están muy presentes en todo el texto. La literatura les une y constituye la base de su relación. Son los libros que rodeaban al escritor antes de llegar a esa parte, a esa meseta ya de su vida, que es cuando le dan el premio, que a mí como lectora, que sabe que tiene muchas carencias, me ha incitado a buscar nuevas lecturas.

Sus párpados tenían una cualidad violácea, casi translúcida, que los hacia parecer incapaces de mantener el mundo a oscuras. Tal vez eso fuera de escritor: poder ver incluso con los ojos cerrados.
Muy literario y a la vez muy pragmático; quizás, demasiado pragmáticoEs como si nos contara cómo son las cosas quitando la parte romántica, aunque queda un poso ahí que a mí me vale. Yo quiero leer por encima de las palabras de ella para creer.


Pertenezco a la clase de los que se pasan el día sentados como esclavos y confían en que alguien les conceda el mérito de su esfuerzo. Pero hay algo que es importante recordar, señorita Ames: en la vida, nadie reconoce el esfuerzo.
La novela es la confesión absoluta de una mujer como si fueran sus memorias pero buscando un fin; en parte es su íntima justificación a todo. Son los deseos y anhelos de esa mujer, que primero fue mujer pero para quién ser esposa pesó más. Intuyes hacia dónde te lleva todo, no es una sorpresa realmente pero es necesario caminar todo el proceso para entender ese final. Creo que es un texto que cuestiona la relación hombre-mujer desde diferentes perspectivas pero aportando la fuerza y decisión a ella

Puede llegar a ser tan frustrante lo que está contando que entiendes su decepción ahora que está en esa madurez que ocurre cuando ha pasado parte de su vida porque ella lo has elegido así, nadie la obligó. Se tomaron decisiones libremente y quizá de una manera egoísta, aunque ahora se muestre cierto arrepentimiento. Es fácil caer en la crítica de la parte más obvia pero lo maravilloso de esta historia es ir deleitándote con esa manera que tiene la narradora de desmigar su vida llevándote a ese porqué, y haciéndote pensar

Es su manera de ver el mundo, se ponía fin a los malos matrimonios, igual que a los embarazos no deseados. Ella no sabía nada sobre aquella subcultura de mujeres que se quedaban, mujeres sin una explicación lógica para su lealtad, mujeres que aguantaban porque aguantar era el ejercicio en que se sentían más cómodas, el que de verdad les gustaba. Ella no entendía el lujo de lo familiar, de lo conocido; la misma joroba que aparece bajo la ropa de cama, los mismos pelos que asoman por la oreja. El marido. Una figura contra la que nunca luchabas, sobre la que no te imponías, si no que te limitabas a vivir a su lado una estación tras otra hasta que el tiempo se amontonaba como los ladrillos empapados de espeso mortero. El muro del matrimonio se alzaba entre los dos, convertido en lecho conyugal, y te tumbabas en él, agradecida.
Es un libro que te permite muchos caminos de interpretación. Implica tantas cosas sobre la realidad de una vida que sería interesante hablar con alguien que la haya leído porque, aunque podríamos hacer referencia al feminismo inicial de una mujer que no buscaba ser feminista pero que se ahogó voluntariamente en la sombra de su marido, sombra que ella creó colocando el punto de luz, lo curioso es que sea tan diestra como para conseguir apuntar y dar en la diana. Habla de la hipocresía, de la creación literaria, de la hipocresía de la vida, de los distintos camino que se pueden tomar, de los sentimientos, del vacío de lo que puede llegar a significar la familia. La he disfrutado muchísimo.

Termina con un giro final no tan sorprendente aunque sí algo inesperado por el cierre con el que se concluye el texto. La escritora ha construido una magnífica historia alrededor de una mujer, su vida matrimonial e íntima, con sus éxitos y fracasos, y las consecuencias de sus decisiones. La autora ha sabido plasmar una realidad social y cultural muy importante, desde esos años 60 en adelante hasta la actualidad, en la que se establece ese tira y afloja en un matrimonio, aceptado por los dos. Las reglas son consensuadas y solo cuando uno de ellos las rompe, viene el conflicto, la decepción, y la realidad de las consecuencias.




Si te ha gustado, sigue mi blog 




Comentarios

  1. Hola, Carmen. He visto la película, pero no he leído el libro y ya al tener tanto pendiente creo que lo dejaré pasar. Aunque ya sabes que si llega a mis manos no me resistiré.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola, tengo la película pendiente de ver ya que está en Netflix. Con referencia a la novela, he leído más de una reseña positiva y la verdad es que me llama mucho la atención, quizás le de una oportunidad.

    ResponderEliminar
  3. ¡Holaaaa!

    Vi la adaptación al cine pero he de decir que me dejó algo fría. Es como si me pasara toda la película esperando un clímax que al final nunca llega. Parece que el libro tiene mejor pinta, por lo que veo profundiza mucho en todos los aspectos y eso es algo que la película no consigue, así que no descarto leerlo ^^

    ¡muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Carmen
    Compré el libro cuando salió publicado porque me llamó la atención. Lo tengo esperando en la estantería y he leído varias opiniones sobre él que, en lo básico, coinciden bastante con tu reseña. Lo cierto es que espero leerlo en las próximas semanas, quizá ahora que se presenta la jornada intensiva en el trabajo y espero tener más tiempo para leer. Mil gracias por tu reseña. Siempre es un placer leerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. No me termina de llamar mucho Carmen, pero muy buen post guapa

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Primer sorteo del blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Tres sorteos para celebrar el verano

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1

El juego de la inocencia - SORTEO #7