El aspecto del diablo, de Graig Russsell

Publicado por Roca EditorialI
SBN: 9788417305888
Colección: Thriller y suspense
Páginas: 432
Formato: Tapa dura
Fecha de publicación: 06-06-2019

1935. Mientras Europa se prepara para una guerra funesta, seis homicidas dementes, conocidos como «Los Seis Demonios», se encuentran confinados en un manicomio en un castillo de una zona rural de Checoslovaquia. Cada uno de estos pacientes tiene su propia historia que contar, todas ellas tan oscuras como perturbadoras. Utilizando nuevas técnicas revolucionarias, el doctor Viktor Kosárek, un joven psiquiatra, tiene la misión de desentrañar los secretos de sus asesinatos.
Al mismo tiempo, un asesino en serie apodado «Delantal de cuero» en los periódicos va dejando un reguero de asesinatos por toda Praga. Eludiendo continuamente a sus perseguidores, todo parece indicar que estos perversos crímenes los hubiese cometido el mismo Diablo.
¿Cuáles son los nexos entre este terrible asesino y los presos dementes en el castillo de las Águilas?
Solo el Diablo lo sabe. Y depende de Viktor hallar la verdad.

Aunque me la están vendiendo como elegante e ingeniosa, para mí, esta novela es un thriller, sin más, como otros muchos, cuyo valor radica en el juego psicológico que podría haber con el lector y la fuerte ambientación histórica que marca y envuelve lo que estamos leyendo.  Ambientada a las puertas de la II Guerra Mundial, en una joven república como es Checoslovaquia, llena de culturas, naciones, pensamientos, idiomas, religiones y todos los miedos y odios que esto conlleva, la historia viene envuelta en un halo de misterio, o incluso de terror, por esos Seis Diabólicos y sus testimonios, que acrecientan la sensación de claustrofobia que podemos sentir en el castillo medieval donde se encuentra el psiquiátrico, eje central de ese miedo y esa maldad.

La primera parte es casi como una presentación de las tramas, más que de los personajes, porque a partir de ese momento nos centraremos en la historia por la que nos lleva cada jugador que participa en esta intriga hasta llegar al final, sorprendente o no, depende del lector, eso sí. 

Un elemento muy importante, como ya os he dicho, es el castillo, el lugar donde se sitúa el hospital cárcel; mezcla antigüedad, Edad Media, leyendas, maldad, frialdad, muros, maltrato, ignorancia, piedra e, incluso, secretos. En un primer encuentro con este tétrico y frío lugar, el narrador se para a describir cómo son las habitaciones, las sensaciones que el ambiente produce, y eso influye también en el ánimo del lector como si de una banda sonora se tratase
Era un bonito lugar, sin ser excepcional, con más o menos el mismo aspecto que habría tenido hacía dos siglos. Checoslovaquia estaba llena de aldeas y pueblos como ese: en el corazón de Europa, pero aislados de él por una represora envoltura de bosques, tradiciones y provincianismo. Todos se conocían. Las familias del pueblo, tal como le había contado Románek, habían vivido en él generación desde tiempos inmemoriales. A Viktor le asaltó una leve claustrofobia cultural que le hizo añorar el ruido y el bullicio de Praga, las anónimas caras de los conocidos. Tenía esa sensación, y lo sabía, porque había crecido en un pueblo parecido.
Viejas supersticiones, vieja historia, persecución por parte del cristianismo al paganismo eslavo, caza de brujas... en resumen, el diablo, siempre el diablo.

Lo más desconcertante de la habitación era la paciente. La locura, incluso la más violenta, puede habitar en cualquier tipo de portador; no existe el lunático típico.
El narrador va mostrando un abanico de posibles asesinos o culpables, todo alrededor del demonio, de su espíritu, que no sabes si es algo físico, real, o solo algo que acecha a las mentes perturbadas. Se van soltando pinceladas para hacernos dudar.

Enseguida vemos dos personajes centrales: un doctor en psiquiatría, joven, que va a trabajar en un psiquiátrico, y un inspector de policía que está investigando los asesinatos del llamado Asesino del Delantal.

Pronto descubrimos que el joven Viktor lleva su propio via crucis, que en parte es lo que define sus miedos y lo que le llevó a formarse como psiquiatra. Se nos muestra a un Viktor inexperto en algunos momentos, soberbio y nada temeroso; le acompaña una ayudante, hija de un reputado psiquiatra, judía, luchadora, y que a veces ejerce como contrapunto a Vicktor, siendo su confidente y su canalizadora. Además, tenemos la trama de los asesinatos en Praga, y la intriga que rodea a esa investigación, y, como sobrevolando todo, la maldad del diablo.
En Checoslovaquia había casi tres millones y medio de sudetes, en su mayoría en Bohemia, Silesia y Moravia. Las elecciones de aquel año, el Partido Alemán de los Sudetes había conseguido tener la mayor representación tanto en el Senado como la cámara de diputados. Los nacionalsocialistas de la vecina Alemania habían fundados ese partido y mantenían relaciones estrechas con ellos y las ideas que representaban. La oscuridad a través de los árboles, tal como los definía Viktor.
Manteniendo ese tono de thriller, la intriga se sostiene por saber de dónde viene esa maldad que desemboca en cada asesinato, estando muy patente el tema del nacionalismo alemán, en contra de los judíos, de los tullidos, de las minorías, y este clima como caldo de cultivo para que fermente la maldad. Hay una base histórica muy interesante que acompaña también a la lectura e intensifica la intensidad de esa banda musical silenciosa pero necesaria para disfrutar de la lectura.

