Martina con vistas al mar

Comprar


Martina con vistas al mar, de Elísabet Benavent
(Horizonte Martina #1)


Sinopsis (según Goodreads)

Si te llamas Martina, llevas siempre la melena recogida, eres absolutamente cerebral...
Si te has formado para ser chef y perteneces al equipo de El Mar...
Si has sentido un chispazo al conocer a tu jefe, Pablo Ruiz, excéntrico cocinero con estrella...
Si no soportas su indumentaria hipster, pero te irías a cualquier parte si él te lo pidiera...
Eres sin dudarlo la protagonista de esta historia...
Y tu vida, tan ordenada, está a punto de cambiar.
Elísabet Benavent regresa a la ficción con una historia de amor irrefrenable, súbita, auténtica, un binomio eléctrico, una combinación explosiva que demuestra que en cuestión de amor no se puede negar la evidencia y que no depende de nosotros a quien amar. Martina con vistas al mar es la primera parte de Horizonte Martina, una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas, una bilogía llena de sorpresas que te hará vivir momentos únicos y que te conquistará para siempre. Placer para los sentidos.


Me inscribí en Nubico únicamente para poder leer este libro nada más salir, ya que el precio en digital es prohibitivo. Por el importe de la inscripción de un mes tenía acceso a este y a muchos otros (que devoré durante el mes que duró la inscripción)

Me he llevado toda una sorpresa. Reconozco que soy fan de esta escritora, pero la última de sus series no había llegado a gustarme tanto. Con Martina me ha reconquistado. No es sólo por la historia, lo que más me ha gustado es el trabajo de los personajes y la forma de contarlo.

Creo que Elísabet Benavent ha dado una vuelta más de tuerca a su manera de escribir y con la frescura a la que nos tiene acostumbrados ha sabido presentarnos a unos personajes intensos, complicados, reales, con mucho que compartir.

Esa manera de presentar la historia, unas veces desde ella y otras veces desde él, me ha encantado. Creo que esta novela me ha llegado tanto porque he sido un poco ellos, y eso ha hecho que la sintiera todavía más.

Mención especial para esos secundarios de lujo, que no son tan secundarios, y cuya historia se merece el mismo protagonismo que la de los principales. 

Estoy deseando leer el segundo


Comentarios

Entradas populares