El susurro de la acuarela, de Sofía Ortega

511 páginas
Autopublicado
La furiosa tormenta ahogaba los llantos y los gemidos desconsolados de las numerosas personas que habían asistido al entierro.
No era un mal sueño.
Una mujer joven lloraba en silencio mientras sostenía la mano de una niña de seis años, quien apretaba la suya con solemnidad. Ambas estaban perdidas. Ambas se necesitaban. Ambas debían hacer frente a su recién y cruel realidad.
La vida era injusta.
Sin embargo, en ocasiones, el destino posee aroma a regaliz rojo y destapa el simple susurro de una acuarela...


Impactante comienzo para una historia que es más un encuentro que otra cosa; es un viaje desde la desolación de Elena tras la muerte de su marido y sus cuñados, hasta el fin del camino, el encuentro consigo misma tras años perdida. La portada ya nos evoca a una mujer y a una niña, de espaldas, que caminan de la mano, la mujer con la cabeza agachada, como en son de duelo, aportando tristeza a la imagen. Ese sería el principio de esta historia, Elena tiene que intentar seguir adelante y al final acaba aceptando irse de vacaciones un par de semanas con Olivia a un lugar que no le recuerde a nadie ni a nada. Se van a Edimburgo. Ese viaje cambiará sus vidas.

Este libro es el primero de la trilogía La luz de la sombra. Aunque existe un nexo común a los tres libros, son independientes y os aseguro que autoconclusivos. En un principio pensé que este era el primer libro de Sofía Ortega pero me equivocaba. Publicó en 2012 El misterio del cálamo, con la editorial Finish Terrae Ediciones. 

No sé muy bien qué esperaba de esta lectura pero sí sé qué me he encontrado. Una historia preciosa, tierna, casi como si de un cuento se tratara entre una cenicienta, que hace tiempo se perdió a sí misma, una niña que solo la tiene a ella y que la pena ha hecho que deje de hablar, y el príncipe de reluciente armadura, que llega para hacerles la vida más fácil, para marcarles el camino hasta encontrarse y para quererlas, sobre todo para quererlas. Para mí esa es la base de esta historia, que nos muestra que a veces creemos que vivimos pero realmente no lo hacemos y que es importante amar y ser amado, a pesar de todo y con todo lo que ello conlleva. 

Aunque al principio las cosas se van sucediendo y vivimos con Elena su dolor, pronto lo que tenemos es una romántica historia de amor, que se va fraguando delante nuestro poco a poco, con instantes muy bonitos, tiernos e, incluso, intensos. 



En todo momento Ian se nos presenta como el maravilloso príncipe que todo lo puede y que a base de detalles acertados va ganando el corazón destrozado de Elena. Es verdad que él es orgulloso, directo y no acepta un no como respuesta pero para nosotros, los lectores, se queda en un hombre tierno, adorable, que huele a regaliz rojo y que sabe acariciar a Elena como debe hacerlo y cuando debe hacerlo. Tendréis que animaros a leer esta novela para saber cómo la conquista, para vivir ciertos momentos maravillosos entre ellos como el que puede conseguirse con un lápiz y una hoja de papel, o con abrazos que calman y traen seguridad, o con miradas que muestran todo, o con esas lágrimas que recuerdan lo que es el amor y el dolor.

Me ha gustado la manera que tiene Sofía Ortega de contar. Me la imagino sentada frente a su ordenador, con una taza de té caliente humeando, un jersey gordo de lana y mirando con anhelo a través de una ventana cuando deja de teclear. No sé por qué pero me la imagino con esa calma que se tiene cuando se está escribiendo algo romántico, algo sencillo, algo lleno de sentimientos. Narración correcta, adecuada, limpia, que dice lo que quiere decir y cómo lo quiere decir. Para mí le sobra algo a veces, ya que sin ser un texto excesivamente descriptivo cuenta o detalla determinados momentos que realmente aportan poco a la trama y que sin ellos las sensaciones hubiesen sido las mismas o, incluso, mejores, porque al lector hay que tratarle como un ser inteligente que ve más allá de lo que se lee. Esto es una apreciación totalmente subjetiva, claro.

Os aseguro que seguiré leyendo a esta autora. Creo y quiero ver la evolución en sus historias, en sus palabras. Estoy deseando leer El dibujo de su corazón oscuro y no lo digo por decir. Me parece que ha creado una manera de darle felicidad a quien no la tiene, de conseguir que sus personajes saquen lo mejor de sí mismos y lleguen hasta donde quieren llegar, a completar su vida... ¡madre mía, qué filosófica me he levantado esta mañana!

Bueno, pues lo dicho, si os gustan las novelas románticas, con personajes que necesitan conseguir felicidad, con momentos intensos, llenos de caricias, amor y sensaciones, si os gustan las historias relativamente sencillas, en las que es fácil enamorarse del protagonista, tenéis que leerla. Os la recomiendo.

#megustaelregalizrojo
#caricias #abrazos #teamo
#elartededibujar
#nosoynadasinti
#amor #familia #encuentro #eresloúnico
#autopublicada #autoeditada
#laluzdelasombra #tresamigos


Si te ha gustado, sigue mi blog 


Comentarios

  1. Hola!
    He leído alguna otra reseña y coincide plenamente con la tuya, una historia especial, de esas que mercen mucho la pena. Sin duda me la voy a apuntar desde ya porque ya sabes que me encantan este tipo de tramas y si además está bien contada, pues genial.
    Muy evocadora tu imagen imaginando a la autora escribiendo!!
    Lo dicho, uno más aunque sea gordito, le llegará su momento;)
    un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Cuando la estabas leyendo te dije que no me llamaba nada, pero tras leer tus comentarios he cambiado de opinión. Me lo voy a apuntar en la lista de deseos para cuando tenga menos atasco. Gracias por la reseña.

    Un besazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Prime Student

Entradas populares de este blog

El diablo también se enamora, de Eleanor Rigby

Piso para dos, de Beth O'Leary

Sólo mía, de Elizabeth Lowell (Only #2)

La solterona, de Jana Westwood #PremioLiterario2018

¿A quién teme el diablo?, de Pablo Palazuelo

Tan cerca del horizonte, de Jessica Koch

La hermana luna (Siete hermanas #5), de Lucinda Riley

El señor de la guerra, de Elizabeth Elliott

Primer sorteo del blog

El secreto de Malcom, de Kate Danon #PremioLiterario2018