Puedo deciros que he notado cómo se le daba importancia a la forma de contar los hechos, que se van precipitando poco a poco. Tenemos en cierta manera dos partes paralelas que tienen relación porque transcurren de manera simultánea, con personajes comunes; por un lado los asesinatos que se están cometiendo en  la ciudad de Praga y por otro lado el trabajo de investigación que realiza Viktor con los Seis Diabólicos. Quizá podríamos verlo todo como una especie de juego con el lector; nos va dejando pistas, te puedes imaginar por dónde van los tiros, pero tú debes decidir si te crees lo que lees o no


No me ha parecido una lectura agobiante, no ha llegado a resultarme desagradable lo que cuenta a pesar de que son temas escabrosos. Todo lo que rodea a esta novela transmite angustia, oscuridad, miedo, maldad, y cuando la estás leyendo no llega a ser tal. Tengo que decir que mientras leía intuía por dónde iba la historia encaminada, pero la duda estaba ahí y era precisamente lo que te hacía seguir leyendo.
—Cuando la ciencia no puede explicar un fenómeno racionalmente, la superstición la explica de forma irracional. Eso no implica que el fenómeno sea menos verdadero.

—¿Y crees que ya tenemos esa naturaleza diabólica?—Sí. Al igual que Jung, creo que las religiones, los mitos y las supersticiones provienen de arquetipos compartidos. Que todos tenemos una parte que queremos negar y que, sin embargo, es de la que provienen todos nuestros sueños y pesadillas, donde residen nuestros instintos y la creatividad. Y en ella toman forma nuestras culturas, en las historias que nos contamos. Cómo las historias sobre el diablo. El diablo no es un ser, solo es uno de esos ingredientes universales. El diablo habita, oculto, en todos nosotros.
Está muy bien escrito y construido. Como ya habréis notado por mi opinión, una de las cosas que más me gusta es esa ambientación que consigue: colocar la historia casi al comienzo de la II Guerra Mundial, y en Checoslovaquia, con su diversidad, junto con los Sudetes, con el radicalismo nacional y con la idea de la supremacía nazi  y el miedo de lo que se avecinaba, de lo que estaba por venir, ha hecho de la lectura algo mucho más interesante. El origen del mal se coloca entre esos miedos entre la realidad y la ficción, con lo que puede implicar esa II Guerra Mundial, llena de maldad, y el juego con la doble naturaleza de las personas, y que todos somos capaces de hacer algo bueno y algo malo, es un buen trabajo, lógicamente literario.

Da la impresión de que va a ser algo desagradable de leer, algo que pone al límite tu percepción, pero no es así, por lo que creo que se puede recomendar de una manera cómoda a cualquier persona que le guste la intriga, el thrillerAunque realmente no llega a sorprender del todo el final de esta historia, el libro sí que consigue envolver toda la lectura de oscuridad y angustia, llevándote por donde te quiere llevar. 





Comentarios

  1. No miro, no miro, no miro, que lo estoy leyendo ahora mismo y estoy en la segunda parte, con el payaso :) Que luego leo algo y me lo llevo sin querer.
    Hablamos del libro a final de semana.
    B7s

    ResponderEliminar
  2. No me importaría leerlo, pero lo he descartado porque ya tengo mi lista de libros para el verano completa.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. hola, pues por lo que cuentas no la descarto y si se cruza caerá chao

    ResponderEliminar
  4. hola, pues por lo que cuentas no la descarto y si se cruza caerá chao. No sé que pasó y la he publicado dos veces, soy un caso

    ResponderEliminar
  5. Me sigue llamando mucho la atención la ambientación (Praga, el castillo... es que me llama un montón), que además es lo que tú más has dsifrutado, pero veo que tú bajas el libro un poco del pedestal en el que estaba y eso me gusta. Creo que lo disfrutaría mucho, pero me queda claro que es un thriller sin más :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  6. No pinta nada mal Carmen, y la portada no sé que tiene pero me gusta bastante, muy buen post y buen fin de semana, besos :)

    ResponderEliminar
  7. Hola! me parecio esplendida, que ambiente, por favor! pense que iba por un lado y me asombro, me encanto de verdad, saludosbuhos!

    ResponderEliminar
  8. A mí me ha gustado mucho, especialmente la ambientación. Y tienes razón, no es agobiante, se lee muy a gusto
    Besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Primer sorteo del blog

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

Historias eróticas para viudas del Punyab, de Balli Kaur Jaswal

Tres sorteos para celebrar el verano

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Nadie me ofende impunemente - SORTEO #1